null: nullpx
Salud Sexual

Quitarse el preservativo sin consentimiento está cerca de ser ilegal en California

California está a punto de convertirse en el primer estado de EEUU en reconocer legalmente que la práctica conocida como 'stealthing', retirar el condón a escondidas de la pareja, es una forma de agresión sexual y objeto de demanda como ofensa civil.
14 Sep 2021 – 03:01 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

La práctica conocida como 'stealthing', quitarse el preservativo sin consentimiento de la pareja sexual, no está reconocida explícitamente en ninguna ley de Estados Unidos, algo que cambiará de aprobarse una norma solo pendiente de la firma del gobernador en California.

La ley AB-453, aprobada por unanimidad tanto por la Asamblea como por el Senado de California, está ahora en el escritorio del gobernador Gavin Newsom para su ratificación final.

Este texto, fruto de una batalla de años de la legisladora estatal demócrata Cristina García, es pionero en el país y ofrece a las víctimas tanto el reconocimiento del hecho como la posibilidad de llevar ante los tribunales a sus agresores y recibir una compensación económica.

La nueva ley añade el 'stealthing' al Código Civil de California y reconoce la retirada no consensuada del preservativo como una forma de agresión sexual, lo que abre la puerta tanto al litigio como a la sanción económica.

"Mi ley AB453 va camino del escritorio del gobernador, tengo la esperanza de que la firme y sirva de primer paso para el resto de la nación. Deja claro que el 'stealthing' no es solo inmoral, sino también ilegal", escribió la legisladora García en su cuenta de Twitter.

En 2017, García presentó una ley similar a esta pero que convertía la práctica en un crimen, es decir, que los agresores podían enfrentar sentencias penales y acabar en la cárcel. Esa norma no se aprobó.

En esta ocasión, García intentó un enfoque distinto para conseguir mayor apoyo a su propuesta: convertir esta práctica en una violación de los estatutos civiles del estado. Así, las víctimas no necesitan aprobar pruebas tan exhaustivas como las que requiere un proceso penal, algo que es muy difícil en casos como este relacionados con el consentimiento.

En las Asambleas Legislativas de Wisconsin y Nueva York están bajo consideración leyes similares, aunque estas sí incluyen provisiones penales.

El riesgo para las mujeres

Todas las víctimas "vivieron la retirada del condón no consentida como una pérdida de poder, una violación degradante del acuerdo sexual", escribió en 2017 la activista de derechos civiles Alexandra Brodsky en un estudio sobre este tema.

Brodsky entrevistó a mujeres que habían sido víctimas de esta práctica y que la describieron como "cerca de una violación" o con "una clara conexión" con la violación.

Tras descubrir que su pareja sexual las había engañado quitándose el preservativo contra su voluntad, las víctimas dijeron haber temido tanto de haber sido contagiadas de una enfermedad de transmisión sexual como de haber quedado embarazadas sin desearlo.

En su investigación, Brodsky también descubrió que hay foros donde hombres presumen de haber hecho ' stealthing' e incluso dan consejos sobre cómo engañar a las mujeres para que no se den cuenta de que se retiran el condón durante el acto sexual.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés