null: nullpx
Personas desaparecidas

Caso de Gabby Petito pone la atención en Daniel Robinson, un joven arqueólogo desaparecido en Arizona

El joven arquéologo Daniel Robinson, de 24 años, fue visto por última vez el 23 de junio saliendo en su Jeep Renegade azul de 2017 del lugar donde trabajaba. Desde entonces no se tienen noticias suyas, a pesar del que el vehículo fue encontrado en un barranco. Su padre ha creado una petición en Change.org para dar visibilidad al caso de su hijo y pedir que se convierta en una investigación penal.
23 Sep 2021 – 08:56 AM EDT
Comparte
Cargando Video...

La intensa búsqueda a la joven desaparecida Gabby Petito, que culminó con el hallazgo de su cuerpo y su posterior identificación forense esta semana con señales de homicidio, podría volver a poner la atención en otro joven desaparecido hace casi tres meses, en este caso, en el desierto a las afueras de Buckeye, Arizona.

Al menos así lo pretende su padre, que hace dos semanas creó una petición en Change.org en la que responsabiliza al Departamento de Policía de Buckeye por no haber hecho lo suficiente para encontrar a su hijo.

Se trata del joven arquéologo Daniel Robinson, de 24 años, quien fue visto por última vez el 23 de junio saliendo del lugar donde trabajaba, conduciendo cerca de Sun Valley Parkway y Cactus Road en su Jeep Renegade azul de 2017. Robinson mide 5 pies y 8 pulgadas, tiene cabello negro y ojos marrones y le faltan el antebrazo y la mano derechos, dijeron las autoridades.

Este lunes, un tuit de una periodista de Ohio volvió a poner el foco en el caso de Robinson y la petición del padre ascendió a más de 16,500 firmas.


"Esta petición le da (a mi familia) la posibilidad de que se escuchen sus voces. La familia de Daniel se sentirá empoderada al saber que cuenta con el apoyo de la comunidad y un deseo acordado de ver que se está haciendo todo lo posible para encontrar a Daniel", escribió el padre en la petición, en la que asegura que la policía de Buckeye "no ha reunido ninguna evidencia propia" y que él ha hecho más por encontrar a su hijo que los propios investigadores.

Detalles del caso

El día de su desaparición Robinson no le dijo a nadie a dónde ni por qué se iba. Desde entonces no se ha sabido nada de él.

Desde ese día, la policía de Buckeye "ha trabajado con agencias externas para buscar más de 70 millas cuadradas (112 km cuadrados) en un esfuerzo por encontrar a Daniel", dijo la policía en un comunicado, publicado en Twitter. Según las autoridades, se han empleado perros buscadores de cuerpos, vehículos utilitarios (UTVs) y apoyo aéreo, incluido un dron y un helicóptero.


El 19 de julio el dueño de unas tierras encontró el vehículo de Daniel en un barranco, a unas pocas millas del lugar donde desapareció. Según la policía, el vehículo presentaba un "daño significativo". Poco después, el 31 de julio, al sur de ese lugar encontraron restos humanos, pero los expertos determinaron que no pertenecía a Daniel.

Las autoridades esclarecieron que, a pesar de reportes publicados online que afirman lo contrario, en el área no se han encontrado más restos humanos y que todos los restos óseos identificados han sido de animales. Esto parece hacer referencia a la petición que creó el padre de Daniel, en la que el hombre asegura que en las búsquedas que él mismo ha organizado han encontrado unos seis restos humanos en la zona.

En el jeep de Robinson, las bolsas de aire se desplegaron y la evidencia indica que el joven llevaba puesto el cinturón de seguridad en el momento del accidente. Su ropa, teléfono celular, billetera y llaves fueron encontrados en el lugar, dijo la policía, citada por USA Today.

Hasta el momento, no se ha recopilado evidencia que apunte hacia un crimen, puntualizaron las autoridades. Sin embargo, el padre de Robinson cree lo contrario.

¿Una investigación penal?

Además de intentar visibilizar el caso de su hijo, David Robinson pretende con su petición que las autoridades cambien el caso de la desaparición de su hijo a una investigación penal.

"Este cambio en el estado de la investigación permitirá que el Departamento de Policía de Buckeye utilice la evidencia obtenida para buscar órdenes judiciales", alegó.

El hombre, que alega que la policía de Arizona no ha hecho lo suficiente, contrató a un detective privado para que se ocupara del caso. Según él, los investigadores de la policía le dijeron que su hijo conducía a más de 30 millas por hora en el momento del impacto y que todas las bolsas de aire se desplegaron debido al vuelco, pero la investigación recabada del propio informe policial por parte de su investigador privado apunta a que el vehículo viajaba a menos de 30 mph y que había sido arrancado más de 40 veces después del impacto inicial que provocó el despliegue de las bolsas de aire.

Además, indica el padre, alegando la supuesta información recabada por su investigador, el vehículo fue conducido más de siete millas después del choque inicial.

"La evidencia es clara de que esto debería cambiarse a una investigación criminal porque mi investigador privado descubrió que el vehículo de mi hijo estaba en escena y que había ocurrido un posible crimen. Hasta la fecha, no se han solicitado órdenes judiciales para mi hijo. El Departamento de Policía de Buckeye se niega a cambiar su teoría y quiere continuar en la dirección de una persona desaparecida", escribió David Robinson.

Geólogo de campo

Una página de GoFundMe creada por su familia ha recolectado hasta el momento más de $56,000 para apoyar en la búsqueda de Daniel.

Según esta página, tras graduarse de la universidad en 2019, Daniel fue contratado como geólogo de campo y se mudó a Phoenix. En Arizona supervisó sitios ubicados en áreas desérticas remotas y a veces también en condiciones extremas.

"Daniel tiene una pasión innata por la aventura y es conocido por viajar en momentos inoportunos. Pero siempre se comunica con amigos y familiares sobre sus planes de viaje", dice la página de GoFundMe.

Mira también:

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés