publicidad

Publican registro de entrenamiento de policía de Oklahoma

Publican registro de entrenamiento de policía de Oklahoma

Abogados publicaron registros de entrenamiento del acusado del homicidio de un hombre desarmado en Oklahoma.

Los abogados defensores dieron a conocer el sábado parte de los registros de entrenamiento del policía reserva de 73 años acusado de homicidio no premeditado por la muerte de Eric Harris, un afroamericano desarmado en Oklahoma.

El expediente de Robert Bates incluye certificados que muestran el entrenamiento recibido, reportes de evaluación de trabajo, y registros de preparación y entrenamiento para el uso de armas de fuego desde 2008.

Los abogados de Bates afirmaron que los registros de 64 páginas dados a conocer a The Associated Press y otras organizaciones noticiosas incluyen registros copiados por Bates y que mantuvo para sí mismo.

Aunque existen lagunas de tiempo en los documentos, algunos de ellos parecen indicar que Bates era competente en armas de fuego y decenas de cursos de entrenamiento.

Lea: Agente que mató a afroamericano por error, sale libre bajo fianza.

"Hoy, por primera vez, sentimos que alguien comienza a tomar en cuenta el otro lado del caso respecto a sus cualificaciones", dijo Scott Wood, abogado de Bates luego que se dieran a conocer los documentos.

Bates sostiene que sacó la pistola por error en lugar del arma paralizadora al momento de dispararle a Eric Harris el 2 de abril mientras yacía en el piso. Ha sido acusado de homicidio en segundo grado.

Un día antes, el policía reserva del condado Tulsa puso en duda un reporte del Tulsa World de que se les había ordenado a los supervisores del departamento de policía falsificar los registros de entrenamiento.

publicidad

El World informó que al menos tres de los supervisores de Bates fueron transferidos por rehusarse a las peticiones, y señaló que consultó con varias fuentes que hablaron bajo condición de anonimato, pero no identificó si esas fuentes eran cercanas a la investigación.

Bates dijo al programa "Today" de NBC el viernes que estaba certificado para su puesto y contaba con la documentación para probarlo.

El abogado de la familia de Harris -quien ha cuestionado las capacidades de Bates como policía de reserva- no respondió el sábado a solicitudes de comentarios. No hubo respuesta a las llamadas a la fiscalía de distrito y la oficina del jefe de policía refirió a Wood todas las preguntas referentes al caso.

"Quiero hacer todo lo posible para asegurarme de que la gente sepa que estas acusaciones de falsificación de registros son mentira", comentó Wood.

Policías voluntarios, al escrutinio

Los policías voluntarios se encuentran en el ojo del huracán después de que uno de ellos matara el Oklahoma a un sospechoso "por accidente".

Tildados de héroes por algunos y acusados de ser un peligro público por otros, la figura del policía voluntario, muy extendida en algunas zonas del país, plantea serias dudas sobre si un cuerpo tan poderoso como la Policía puede permitirse contar con miembros ajenos a la profesión.

El caso de  Bates ha adquirido especial relevancia por el momento en el que se ha producido, con la opinión pública muy pendiente de los casos de violencia policial, y por la raza de la víctima, un afroamericano de 44 años, pero los "accidentes" por parte de policías voluntarios no son extraños en este país, tanto si el desenlace es la muerte de un sospechoso como la del propio agente.

Video: policía de Oklahoma dispara a detenido "por error" Univision

El cuerpo de policía de Tulsa, por ejemplo, en el que servía  Bates, cuenta con hasta 130 agentes voluntarios, muchos de los cuales tienen otras profesiones que nada tienen que ver con las fuerzas del orden, o están jubilados.

"Esta muerte deja en evidencia que el programa de agentes voluntarios ha ido más lejos de lo que los ciudadanos jamás podrían imaginar, y necesita una revisión pública", indicó en un editorial el principal diario de la ciudad, el "Tulsa World".

A diferencia de los últimos casos notorios de violencia policial, como las muertes de Michael Brown en Ferguson (Misuri) o Walter Scott en North Charleston (Carolina del Sur), y pese a tratarse también de la muerte de un afroamericano desarmado a manos de un policía blanco, el debate en esta ocasión no es sobre racismo, sino sobre la idoneidad de los agentes voluntarios.

publicidad

La víctima, Eric Harris, tenía un importante historial criminal según la Policía, había vendido metanfetaminas a agentes encubiertos en ocasiones anteriores y se disponía a venderles una pistola semiautomática de 9 mm cuando los agentes le prepararon la emboscada.

Bates, por su parte, había trabajado como agente de policía un año en 1964, y le unen fuertes vínculos al actual alguacil de Tulsa, a quien donó 2,500 dólares en su campaña para la reelección en 2012.

En un artículo sobre el caso, el diario The Washington Post se preguntaba cómo  Bates, de 73 años, podía formar parte de un cuerpo, el de Policía, donde muchos agentes se retiran a los 50, y que habitualmente no contrata a nadie mayor de 40 para tareas que requieran ejercicio físico.

Lea también:  Harán investigación interna tras la muerte de un desarmado a manos de policía en Tulsa.

Los cuerpos de Policía local, cuya imagen se ha deteriorado notablemente durante los últimos meses a causa de varios episodios públicos de violencia desproporcionada y racismo, deben hacer frente ahora a una nueva acusación: la de permitir a ciudadanos no profesionales ejercer de agentes de la ley. 

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad