Rescates

Cuatro días atrapados en la nieve: la odisea de una familia varada en las montañas de Nuevo México

Un padre y sus tres hijos fueron a cazar alces en la Nochebuena en una zona boscosa del Parque Nacional Lincoln, pero el severo temporal de nieve impidió que regresaran. Los buscaron cuatro días con motos de nieve y aviones hasta localizar el vehículo con ellos adentro.
31 Dic 2018 – 5:36 AM EST

El pasado 25 de diciembre Cutter Rogers, un padre de Carlsbad, en Nuevo México, llevó a sus tres hijos en su camioneta a las montañas de Curtis Canyon, en el Lincoln National Forest, con la idea de cazar alces en Nochebuena.

A Rogers, de 36 años, lo acompañaban su hijo mayor Chuck, de 14; su hija, Kensie, de 12; y el menor Jase, de 11.

Rogers, gerente de la Asociación de Consumidores de Agua Doméstica y Otis Mutual, cerca de Carlsbad, había verificado las condiciones antes de salir a su destino.

El Servicio Meteorológico Nacional había emitido un aviso de tormenta invernal para la zona. La nieve comenzó a caer el jueves y se esperaba que continuara con un pie o más de acumulación hasta el domingo, según el Albuquerque Journal.

Pero aún así, los Rogers emprendieron la aventura.

Cuando el mismo martes no regresaron al hotel donde se hospedaban, a unas 100 millas al noreste de El Paso, Texas, la oficina del sheriff del Condado de Otero, en Alamogordo, Nuevo México, se puso en contacto con la policía estatal para ayudar con la afanosa búsqueda, que culminó después de cuatro días con los miembros de la familia sanos y salvos.

La camioneta Dodge plateada de Rogers fue encontrada justo antes del mediodía del viernes con la familia a salvo dentro, dijo el oficial Dusty Francisco, de la Policía Estatal de Nuevo México, citado en USA Today.

Por tierra y aire

Desde el viernes por la mañana, ya se acumulaba un pie o más de nieve.

El área a lo largo de la carretera en las Montañas de Sacramento de Nuevo México, desde las pequeñas comunidades de Cloudcroft hasta Sunspot, varía en elevación desde aproximadamente 8,700 pies hasta casi 9,700 pies.

Aunque el área es tierra federal, los funcionarios estaban a la espera debido al cierre administrativo del gobierno. Así que la familia y los amigos de Rogers también ayudaron a los grupos de voluntarios locales con la búsqueda en la zona.

Inclusive, la mañana del viernes abrieron una campaña en GoFundMe con el objetivo de recaudar dinero para usar un helicóptero en la operación de rescate. Lograron reunir $21,000 de la meta de $25,000. Su organizador, Mikeith Green de Lubbock, Texas, dijo que el dinero sería reembolsado ya que el dinero no se llegó a utilizar.

El personal de rescate tuvo que usar una moto de nieve para encontrar a la familia porque la capa de nieve era muy profunda, explicó el oficial de policía estatal David Miller.

Los rescatistas habían peinado la zona utilizando aviones y vehículos todo terreno.

La moral desvaneciéndose

En un post de Facebook, Rogers describió como la sensación de pánico de fue apoderando de él y sus hijos fueron quienes se mantuvieron fuertes: "Después de estar atascado todo el día miércoles, jueves, y viernes fue difícil no dejar que viesen mi nivel de miedo. Estaba tratando de mantener a mis hijos fuertes y no me di cuenta hasta más tarde que en realidad fueron ellos quienes me mantuvieron fuerte. Cerca de una hora antes de que las motos de nieve nos encontrara, estábamos orando frente a nuestra fogata y los niños vieron un poco de emoción de mí por primera vez. Mi moral y mi fuerza se estaba desvaneciendo lentamente".

"El lugar donde se encontraban era un camino que habían revisado", agregó el oficial Miller sobre los rescatistas. "Pero ellos (la familia) llegaron tan lejos que ni siquiera pudimos conseguir camionetas con tracción a las cuatro ruedas".

Finalmente los localizaron el viernes. "Estaban dentro de su camioneta", dijo Miller. Estuvieron escondidos en el vehículo los últimos dos días, esperando".

Los cuatro miembros de la familia Rogers fueron transportados por avión desde la montaña y el personal de los servicios médicos de emergencia los evaluó, de acuerdo con una declaración de la Policía Estatal de Nuevo México.

Al final, Rogers escribió en Facebook un largo agradecimiento a quienes ayudaron a encontrarlos: "Quiero dar las gracias a todos los involucrados en la búsqueda y el rescate de mí y de mis hijos. No voy a mencionar ni siquiera un nombre, porque ni siquiera sé quién estuvo involucrado".

Mira también:


Cubiertos de nieve: las espectaculares imágenes tras el paso de una tormenta por el sureste

Loading
Cargando galería
Publicidad