null: nullpx

Alumnos en el oriente de la Ciudad de México toman clase entre las grietas del sismo (FOTOS)

La delegación Iztapalapa, en el oriente de la capital de México, concentra uno de los mayores índices de criminalidad. También es el lugar donde, tras el sismo del pasado 19 de septiembre, diversas escuelas que quedaron dañadas sufrieron asaltos y saqueos en los lugares donde improvisaron clases.
18 Sep 2018 – 04:52 PM EDT
Comparte
1/9
Comparte
Personal trabaja durante las labores de demolición de la primaria Ricardo García Zamudio, que quedó seriamente dañada tras el sismo de 7.1 Richter del pasado 19 de septiembre. Crédito: Janet Cacelín
2/9
Comparte
Los 653 alumnos de esta escuela tuvieron que esperar hasta junio de 2018 para que las labores comenzaran. Ahora seguirán esperando a que se conlcuya la nueva edificación que será, según estimaciones de las autoridades, en febrero de 2019. Crédito: Janet Cacelín
3/9
Comparte
En la colonia Ejército de Oriente, en la delegación Iztapalapa, otras escuelas toman clases al mismo tiempo que las instalaciones son reparadas. Crédito: Janet Cacelín
4/9
Comparte
En la secundaria Juan Jacobo Russeau, una grieta ocasionada por el sismo cruza el patio de la escuela. Crédito: Janet Cacelín
5/9
Comparte
Esta es una de las carpas donde varios alumnos aún continúan tomando clases a la espera de que su escuela sea reparada. Crédito: Janet Cacelín
6/9
Comparte
Los alumnos de la escuela José Palomares toman clases en estas aulas prefabricadas. Crédito: Janet Cacelín
7/9
Comparte
Los padres de familia relatan que semanas antes las aulas prefabricadas se encontraban en este deportivo, catalogado como una zona de alto riesgo. Crédito: Janet Cacelín
8/9
Comparte
Durante su estancia en este lugar, sufrieron asaltos, saqueos y compartían el espacio con personas que consumpian drogas. Crédito: Janet Cacelín
9/9
Comparte
Hasta finales de agosto había al menos 22 escuelas de la zona sin una rehabilitación completa, es decir, aquellas que no habían vuelto a sus instalaciones y las que, pese a haber regresado, tenían trabajos de reparación pendientes. Crédito: Janet Cacelín
Comparte
En alianza conCivic Science

Más contenido de tu interés