Cargando Video...
Tito Matos, un conocido percusionista puertorriqueño, perdió durante el huracán María un negocio donde cada sábado daba talleres de plena a los niños. Pero eso no le disuadió de seguir compartiendo el folclore puertorriqueño con los más pequeños. El 4 de octubre salió a la Plaza del Indio de San Juan con sus instrumentos para seguir con esta tradición. En un momento en que la gente tenía que enfrentarse a colas en negocios y gasolineras, a la falta de luz y a los destrozos causados por el huracán, Matos convocó a padres e hijos a un ‘plenazo’ para mostrarles a través de esta música de origen africano el carácter resiliente boricua.
Cargando Playlist...