Tesla

Tesla enfrenta despidos y retrasos en la producción del Model 3

El fabricante de autos eléctricos reconoce cuellos de botella en el proceso de producción de su esperado sedán compacto.

Los empleados de Tesla, el fabricante californiano de vehículos eléctricos de lujo, fueron testigo y blanco de una ola masiva de despidos que tuvo lugar la semana pasada. Según un reporte de Reuters, cerca de 400 empleados, incluyendo líderes de equipo y supervisores, fueron retirados de sus cargos en los cuadros gerenciales del fabricante.

Tesla indicó a través de un comunicado, que los despidos fueron el resultado de una revisión de anual del desempeño de sus empleados.

Sin embargo, un empleado despedido de la línea de montaje, hablando a Reuters en condición de anonimidad, contradijo la explicación de Tesla al decir que “nunca obtuvo una evaluación mala”, añadiendo que “nadie sabe hasta que nivel llegaron los despidos”.

Uno de los posibles motivos para estos despidos es que Tesla, que apenas pudo construir 260 unidades de su esperado compacto eléctrico Model 3 durante el primer trimestre de producción del modelo, reconoció estar experimentando retrasos inesperados en la fabricación del que es considerado como su modelo más importante hasta la fecha. En una declaración a la Comisión Nacional del Mercado de Valores de Estados Unidos, la compañía dijo que “algunos subsistemas del proceso de producción han tardado más de lo previsto en activarse”.

Estos cuellos de botella en la producción del primer modelo verdaderamente masivo de Tesla no son una buena noticia para los inversionistas. Hasta ahora la fe de los capitales en el fabricante de autos eléctricos, los llevó a darle una valoración bursátil mayor que la de General Motors, compañía que en 2016 ganó 6,300 millones de dólares. Tesla aún no ha ganado su primer centavo y los analistas consideran al Model 3 como el producto que confirmará la viabilidad del proyecto.

El Tesla Model 3 cuenta con una lista de espera de más de 500,000 personas que crece a un ritmo promedio de 1,800 aspirantes diarios. Cada una de estas personas pagó un depósito de 1,000 dólares para entrar a la lista y esperan recibir su auto entre 12 a 18 meses después de hacer la ‘reservación’, periodo que podría verse afectado de persistir los retrasos.

Los miembros de la lista de espera del Model 3 pueden retirarse de la misma en cualquier momento recibiendo el reembolso de sus depósitos. Una posibilidad que puede hacerse muy real a medida en que los fabricantes de autos tradicionales presenten nuevos modelos eléctricos competitivos con el Model 3. General Motors presentará 20 modelos eléctricos nuevos antes de 2023, dos de ellos serán presentados dentro de los próximos 15 meses. Actualmente General Motors vende el compacto Chevrolet Bolt, que ya se ha convertido en el auto eléctrico más vendido de Estados Unidos a pesar de haber sido ofrecido inicialmente en solo 8 estados.

La corta pero intensa historia del Tesla Model S

Loading
Cargando galería

Lea también:

RELACIONADOS:Autos Eléctricos