null: nullpx
Inundaciones

Revelan cómo una operadora del 911 maltrató y regañó a una mujer que quedó atrapada en una inundación y murió ahogada

La actitud de la operadora durante la llamada de 22 minutos ha generado preocupación y rechazo. El hecho ocurrió en Arkansas: cuando los bomberos la buscaban encontraron a la mujer, ya era demasiado tarde. La policía asegura que es probable que la operadora no haya comprendido la gravedad del asunto, pero no hizo nada criminalmente incorrecto.
1 Sep 2019 – 10:06 PM EDT

En la madrugada del pasado 24 de agosto Debra Stevens estaba haciendo su ruta normal de entrega del periódico Southwest Times en Fort Smith, Arkansas, cuando las crecientes aguas de las inundaciones alcanzaron su vehículo y la dejaron atrapada entre la corriente.

A las 4:38 de la mañana Debra realizó su última llamada telefónica al 911: estaba desesperada y pedía ayuda. Estuvo hablando con la operadora por 22 minutos, hasta que la llamada de pronto se cortó.

El Departamento de Policía de Forth Smith ahora está publicando el audio íntegro de la llamada y reconoció que en algunas ocasiones la operadora pudo sonar “insensible e indiferente”. Una pequeña parte de la grabación fue publicada por CNN, pero las autoridades pidieron discresión a la hora de difundir este audio, por respeto a la memoria de la víctima.


La operadora cubría su último turno en ese trabajo

Neal Martin, máxima autoridad de la ciudad de Fort Smith, dijo al periódico Times Record, el mismo que Debra repartía, que ella era una amiga de su familia y que incluso había trabajado en su campaña. Martin alabó su dedicación a la iglesia Bautista a la que pertenecía y su dedicado servicio a la comunidad y a sus amigos.

La policía de Fort Smith dijo en un comunicado que la grabación de la llamada se publicó "con gran reticencia" y debido a las solicitudes de los medios de prensa. "La grabación contiene el audio de los últimos momentos de una persona, así como la interacción entre ella y la operadora del 911", dijo la policía. "Y aunque la respuesta de la operadora a este evento extremadamente tenso y dinámico suena insensible e indiferente a veces, se hicieron esfuerzos sinceros para localizar y salvar a la señora Stevens".

La primera llamada de Stevens durante la emergencia fue a su suegra, explicó la policía. Luego marcó el 911 desde su teléfono celular. Las unidades de bomberos y de policía estaban saturadas de llamadas de personas varadas en las aguas, según el comunicado. La dificultad de Stevens para describir su ubicación y las inundaciones limitaron la capacidad de encontrarla, informó la policía. "Estoy desconsolado por esta trágica pérdida, mis oraciones están con la familia y amigos de Debra", dijo en el comunicado el jefe interino de la policía, Danny Baker.

Aric Mitchell, portavoz de la policía citado por CNN, dijo que la operadora del 911 le había enviado un aviso de dos semanas el 9 de agosto, para indicar que dejaba el puesto. Ese día estaba trabajando su último turno. La operadora del 911 puede no haber "comprendido o entendido la gravedad de la situación", pero parece haber actuado dentro de las pautas del departamento, dijo Baker a la cadena local KHBS.

"Ella no hizo nada criminalmente incorrecto", declaró. "Ni siquiera iría tan lejos como para decir que violó las políticas”, añadió Baker.

La policía de Fort Smith, sin embargo, decidió iniciar una investigación interna sobre las políticas departamentales tras este incidente, en especial, tras la polémica conversación telefónica entre la operadora y una mujer al borde la muerte.

Mira también:


El río Mississippi desbordado: las mayores inundaciones desde el 'Gran Diluvio' de 1927 (fotos)

Loading
Cargando galería
Publicidad