null: nullpx
Trending

“Ya no pasaré el día en Zoom”: un infarto lo obligó a replantearse el teletrabajo y millones se sienten identificados

La historia de un británico que sufrió un ataque al corazón sirve de moraleja para muchas personas que, al igual que él, ahora que trabajan desde casa luchan por encontrar un balance entre sus responsabilidades laborales y su vida personal. Su salud sufre las consecuencias.
21 Abr 2021 – 05:20 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

Lo primero que le pasó por la mente a Jonny Frostick al sufrir los síntomas de un infarto un domingo mientras trabajaba frente a la computadora, fue que no podría asistir a una reunión con su gerente al día siguiente. Lo segundo: cómo encontrar financiamiento para un proyecto laboral. Solo entonces pensó en su testamento y en su esposa.

Así lo cuenta en un post de Linkedin que escribió desde la camilla del hospital y que se hizo viral, acaso porque millones de personas se sienten identificadas con su historia que pone en relieve los desafíos del teletrabajo, que ha desdibujado las fronteras entre la vida personal y los deberes profesionales, en detrimento de la salud.

“Mientras antes terminaría en algún punto entre las cinco y las seis, ahora me encontré a mí mismo ahí un viernes a las ocho de la noche exhausto pensando que tenía que terminar algo para el lunes y no tenía tiempo. Y empecé a trabajar los fines de semana”, cuenta a Bloomberg el ejecutivo británico de 45 años y padre de tres hijos, quien lidera un equipo de 20 personas como contratista de HSBC Holdings.

“Me debo una responsabilidad a mí mismo y a los demás. Esto me ocurrió a mí. Podría pasarte a ti. Debes cambiar eso”, insiste a ese medio.

En su post de Linkedin, que tiene más de 200,000 likes y 10,000 comentarios, confiesa que ha tomado varias decisiones “basadas en el supuesto de que no muera”.

No volver pasar el día completo en zoom, restructurar su abordaje hacia el trabajo y no tolerar “estupideces” en el trabajo nunca más porque “la vida es literalmente demasiado corta” encabezan la lista donde también se compromete a perder 15 kilos y a compartir más tiempo con su familia.

Uno entre millones

Está lejos de ser un caso aislado. Una revisión sistemática de los efectos físicos y psicológicos del teletrabajo, publicada en septiembre de 2020 encontró que quienes trabajan en casa reportaron problemas de salud como malestar, estrés, depresión, fatiga y agotamiento entre otros.

Según una encuesta realizada por la plataforma laboral Monster, casi 70% de los empleados que trabajan desde casa sufren de burnout y 60% admite que se toman menos tiempo libre que antes.

Si bien al comienzo de la pandemia se temía que la gente trabajara menos desde casa, está ocurriendo exactamente lo contrario.

“Más gente está trabajando más horas y no hay límites de tiempo de oficina. La falta de un horario de trabajo arrebata tiempo para el descanso y, como la gente socializa menos y hay menos contacto humano, lo que trae problemas de salud mental”, explica a Verywell Jagdish Khubchandani, profesor de Salud Pública de la Universidad de Nuevo México, quien investiga los efectos del teletrabajo.

Otra encuesta realizada por OnePoll reveló que 56% de los encuestados se sienten más estresados por el trabajo que antes y que 62% sienten más presión de sus patronos por trabajar más de lo acordado.

El anhelado balance entre vida personal y trabajo implica “sentirse en control de cómo balanceas los distintos requerimientos de todos los aspectos de tu vida para permitir el bienestar y evitar la enfermedad”, explica a The Conversation, Anna Cox, profesora de la Universidad de California.

Cuando la balanza se inclina hacia los deberes profesionales, la salud mental y física sufren.

No por casualidad la Asociación Estadounidense del Corazón ofrece algunas recomendaciones específicas para lidiar con los desafíos del teletrabajo. Explican en su página web que el estrés en el corto plazo puede aumentar la presión sanguínea y las palpitaciones e interferir con el sueño. A largo plazo, conlleva aumento de peso lo que representa un riesgo para la diabetes.

¿Cómo evitar que el desbalance entre vida personal y profesional termine en una camilla de hospital como le ocurrió al ejecutivo británico? Toma encuenta las siguientes recomendaciones.

Loading
Cargando galería
Comparte
RELACIONADOS:TrendingSalud Mentalteletrabajo

Más contenido de tu interés