null: nullpx
Tesla

Tesla podría cerrar 2016 con 90,000 autos vendidos. Promete medio millón por año para 2018.

Las promesas de Tesla enfrentan un grado importante de escepticismo entre los analistas de la industria.
5 May 2016 – 5:39 PM EDT

El fabricante estadounidense de autos eléctricos Tesla Motors, dijo estar encaminado a cerrar este año con entre 80,000 a 90,000 autos vendidos. La declaración fue hecha en el marco de una conferencia telefónica con inversionistas para anunciar los resultados financieros para el primer trimestre de 2016.

Aunque dichos resultados financieros anunciados arrojaron una pérdida, esta fue menor a la que los analistas había previsto haciendo que la acción de la compañía subiera un 5% después del cierre.

Sin embargo el anuncio que causó mayor revuelo fue el de que Tesla prometió cerrar el años 2018 con 500,000 unidades vendidas. El salto de producción estaría motivado por la fuerte demanda por su próximo Tesla Model 3, el auto eléctrico que costará 35,000 antes de generosos incentivos fiscales y que fue anunciado con mucha fanfarria el pasado 31 de marzo. Tesla dice contar hasta la fecha con un lista de espera de 325,000 personas de largo para el Model 3, cuyas primeras unidades comenzarán a ser despachadas a finales de 2017.

Sin embargo, las promesas de Tesla enfrentan un grado importante de escepticismo. Uno de los cuestionamientos más importantes ha sido el de las dificultades que conseguirá Tesla en su transición a convertirse en un fabricante a gran escala, en vista del problemático lanzamiento de la Model X, la camioneta utilitaria de la compañía. La Model X ha reportado problemas en el suministro de partes para su fabricación, de calidad, de funcionamiento y hasta de diseño.

Elon Musk, el fundador, presidente y accionista mayoritario de Tesla busca calmar a los escépticos y a tal fin mudó su escritorio al final de la línea de montaje en la planta de ensamblaje de la compañía en Freemont, California e instaló una bolsa de dormir en una sala de conferencias adyacente. Sin embargo más allá del golpe publicitario, Tesla está tomando medidas para asegurar un lanzamiento del Model 3 libre de problemas, contratiempos y retrasos innecesarios como la prohibición de hacer ingún cambios de diseño sin la consulta y aprobación del equipo de producción.

Sin embargo aún es mucho lo que Tesla aún tiene que aprender para convertirse en un fabricante masivo de automóviles, y en vista del plazo que la compañía se impuso tendrá que aprenderlo muy rápidamente. Musk parece estar consciente de esta circunstancia, cuando le dijo a los accionistas que " para nosotros es clave convertirnos también en lideres en manufactura. Es lo que obviamente tenemos que resolver para poder escalar nuestra producción rentablemente."

RELACIONADOS:TeslaAutos Eléctricos

Más contenido de tu interés