Rusia declara a nueve medios de comunicación de Estados Unidos como "agentes del extranjero"

El anuncio se produjo en medio del creciente conflicto entre Rusia y Estados Unidos por los medios de comunicación con financiación estatal. Voz de America y Radio Free Europe/Radio Liberty y sus afiliadas se vieron afectadas por una ley aprobada en noviembre.

Nueve medios de comunicación estadounidenses, incluido Voz de América, el servicio internacional de radio y televisión, fueron declarados como "agentes extranjeros" por el ministerio ruso de Justicia, en virtud de una ley aprobada el mes pasado que renueva las tensiones entre ambos países en torno a supuesta influencia que ejercen sus respectivos medios en la política del país contrario.

Voz de América y Radio Free Europe/Radio Liberty, financiadas por el Congreso de Estados Unidos, y otros siete medios vinculados a ellos quedaron clasificados como órganos que "ejercen funciones de un agente extranjero”.

El anuncio tuvo lugar después de que el presidente ruso Vladimir Putin firmara la ley que permite clasificar de esa forma a los medios de comunicación, que implica que tienen que hacer público el origen de sus fuentes de financiación y un mayor escrutinio.

La ley fue aprobada por el parlamento ruso en noviembre en represalia a la decisión del gobierno estadounidense de obligar al canal de televisión Russia Today (RT) a registrarse como "agente extranjero" en Estados Unidos (tras las sospechas de la injerencia de Rusia en las elecciones presidenciales).

Rusia amplió una ley similar de 2012 que obligaba a las organizaciones de la sociedad civil y ONG a publicar sus fuentes de ingresos, varias oenegés tuvieron que renunciar a un financiamiento proveniente del extranjero y otras dejaron de funcionar.

El Consejo Consultivo de Derechos Humanos de Rusia lamentó que con la nueva ley rusa "cualquier medio extranjero podría ser calificado de agente extranjero de forma arbitraria por el ministerio de Justicia".

¿Injerencia rusa?

La aprobación de la ley supuso un nuevo capítulo en las tensiones entre Rusia y Estados Unidos vinculadas a las acusaciones de injerencia rusa en las pasadas elecciones presidenciales estadoundienses que ganó Donald Trump.


"Los ataques a la libertad de los medios de comunicación rusos en el extranjerono pueden quedar sin respuesta", defendió a mediados de noviembre ante los periodistas el portavoz del Kremlin Dmitri Peskov.

En respuesta, el comité de periodistas que regula quién está acreditado para las coberturas periodísticas en el Congreso retiró las credenciales a la televisora RT.

Según las reglas del comité, no se pueden otorgar acreditaciones de prensa "a ningún solicitante contratado 'por cualquier gobierno extranjero o sus representantes'", dijo Caplan en declaraciones recogidas por AFP.

A inicios de septiembre, el Departamento de Justicia ordenó a RT registrar sus operaciones en Estados Unidos como un "agente extranjero", una designación principalmente usada por lobbys de gobiernos extranjeros.

Poco antes, las agencias estadounidenses de inteligencia dijeron que RT era "el principal órgano internacional de propaganda del Kremlin" y que formó parte en los esfuerzos de pirateo y desinformación de Moscú para inclinar la elección presidencial a favor de Trump.

Estados Unidos acusa a RT y a la agencia de prensa Sputnik -controladas por el Estado ruso y que emiten en varios idiomas, incluido español- de ser agencias de propaganda del gobierno ruso y las sospecha de haber intentado influenciar la campaña electoral estadounidense en 2016.

Para el Kremlin, la misión de RT consiste simplemente en aportar un "punto de vista alternativo" y una "percepción de la posición rusa" a los telespectadores extranjeros.

En fotos: El esperado encuentro entre Vladimir Putin y Donald Trump

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:DiplomaciaComunicaciónRusiaEEUUMundo