null: nullpx

Alejandra Barrales, la nueva presidenta del izquierdista PRD, busca alianzas con miras a la presidencia

El PRD tuvo un desempeño pobre en las elecciones de junio, en las que se vio superado en la Ciudad de México por el también izquierdista Movimiento Regeneración Nacional (Morena).
18 Jul 2016 – 1:00 PM EDT

La nueva presidenta nacional del Partido de la Revolución Democrática, Alejandra Barrales Magdaleno, declaró que el partido tiene que rectificar su alejamiento de las causas de la gente, y aunque sea una izquierda moderada, no debe de tener miedo de salir a la calle a acompañar sus reclamos.

"Estoy segura de que podemos retomar el rumbo trabajando con la gente. Tenemos que caminar en unidad y definir una ruta que permita reposicionarnos como partido, salir a la calle y defender las causas de la gente, retomar el papel de oposición, una oposición responsable", abundó.

En entrevista con diversos medios mexicanos, Barrales insistió en que trabajará por la unidad dentro del partido para “ser cabeza de alianza”, pues de llegar debilitado a las elecciones de 2018, “solamente nos tocará colocarnos a la cola de los partidos y nadie gana con eso”.

“Nuestra prioridad es la unidad de todos nuestros militantes, gobernadores, legisladores, presidentes municipales; ya lo hemos hecho en otras ocasiones y habrá que encontrarnos con los demás, pero hay una diferencia enorme de encontrarnos con otros a ir a buscarlos”, declaró.

Tras su nombramiento, el coordinador del partido en el Senado, Miguel Barbosa, le pidió encabezar la construcción de un frente amplio de fuerzas progresistas a la que se sume Morena, el partido del excandidato presidencial Andrés Manuel López Obrador, y no el Partido Acción Nacional (PAN).

La exsecretaria de Educación del Gobierno de la Ciudad de México, Alejandra Barrales, fue elegida el sábado como presidenta del Comité Ejecutivo Nacional del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD), que sufre de una merma de su fuerza electoral.

Durante un pleno extraordinario del Consejo Nacional del PRD, Barrales fue elegida con 264 votos en favor, 58 en contra y dos abstenciones, por lo que dirigirá el partido hasta octubre de 2017.

Para el cargo se registraron dos fórmulas; una integrada por Pablo Gómez, quien obtuvo 58 votos, y la otra por Barrales, quien resultó favorecida con más de las dos terceras partes de los sufragios.

"Hoy acabamos de realizar un verdadero ejercicio de democracia; así es el PRD", declaró Barrales en su discurso tras ser elegida.


Enfatizó que ella al frente del PRD y Beatriz Mojica como secretaria general harán un gran equipo de trabajo. "Es la primera vez que dos mujeres ocupan las posiciones más importantes al interior de un partido", señaló.

Más tarde, en conferencia de prensa, Barrales fue interrogada sobre posibles alianzas futuras con otras agrupaciones, a lo que replicó reiterando que su prioridad será la unidad del partido.

"Quiero ser la presidenta que convoque a un partido fuerte, que pueda encaminar el reposicionamiento de nuestro partido, que haga que las otras fuerzas políticas se quieran sentar a dialogar con nosotros, que quieran coincidir", declaró.

Barrales sucede a Agustín Basave, quien el pasado 18 de junio anunció su renuncia debido fundamentalmente a problemas relacionados con la gobernabilidad interna del partido.

El líder izquierdista remarcó que, tras un periodo de reflexión, tomó su decisión antes de las elecciones locales del pasado 5 de junio, pero entonces no la comunicó para no perjudicar los resultados del partido en los comicios.

Su cargo había sido asumido de forma interina el 2 de julio por la secretaria general Beatriz Mojica.

El PRD tuvo un desempeño pobre en las elecciones de junio, en las que si bien ganó en alianza con el conservador Partido Acción Nacional (PAN) los gobiernos de tres estados, además de que gobierna en dos más, se vio superado en la Ciudad de México por el también izquierdista Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

Morena, agrupación encabezada por el dos veces candidato presidencial del PRD Andrés Manuel López Obrador, se impuso en la votación para elegir a los miembros de la Asamblea que redactará la nueva Constitución de la capital mexicana.

Ello supuso un golpe más para el PRD, que gobierna la capital desde 1997, después de que en las elecciones de 2015 perdiera la mayoría en la Legislatura capitalina también frente al partido fundado por López Obrador hace solo dos años.

Más contenido de tu interés