null: nullpx

La periodista Megyn Kelly explica por qué debe emitirse la entrevista a un difusor de noticias falsas que apoya a Trump

La popular presentadora de televisión se encuentra envuelta en una polémica tras anunciar una entrevista con Alex Jones, quien insiste en que los atentados del 11 de septiembre y la masacre en una escuela son "engaños" de la Casa Blanca. La conversación podría transmitirse en NBC este domingo.
14 Jun 2017 – 9:17 PM EDT

Megyn Kelly, una de las presentadoras estrella de la televisión estadounidense, se encuentra nuevamente en el ojo de una tormenta informativa. ¿La causa? Una entrevista a Alex Jones, el editor jefe del sitio de propaganda de ultraderecha InfoWars.com, el mismo que aseguró que los atentados del 11 de septiembre contra las Torres Gemelas y la masacre en la escuela Sandy Hook fueron un engaño de la Casa Blanca.

La entrevista no ha salido al aire, pero un anuncio el domingo bastó para desatar la polémica, que ya llevó a JP Morgan –uno de los patrocinadores de la cadena NBC para la que trabaja Kelly– a retirar sus comerciales durante ese programa.

Los medios estadounidenses se soltaron en bandadas para criticar la elección del entrevistado por la expresentadora estrella de Fox News.


De uno u otro lado del espectro político, la polémica es la misma: ¿por qué darle voz a Jones? ¿por qué legitimarlo desde la televisión?

La plataforma digital Vox consideró que trasmitir la entrevista ayudaría a diseminar las mentiras del periodista de ultraderecha, mientras Daily Beast opinó que era una estrategia básica de NBC para atraer audiencia.

Otros como CNN o Buzzfeed apoyaron la elección del entrevistado, por considerar que una personalidad como la de Jones puede explicar la forma en la que funcionan los medios y las audiencias en el Estados Unidos de hoy.

Sin embargo, el escándalo ha trascendido lo mediático: varias figuras públicas como Chelsea Clinton y el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, se han unido al debate y pidieron a NBC retirar el segmento.

Los por qué de Kelly

En su cuenta de Twitter, Kelly intentó aplacar los ataques y dejar claro sus puntos de vista. Dijo que, como a todos, le resultaban “personalmente repugnantes” las declaraciones de Jones sobre el tiroteo en la escuela de Connecticut en diciembre de 2012, en el que murieron 20 niños y 6 adultos. Aún así, insistió en la necesidad de exponer a ese tipo de figuras para entender los Estados Unidos de Trump.

Aseguró que las declaraciones del abanderado de la 'teoría de la conspiración' la llevaron a plantearse algunas de las preguntas que guiaron su entrevista: “¿Cómo Jones es respetado por el presidente de Estados Unidos y por millones de personas?”.

Para Kelly, el hecho de que Trump cite frecuentemente a Jones y que, incluso, le entregue credenciales de prensa de la Casa Blanca, lo hacen una figura visible para millones de personas.

“Nuestro objetivo al sentarnos con él fue revelar, como un periodista debe hacer, qué se esconde detrás de su figura y discutir las falsedades que difunde de forma casi impune”, sostuvo.


La presentadora ya habia sido polémica durante la campaña presidencial luego de que encarara a Trump en uno de los debates por sus declaraciones en las que se refería a las mujeres como "puercas gordas, zorras y animales repugnantes".

El debate dejó tan mal parado al entonces candidato republicano que decidió no asistir al siguiente, cuando Fox anunció su decisión de mantener a Kelly como presentadora, pese a las presiones. Trump la acusó entonces de tener un “conflicto de intereses”.

Kelly, considerada una de las personas más influyentes del mundo en 2014 por la revista Times, es conocida por su agenda conservadora y sus comentarios han sido frecuentemente objeto de burla en los medios liberales, como la ocasión en que defendió en su show que Jesucristo y 'Santa Claus' eran “caucásicos y blancos".


Los mejores memes de 'covfefe', el desliz tipográfico de Donald Trump que ha conquistado Internet

Loading
Cargando galería


Más contenido de tu interés