Florida

Descubren promontorios que parecen ser 27 tumbas en terrenos de una escuela de Florida con un oscuro pasado

Una empresa que talaba los árboles que tumbó el huracán Michael encontró "anomalías" en un lote propiedad de la Escuela Dozier para Varones en Marianna, clausurada en 2011 y donde hace seis años hallaron 50 cuerpos de niños enterrados en un cementerio.
15 Abr 2019 – 4:45 AM EDT

Después de talar árboles derribados en octubre de 2018 por el huracán Michael, una compañía que hace limpieza en la antigua propiedad de la Escuela Dozier para Varones en Marianna, 60 millas al oeste de Tallahassee, descubrió 27 "anomalías" en el terreno que podrían ser tumbas a unos 165 metros fuera del cementerio de Boot Hill de la escuela reformatoria.

La Escuela Dozier estuvo operando durante un siglo y albergaba a huérfanos o jóvenes con problemas de conducta. El instituto, ubicado en la ciudad de Marianna, fue cerrado en el año 2011 luego de recibir acusaciones de tortura, violaciones y asesinatos, una escalofriante historia de 111 años de brutalidad de la que todavía surgen imágenes vergonzosas.

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, ordenó a las agencias estatales que trabajen con los funcionarios del condado de Jackson para verificar qué se esconde bajo esos terrenos, según una carta que envió el 10 de abril al presidente del condado, Clint Pate, citada por el Tampa Bay Times.

El equipo que trabaja en los promontorios hallados realiza el trabajo de las excavaciones a mano y cuidadosamente para no dañar los restos que puediesen ser de interés a una investigación forense.

Hace seis años más de 50 conjuntos de restos humanos fueron exhumados en un pequeño cementerio en el terreno contiguo. Los investigadores cavaron tres meses, entre septiembre y diciembre, en los sitios donde el radar mostraba sombras rojas y amarillas, y encontraron más cuerpos de los que buscaban inicialmente.

La escuela abrió sus puertas el 1 de enero de 1900, y comenzaron a surgir historias inquietantes casi inmediatamente. En la época en la que fue inaugurado no había prisiones en Florida, sino campos de trabajo como éste, donde las palizas, el confinamiento, las cadenas y la segregación racial eran prácticas recurrentes de la institución.

A la escuela Dozier enviaban a los jóvenes y niños entre seis y 18 años de edad, con condenas penales por robo o lesiones. También los acusados de ausentismo escolar, los "incorregibles" y los huérfanos de 22 condados distintos de los Estados sureños de Florida, Georgia y Carolina del Sur, dice un reportaje del diario El País.

Décadas de informes documentan cómo los niños fueron arrastrados a un edificio llamado la "Casa Blanca", donde fueron azotados y golpeados hasta sangrar por el personal de la escuela. Otro menores fueron encadenados o atados, forzados a confinamiento solitario o atacados por compañeros violentos. Otros supuestamente sufrieron abuso sexual por parte del personal u otros niños. Aquellos que trataron de huir se enfrentaron a severos castigos corporales.

Despertar con lágrimas en los ojos

Terry Burns, quien fue alumno de esa escuela, lo recuerda como “un campo de concentración”. “Siempre que me despertaba lo hacía con lágrimas en los ojos”, dice a Univision Noticias.

Algunos sobrevivientes fueron perseguidos por el recuerdo de un "hombre de un solo brazo" que repartía azotes. Algunos de los chicos que entraron en el famoso reformatorio nunca salieron, reseña el diario The Washington Post.

Un niño de 15 años llamado Thomas Curry murió apenas 29 días después de llegar a la escuela en 1925, según un informe de 2016 de la Universidad del Sur de Florida sobre muertes y entierros en la escuela. Había intentado huir, y un informe del forense dice que "murió de una herida en la frente, con el cráneo aplastado por una causa desconocida". Aunque sus restos fueron enviados a su abuela en Filadelfia, las pruebas y la investigación concluyen que podría haber sido enterrado en el cementerio de Boot Hill.

Aquellos que sobrevivieron a la brutalidad permanecieron atormentados por su experiencia mucho después de que se fueron.

"Al estar acostado en la cama (todavía) puedo sentir el dolor donde me golpearon", le dijo al Tampa Bay Times en 2009 Eddie Horn, otro ex alumno.

Según el informe oficial, casi 100 muertes tuvieron lugar en el reformatorio entre 1900 y 1973, muchas de las cuales fueron indocumentadas por la escuela o no fueron reportadas al estado.

Mira también:

La impactante forma con la que intentan identificar restos de fosas comunes en México (fotos)

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:FloridaMuertes
Publicidad