publicidad
Debido a su condición Simone Biles debe medicarse, incluso cuando está en competencia.

¿Se deben tomar medicinas para controlar el déficit de atención que sufre Simone Biles?

¿Se deben tomar medicinas para controlar el déficit de atención que sufre Simone Biles?

“Tener déficit de atención no es motivo de vergüenza", dijo en Twitter la gimnasta estadounidense ganadora de cuatro medallas de oro en las Olimpiadas de Río. Especialistas en este diagnóstico opinan sobre la importancia del tratamiento.

Debido a su condición Simone Biles debe medicarse, incluso cuando está e...
Debido a su condición Simone Biles debe medicarse, incluso cuando está en competencia.

La gimnasta Simone Biles padece de Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH), un síndrome conductual que hace que las personas puedan distraerse fácilmente, olvidar cosas y tener problemas para seguir instrucciones, por lo que debe tomar medicinas que la ayuden a controlarlo. En el caso de Biles, la deportista tiene una exención que le permite medicarse durante las competencias. La pregunta que nos hacemos es: ¿Qué tan necesarias son realmente estas drogas para el desempeño de quienes sufren de este síndrome?

Los fármacos aprobados por la FDA para el ADHD, como se conoce en inglés, se dividen en estimulantes de acción rápida y no estimulantes, cuyo efecto puede durar hasta 24 horas. Se recetan de acuerdo a las características de cada paciente. Según el psicólogo clínico Enrique Gelpí Merheb, la evidencia indica que sí las medicinas sí ayudan a los pacientes a concentrarse.

publicidad

En los más de 20 años que tiene tratando el trastorno, asegura haber visto cómo niños y adolescentes (que ahora son adultos) no son capaces de autorregularse. Muchos de sus pacientes necesitan la medicación debido a su disfuncionalidad, pues sin ella no lograrían cumplir con deberes escolares u otras responsabilidades. Y el tratamiento ideal no solo incluye medicinas: los especialistas coinciden en que también es necesario hacer un abordaje integral con asistencia psicológica, terapia ocupacional y apoyo familiar.

Estados Unidos es el país donde se diagnostica con más frecuencia del trastorno, según lo asegura el psicólogo clínico Thomas Brown. La más reciente Encuesta Nacional de Salud Infantil indica que hay 5,100,000 niños y adolescentes de 4 a 17 viviendo con el trastorno. Una investigación reciente indicó que la incidencia global en niños y adolescentes es de 7.2% y las cifras de los CDC indican que en Estados Unidos en 2011 era de aproximadamente 11%.

El caso de la gimnasta de 19 años se hizo público luego de que un grupo...
El caso de la gimnasta de 19 años se hizo público luego de que un grupo ruso de espionaje accediera ilegalmente a la base de datos del Sistema de Administración y Gestión Antidopaje.

Debido al alto y creciente número de diagnósticos, hay quien cree que muchos de los pequeños con ADHD en EEUU simplemente serían considerados hiperactivos en otros países. E incluso existen voces como la del neurólogo Fred Baughman que aún cuestionan la existencia del síndrome definido en los años sesenta. Según sus investigaciones, no existe suficiente evidencia científica que lo avale y duda de que hayan tantos casos en el país que, además, requieren medicamentos: lo que se traduce en más dinero para la industria farmacéutica.

Estigmas y prejuicios

En el caso específico de los deportistas se debe tener en cuenta que el síndrome afecta la capacidad de atender, el autocontrol y la impulsividad. “En aquellos atletas diagnosticados con TDAH, el tratamiento farmacológico puede mejorar la concentración". Pero para ganar competencias eso no es suficiente. "Hay muchos factores que influyen en el éxito de un atleta, como la fuerza, la disciplina y el entrenamiento", destacó a Univision Noticias el psiquiatra Nathaniel Keller.

Además, el síndrome está rodeado de estigma y prejuicios, por eso mucha gente mantiene su diagnóstico en reserva. El entorno tiende a percibirlos como perezosos o flojos, incapaces de centrar su atención y esfuerzos en muchas tareas, aunque deseen hacerlo. El caso de Biles, por ejemplo, solo se hizo público luego de que un grupo ruso de espionaje accediera ilegalmente a la base de datos del Sistema de Administración y Gestión Antidopaje.

"Se tiende a minimizar el padecimiento y a pensar que son personas manipuladoras que justifican su ineficiencia con el diagnóstico. La realidad es que si una es persona diagnosticada implica que hay un área de su cerebro, la parte prefrontal, que no está funcionando como se supone”, afirmó Gelpí Merheb, quien se dedica a tratar niños y adolescentes con ADHD en el San Jorge Children’s Hospital en San Juan, Puerto Rico.

Hasta ahora no hay causas claras para el trastorno. Factores genéticos, el plomo presente en el ambiente, cigarrillo y alcohol durante el embarazo, daño cerebral, aditivos alimentarios como los colorantes artificiales son algunas de las posibilidades que se manejan.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad