null: nullpx
Elecciones en EEUU 2020

¿Votantes 'fake'?: la campaña de Trump usa modelos como si fueran seguidores en su publicidad de Facebook

Para llegar a grupos demográficos muy específicos la estrategia de estos anuncios se basa en representar el votante perfecto, el problema es que los personajes no apoyan a Trump en la vida real y los videos ni fueron grabados en Estados Unidos: los venden en iStock por menos de 170 dólares y se usan en publicidades de todo tipo en Internet.
6 Jul 2019 – 10:36 AM EDT

"El presidente Trump está haciendo un gran trabajo. No podría pedir un mejor presidente", se escucha una voz de mujer mientras una rubia sonriente en cámara lenta posa y junto a ella aparece el nombre "Tracey de Florida". Se trata de un video publicitario de la campaña de reelección de Trump que está circulando en Facebook. Si esa fuera en realidad Tracey, una joven de Florida, no habría ningún problema... pero las imágenes son de una modelo que cualquiera puede comprar en Internet.

Además de la mujer en una supuesta playa de Florida, también hay otros videos con un hispano llamado 'AJ' en una calle de Texas y un joven barbado que dicen es 'Thomas' en un café de Washington DC. Todos aparecen y una voz en off expresa su apoyo por el mandatario.

"Aunque he sido toda mi vida demócrata, sinceramente creo que una nación tiene que asegurar sus fronteras", dice la voz con la imagen de 'AJ' de Texas.

La propaganda política tiene una descripción que menciona que "a pesar de la constante corriente de mentiras de los medios de FALSAS NOTICIAS, mi popularidad es más alta que nunca". Sin embargo, los personajes que el presidente usa para validar esa afirmación son en realidad modelos de agencias en escenas producidas lejos de Estados Unidos: Francia, Brasil y Turquía.

Aunque los videos de 20 segundos incluyen un diminuto disclaimer que dice que se trata de "testimonios reales, representación de un actor", este comercial genera la gran pregunta de por qué una campaña que dice llenar estadios con seguidores tiene que comprar imágenes de inventario de modelos en Internet. Además de ser una práctica que bajo otras circunstancias el mismo Trump calificaría de "fake news".

De acuerdo con la agencia AP, que publicó este reportaje, la campaña de reelección del presidente se ha negado a comentar sobre este hecho en particular.

Analistas políticos han opinado que a pesar de que no es raro que se usen este tipo de materiales disponibles online en los spots políticos, una campaña presidencial debería ser más cuidadosa.

"Como un productor, quieres el control, quieres que las personas miren de una manera y suenen de cierta manera", dijo Jay Newell, un exejecutivo de televisión que da clases de publicidad en la Universidad Estatal de Iowa. "El hecho de que la grabación sea afuera de Estados Unidos lo hace mucho más vergonzoso".

"Es una gran tomade Thomas de Washington. Es una pena que no sea de Thomas de Washington", dijo por su parte Fred Davis, un consultor político que ha producido anuncios para candidatos republicanos como George W. Bush. Para él no es una sorpresa que la campaña de Trump haya decidido usar actores para sus comerciales.

No es la primera vez

Sin embargo, esta no es la primera metida de pata en una carrera presidencial. En las pasadas primarias, el senador republicano Marco Rubio usó un comercial titulada "La mañana en EEUU" con escenas de Canadá. Otro fue el super PAC que apoyaba al exgobernador de Florida Jeb Bush que circuló un anuncio publicitario en televisión con video del campo en Inglaterra y trabajadores del sureste asiático.

El mismo Trump ha usado video de otros páises antes. El anuncio de 2016 en el que prometía construir el muro para mantener afuera a los indocumentados mostraba personas cruzando por la fontera.... solo que no era la frontera con México, sino imágenes de refugiados en Marruecos.

Los nuevos anuncios de Trump que usan imágenes de modelos que compraron en iStock para representar seguidores reales, reportados la semana pasada por Judd Legum en la web Popular Information, pone de relieve lo que está haciendo la campaña del presidente para atraer votantes en Facebook: uso de una agresiva y específica estrategia para llegar a las personas a través de uno de los canales más efectivos.

El Comité de Trump 'Hacer grandioso de nuevo a EEUU', que produjo estos videos, es de lejos el que más dinero invierte en los anuncios pagados en Facebook. Ha bombardeado la red social con 27,735 comerciales por los que ha pagado más de 2.7 millones de dólares en los últimos 90 días, de acuerdo con la base de datos de la plataforma que revela lo que gastan las campañas políticas en publicidad en su sitio.

A eso hay que sumarle lo que la cuenta Donald J. Trump for President Inc. ha gastado en el mismo periodo: más de un millón en 14,500 anuncios.

Lo que queda claro es que estos comerciales están pensados para apuntar a una población muy específica y los personajes elegidos lo demuestran: 'Thomas' de Washington se dirige a los más religiosos con su mensaje de "el presidente Trump y su familia y su administración están en nuestras oraciones para que Dios todopoderoso les de fortaleza y sabiduría". Mientras que 'AJ' de Texas quiere llegar a los hombres hispanos y 'Tracey' de Florida se enfoca en un grupo demográfico en el cual el presidente ha sido históricamente débil, las mujeres jóvenes.

Pero ' Tracey' es una modelo de una agencia francesa, quien también ha aparecido en publicidades vestida de novia, caminando perros en una pradera, en una revisión dental y trabajando en un almacén. Ahora protagoniza el comercial de Trump, pero es posible que ni se haya enterado, pues sus imágenes se venden en iStock, una web manejada por Getty Images por un precio tan bajo como $170.

'Thomas' tampoco vive en Washington, hace parte de una agencia en Turquía y su imagen de hipster también ha sido usada junto a la de una mujer paseando por la playa, sentado en una fogata y haciendo pesas en el gimnasio.

Mira también:



En fotos: la parafernalia electoral más creativa de la campaña

Loading
Cargando galería


Más contenido de tu interés