null: nullpx
Joe Biden

Biden lanza ofensiva para impulsar su plan económico de $3.5 billones y dice que los más ricos deben pagar más impuestos

El mandatario criticó la rebaja considerable de impuestos que la administración pasada de Donald Trump logró para los que más ganan e insistió en que su plan tributario no golpeará el bolsillo de la clase media.
17 Sep 2021 – 12:29 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

El presidente Joe Biden dijo este jueves que el país está en "un punto de inflexión" y que su paquete presupuestario de 3.5 billones de dólares (trillion en inglés) es fiscalmente responsable porque será financiado en gran parte por los impuestos que no están pagando el 1% de aquellos que más ingresos generan en el país.

Biden indicó que las 55 empresas más ricas del país pagaron "0" impuestos el año pasado lo que equivale, según dijo, a unos $160,000 millones. "No pretendo castigar a nadie. Soy un capitalista", dijo Biden. "Todo lo que pido es que paguen su parte justa", acotó.

El mandatario insistió que aquellos que ganan por debajo de los $400,000 anualmente no verán incrementados sus impuestos, especialmente la clase media.

La economía "está en un punto de inflexión", dijo Biden en un momento clave para que su plan de infraestructura y presupuestario sea aprobado en el Congreso.

El presidente indicó que Estados Unidos es el único país a nivel global que se ha recuperado económicamente del impacto de la pandemia y que eso le da una ventaja comparativa para seguir creciendo en un contexto fiscal más responsable.

Biden justificó sus propuestas de aumentar los impuestos a los estadounidenses ricos y a las grandes corporaciones para ayudar a pagar sus otras políticas económicas, incluida la expansión de la cobertura de Medicare y la inversión en opciones de cuidado infantil asequibles.

Medidas para la clase media

Hablando desde la Casa Blanca, el mandatario demócrata dio pinceladas generales sobre cómo su agenda económica beneficiará a las familias estadounidenses de clase media. El presidente argumentó que sus propuestas económicas representan una oportunidad para "poner a este país en un nuevo camino", uno en el que los trabajadores estadounidenses son más capaces de construir una base financiera sólida para sus familias.

Biden advirtió que las grandes corporaciones han "perdido su sentido de responsabilidad" hacia sus trabajadores y sus comunidades, lo que ha provocado, aseguró, que no paguen la parte que les corresponde en impuestos. "Todavía tenemos un largo camino por recorrer para llevar la economía a donde debe estar", dijo Biden, quien criticó la rebaja considerable de impuestos que la administración Trump logró para los que más ganan.

"Mi plan es para favorecer al estadounidense común, no al 1% de los que más ganan" agregó.

Durante su discurso sobre la economía del país, Biden se tomó un momento para criticar a los gobernadores republicanos que han rechazado sus políticas de vacunación contra el coronavirus y lo están demandando por exigir a empresas con más de 100 empleados que exijan vacunas o pruebas semanales.

"Este es el peor tipo de política porque está poniendo en riesgo la vida de los ciudadanos de sus estados, especialmente los niños", dijo Biden para luego agregar: "Me niego a ceder".

La ofensiva de Biden se produce luego de que un grupo de demócratas de la Cámara de Representantes distribuyó hace unos días el borrador del proyecto que incluye nuevos impuestos dirigidos predominantemente a los más ricos, las empresas y los inversionistas. El plan da marcha atrás a los recortes de impuestos que promulgaron los republicanos bajo el mandato del expresidente Trump hace cuatro años.

El borrador del plan incluye:


  • Aumentar hasta el 39.6% la tasa impositiva a individuos con ingresos imponibles de más de 400,000 dólares al año y a las parejas casadas que declaran conjuntamente y que ganan más de 450,000 dólares anuales. Son más de 2 puntos por encima del 37% establecido por la ley de recortes fiscales de 2017 de los republicanos.
  • La tasa máxima a las ganancias de capital pasaría del 20% al 25%.
  • Una nueva tasa impositiva del 26.5% para las grandes empresas, superior al actual 21%, pero inferior a la propuesta original del presidente Biden del 28%. Solo se aplicaría a las compañías con ingresos superiores a 5 millones de dólares. Algunas empresas más pequeñas verían sus impuestos sin alteraciones o incluso reducidos bajo el plan.
  • Una "sobretasa a los individuos de altos ingresos" del 3%, para los estadounidenses con ingresos brutos superiores a 5 millones de dólares, una medida que, según los demócratas, recaudaría más de 127,000 millones de dólares.
  • El impuesto sobre las rentas netas de inversión de un comercio o negocio para los contribuyentes solteros con más de 400,000 dólares de ingresos imponibles o declarantes conjuntos con ganancias superiores a 500,000 dólares.
  • Subir los impuestos sobre "el tabaco y la nicotina" en unos 100,000 millones de dólares y recaudar 16,000 millones de dólares por el cambio de normas para "tratar las criptomonedas igual que otros instrumentos financieros".

Mira también:

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés