null: nullpx
Secuestro

Sacerdote secuestrado en Veracruz es encontrado vivo y con señales de tortura

El secuestro del sacerdote provocó que habitantes de Catemaco generaran disturbios, a manera de protesta, el sábado pasado. Incendiaron y tomaron la presidencia municipal.
14 Nov 2016 – 3:48 PM EST

El sacerdote católico José Luis Sánchez Ruiz, quien fue secuestrado en el municipio de Catemaco del oriental estado de Veracruz, fue hallado vivo y con signos de haber sido torturado, informó el vocero de la Diócesis de San Andrés Tuxtla, Gabriel López Castilla.

"La buena noticia es que ha sido recuperado vivo (...) El reporte oficial que tenemos es que efectivamente se encuentra con señas claras de tortura", dijo en una entrevista radiofónica este lunes.

El sacerdote de Catemaco, localidad de la región selvática de Los Tuxtlas, en el sur de Veracruz, fue reportado como desaparecido por habitantes de la comunidad el pasado viernes.

El secuestro del sacerdote provocó que habitantes de Catemaco generaran disturbios, a manera de protesta, el sábado pasado. Las personas, enardecidas y sin control, incendiaron y tomaron la presidencia municipal, saquearon la casa del alcalde y quemaron una patrulla del lugar. También exigieron la aparición con vida del sacerdote y llamaron a la población a realizar actos violentos.

Tras la noticia de la aparición del religioso, la parroquia de los Doce Apóstoles de Catemaco, los feligreses recibieron con gritos, aplausos y oraciones la noticia de que el sacerdote del pueblo había sido encontrado con vida. Consideran a Sánchez Ruiz como un padre solidario con las causas nobles, quien se ha manifestado contra la inseguridad que prevalece en la región y contra las altas tarifas de la Comisión Federal de Electricidad.

Según informaron los pobladores, varios sujetos vestidos de policías ingresaron de manera violenta al domicilio de Sánchez Ruiz, quien oficia misa en la parroquia de Los Doce Apóstoles.

López Castilla explicó que todavía no había tenido contacto personal con el religioso secuestrado, pero sí el obispo de la diócesis, Fidencio López Plaza. Según su reporte, el padre, de 54 años de edad, estaría golpeado, lo que indicaría que durante su desaparición fue "torturado".

"El padre Sánchez se encuentra en estos momentos resguardado y precisamente para no entorpecer el curso de las investigaciones se ha preferido omitir el destino que el padre tiene ahora mismo", apuntó el vocero.

López Castilla consideró también que, en tanto que no se logre identificar a los presuntos responsables del suceso, la vida del padre corre peligro.

El 19 de septiembre dos sacerdotes fueron asesinados tras haber sido secuestrados en un templo del municipio de Poza Rica, en el norte de Veracruz.

Publicidad