null: nullpx
osos

Un oso pardo saca a una mujer de su tienda de campaña y la mata: buscan al animal para sacrificarlo

Los acompañantes de Leah Davis Lokan, de 65 años, no pudieron espantar a tiempo al oso, que terminó marchándose con la aplicación de spray después de haber matado a la víctima. El grupo hacía una parada en el oeste de Montana dentro de un largo viaje en bicicleta por el país.
9 Jul 2021 – 08:19 AM EDT
Comparte
Cargando Video...

La californiana Leah David Lokan, de 65 años, estaba acampando en un pueblo de Montana junto a otros compañeros de un largo viaje en bicicleta cuando un oso pardo les sorprendió.

En la primera visita a su tienda de campaña, sobre las 3 de la madrugada, el animal de 400 libras (181 kilogramos) despertó a los excursionistas, pero en esa ocasión pudieron sacar comida de sus tiendas, asegurarla y volver a dormir.

Alrededor de una hora después, el oso regresó, sacó de su tienda a Leah David y la mató. No dio tiempo a que sus compañeros pudieran espantar al animal con spray, algo que sí lograron hacer después del fatídico suceso.

La policía recibió después una llamada de dos personas que estaban en una tienda cercana a la de la víctima y habían escuchado el ataque, según el relato de oficiales de parques y vida salvaje recogido por la Agencia AP.

El suceso ocurrió en Ovando, una localidad del oeste de Montana, donde el oso atacó esa misma noche un gallinero, mató y comió varios pollos.

Buscan al oso como una amenaza de seguridad

Los oficiales siguen buscando, incluso con un helicóptero, al oso, pero todavía no lo han conseguido. Si lo atrapan, el oso será sacrificado.

Para identificar al oso, los investigadores tienen ADN del animal que recogieron en la escena del suceso.

Leah David, la víctima, trabajaba en un hospital del municipio californiano de Chico y llevaba esperando ese viaje en bicicleta por Montana desde hacía meses.

Este tipo de ataques son raros en esta región del país: ha habido tres en los últimos 20 años, contando este, según el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de los Estados Unidos.

No todos los osos que atacan a personas son sacrificados. Si se trata de un encuentro fortuito o los osos están defendiendo a sus crías, no se les mata.

En este caso, sí se considera que el oso que mató a Leah David es una amenaza de seguridad pública debido a las circunstancias del ataque.

Loading
Cargando galería
Comparte
RELACIONADOS:ososMuertesEstados UnidosAnimales

Más contenido de tu interés