null: nullpx

¿Dónde están las pruebas de los tres millones de votantes ilegales? Ni la gente de Trump sabe decirlo

Expertos en sistema electoral aseguran que la noticia falsa que el presidente electo potenció al retuitearla es un infundio, al igual que la metodología en el conteo de quienes la promueven.
29 Nov 2016 – 8:55 PM EST

Ni el presidente electo, Donald Trump, ni sus portavoces han podido explicar de dónde sacaron o con qué respaldan la noticia falsa sobre millones de personas votando ilegalmente contra él.

La acusación de Trump tiene todos los visos de una mentira para desviar la atención sobre su clara derrota en el voto popular y la conversación que ha generado el recuento de votos solicitado por el Partido Verde de Jill Stein. En lugar de aportar pruebas de la afirmación hecha por su jefe, el portavoz de Trump Jason Miller, se dedicó este lunes a atacar el recuento solicitado por Stein.

"Si tanta atención y oxígeno se está dando a un plan de recaudación de fondos tan desconsiderado y molesto hecho por alguien como Jill Stein, entonces debería echarse un vistazo sustancial a los ejemplos generales de fraude de votación y de inmigrantes ilegales votando en los últimos años", dijo Miller en una llamada con reporteros.

En internet, sus seguidores llevaban dos semanas alentando una teoría conspirativa de fraude masivo, pese a que el republicano ganó las elecciones.

La noticia falsa procede de un grupo llamado True The Vote, cuya portavoz, Catherine Engelbrecht, le dijo a Univision Noticias en correspondencia por correo electrónico que publicará los datos de su investigación sin precedentes como muy pronto "en la primavera, dependiendo de lo rápido que los estados hagan disponibles sus resultados".

True the Vote publicó un comunicado este lunes por la mañana en el que respaldó la afirmación sin pruebas de Trump de un día antes sobre millones de personas votando en su contra. En lugar de aprovechar la atención extra para explicar su irresponsable afirmación, el grupo dijo que aún están trabajando en su hallazgo y que pasarán meses hasta que publiquen algo.

"Nuestra intención es publicar un estudio íntegro sobre el impacto de significativo del voto ilegal en todas sus formas y comenzar una discusión nacional sobre cómo los votantes, estados y la administración Trump pueden resolver este problema creciente", dijo el grupo con sede en Houston, Texas.

Los supuestos investigadores no habían dado hasta este lunes ningún detalle sobre sus datos. Gregg Phillips, quien originó el bulo tres días después de la elección, alegó que no lo harían hasta que la investigación hubiera concluido para que los medios no alteraran la historia.

Phillips se presenta en Twitter como el creador de VoteStand, una aplicación de celular para detectar fraude electoral. En su página web VoteStand afirma que trabajan de la mano de True The Vote, grupo con el cual tratan de "restablecer la integridad del sistema de elección de líderes estadounidenses".

Metodología imprecisa

Univision Noticias le preguntó a la portavoz Engelbrecht sobre la metodología que están usando y ésta fue su respuesta: "Usamos los datos de los votantes como base, luego los complementamos con varias fuentes de datos adicionales y lo pasamos todo a través de un algoritmo que intenta resolver por identidad, residencia, Y la ciudadanía, luego más investigación de allí".

Consultado por Univision Noticias sobre esta contestación, un experto en ley electoral, Daniel Tokaji, dijo que estaban tratando de evadir la pregunta. "Sería difícil describir cualquier metodología en términos más vagos que esta respuesta, que no dice absolutamente nada", aseguró Tokaji, que es profesor en la Ohio State University.


True the Vote se describe como "la organización líder de la nación en integridad de la elección y derechos de los votantes. Tokaji tiene una opinión distinta: "No son creíbles porque han exagerado en el pasado incidentes de fraude y claramente tienen una agenda".

El bulo sobre el fraude masivo de votantes indocumentados llevaba dos semanas dando vueltas por redes sociales y páginas de la llamada Alt-Right o derecha alternativa hasta que Trump lo potenció este domingo con sus tuits incriminatorios, que han generado una avalancha de críticas.

Las autoridades de los tres estados señalados como sospechosos, California, Virginia y Nueva Hampshire, desmintieron este lunes al presidente electo.

Presionado por los reporteros para que aportara pruebas del fraude, Miller citó dos estudios que son frecuentemente citados por quienes alegan que existe una votación masiva de indocumentados. Se trata de un reporte del Pew Center de 2012 y otro de Old Dominion University de 2014.

Supuestas pruebas del pasado

El primero de ellos titulado "Evidencia de que el Sistema de Votación Estadounidense Necesita una Actualización" trataba sobre personas registradas inapropiadamente para votar y no a personas que votaron sin derecho a ello.

El Pew Center mostró que el registro de 24 millones de personas para votar "no es válido o es significativamente inexacto". El reporte sin embargo no ofrece credibilidad a la afirmación de que esos registrados para votar cometieron fraude, como el mismo autor, David Becker, reconoció en una entrevista con Politico.

El autor reconoció que de 2012 a hoy el registro de votantes ha mejorado y es mucho más exacto gracias al Centro de Información Electrónica sobre Registro (ERIC por sus siglas inglesas), un sistema en el que participan 20 estados y el Distrito de Columbia por el que estos comparten datos para evitar registros duplicados y eliminar a aquellos votantes que han muerto.

El segundo se llama "¿Participan los no ciudadanos en las elecciones de Estados Unidos?" y ha sido ampliamente desacreditado por los expertos en este campo.

Es el único estudio destacado que afirma que existe un fraude masivo por parte de millones de indocumentados que altera las elecciones estadounidenses y Trump lo citó en campaña.

El trabajo estimó que un 6.4% de extranjeros votó en 2008 pudiendo haber sido determinantes en la ajustada victoria de Barack Obama en Carolina del Norte aquel año. Los mismos autores reconocieron las limitaciones de la metodología que usaron en un artículo en el Washington Post y otros expertos criticaron el estudio.

Existen sin embargo otras investigaciones con mayor reconocimiento académico que demuestran justamente lo contrario, que no hay ninguna evidencia de fraude masivo cometido por indocumentados o extranjeros y que los pocos casos detectados se deben no a un complot para afectar el resultado de la elección, como sugieren Trump y los suyos, sino más bien a errores puntuales.

Crimen sin sentido

Uno de los estudios con mayor aceptación data de 2007 y se titula "La Verdad sobre el Fraude del Votante", realizado por Justin Levitt y publicado por el Brennan Center for Justice.

Este trabajo concluyó que no existe ningún caso demostrado de voto o registro para votar de modo intencional por parte de un extranjero. Levitt documentan varios ejemplos de acusaciones de voto por indocumentados que resultaron totalmente infundadas.

Por ejemplo, en Washington en 2005, un individuo pidió a las oficinas del condado que investigaran el estatus de ciudadanía de 1,668 votantes registrados debido a que "sus nombres sonaban extranjeros".

"No hay reportes de los que tengamos conocimiento de ningún individuo en esa lista que realmente no fuera ciudadano", escribe Levitt.

Este mismo autor publicó otro análisis en 2014 por el que mostró que apenas se pudieron verificar 31 casos creíbles de fraude por suplantación entre 2000 y 2014, de un total de más de un billón de votos emitidos.

Otro estudio, de News21, un proyecto investigativo financiado por la Carnegie Corporatio de Nueva York y la John S. and James L. Knight Foundation, encontró solo 56 casos de voto por extranjeros entre 2000 y 2011.

A esta ausencia de evidencias, los expertos añaden una explicación basada en los incentivos que pueden mover a un extranjero a arriesgar su libertad por depositar un voto en una urna.

"Es un crimen votar de modo fraudulento así que ¿qué sentido tiene arriesgarte a acabar en la cárcel por un solo voto?", le dice a Univision Noticias Pamela Smith, del grupo Verified Voting.

Como otros expertos, Smith le niega credibilidad a True The Vote: "Si vas a hacer cualquier tipo de afirmación, debes presentar la evidencia".

En fotos: Nueva York regresa a la ‘anormalidad’ con la vuelta de Donald Trump a su cuartel general

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:PolíticaDonald Trump

Más contenido de tu interés