null: nullpx

Trump anunciará nueva estrategia para Afganistán con un posible aumento de tropas

Luego de sostener varias conversaciones con jefes militares estadounidenses sobre la presencia de tropas estadounidenses en Afganistán, el presidente dará a conocer este lunes los nuevos lineamientos estratégicos para esa región.
21 Ago 2017 – 3:46 AM EDT

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, expondrá su largamente esperada estrategia para la guerra en Afganistán el lunes en un discurso televisivo en horario central, informó el domingo la Casa Blanca, con la posibilidad de que anuncie un modesto incremento del número de tropas.

El comunicado de la Casa Blanca indicó que el discurso de Trump a las 21.00 hora local desde Fort Myer, en Arlington, Virginia, apuntó la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, en un breve comunicado.

Según agrega la nota, el mandatario proporcionará "una actualización sobre el camino a seguir en el compromiso de EEUU en Afganistán y Asia del Sur" desde un enclave simbólico, por su proximidad al famoso Cementerio de Arlingon, donde reposan gran parte de los caídos estadounidenses.

Tras las vacaciones que pasó en su club de golf en Bedminster, en Nueva Jersey, Trump tomó su decisión sobre Afganistán luego de mantener largas conversaciones con sus principales asesores en temas militares y de seguridad nacional en Camp David el viernes.

En fotos: 16 años de presencia militar estadounidense en Afganistán

Loading
Cargando galería


Un alto funcionario del Gobierno dijo a Reuters que el resultado más probable de las conversaciones es que Trump haya aceptado un incremento modesto de las tropas estadounidenses, como le recomendaron sus asesores. El número actual de tropas estadounidenses en Afganistán asciende a 8,400.

Pero también le quedan otras dos opciones: una retirada total o una solución intermedia, que consistiría en permitir que contratistas privados de seguridad asuman parte de la carga que ahora recae sobre las fuerzas estadounidenses.

Trump, que poco después de asumir lanzó una revisión de las operaciones de Estados Unidos en la región, ha expresado su cansancio por la larga guerra afgana lanzada por el entonces presidente George W. Bush tras los ataques del 11 de septiembre del 2001 y en privado ha cuestionado si enviar más tropas al lugar era una decisión sensata.


"No estamos ganando", les dijo a asesores en una reunión a mediados de julio, poniendo en duda la labor del general John Nicholson, máximo comandante estadounidense en Afganistán, dijo un funcionario a Reuters.

Una razón por la cual la decisión de Trump tomó tanto tiempo, dijeron el domingo dos funcionarios que participaron de las discusiones, es porque fue difícil hacer que el presidente aceptara la necesidad de una más amplia estrategia regional que incluyera la política hacia Pakistán antes de decidir enviar más tropas a Afganistán.

El mandatario intentó librarse de la decisión sobre Afganistán al conceder en junio al secretario de Defensa, James Mattis, la autoridad de aumentar en hasta 3,900 las tropas en el país, pero el jefe del Pentágono se negó a enviar más soldados si Trump no autorizaba una estrategia clara.

Mattis se negó este lunes a dar detalles sobre el asunto, ya que quiso dejar en manos del mandatario explicar los detalles.

"Estoy muy cómodo con que el proceso estratégico sea lo suficientemente riguroso", dijo Mattis, a bordo del avión militar que lo llevó de Washington a Ammán, la capital jordana, donde comenzará una gira que también le llevará a Turquía y Ucrania.


RELACIONADOS:PolíticaDonald TrumpAfganistán

Más contenido de tu interés