Pese a las protestas, China celebra su festival de carne de perro

Este 21 de junio todavía marca el primer día del Festival de Carne de Perro de Yulin, en el que miles son sacrificados para su consumo.
21 Jun 2016 – 1:17 PM EDT



Comer carne de perro no debería ser aceptable en el siglo XXI y si el público y los funcionarios chinos finalmente encuentran la manera, no lo va a ser.

Pero por ahora, este 21 de junio todavía marca el primer día del Festival de Carne de Perro de Yulin, en el que miles de perros son sacrificados para el consumo.

Un gran mercado negro de carne de perro en China alimenta esta iniciativa cada vez más impopular. La antigua costumbre de comer carne de perro está resultando difícil de erradicar para algunos en un país que se moderniza rápidamente, al igual que es complejo disipar el valor de muchas formas de la medicina tradicional china que utilizan partes de algunas especies en peligro como los rinocerontes y los tiburones.

Pero aunque un sinnúmero de perros son robados cada año por las bandas y el gobierno continúa evitando tomar acciones decisivas para detener este comercio, la práctica de devorar al mejor amigo del hombre está perdiendo el favor del público a medida que los perros se convierten en mascotas más populares y el público adquiere conciencia sobre el bienestar animal.

Una encuesta reciente comisionada por la Asociación de Protección de los Animales de China en colaboración con la Humane Society International

(HSI) y Avaaz encontraron que el 64% de los chinos apoyan eliminar el festival de Yulin y que el 52% quiere que el comercio de carne de perro sea prohibido completamente.

" Es embarazoso para nosotros que el mundo crea erróneamente que la crueldad brutal del festival Yulin es parte de la cultura china", dice Qin Xiaona, director de la Asociación de Protección de los Animales de capital en un comunicado.

"No lo es y, como vemos en esta encuesta, la mayoría de la gente aquí no come perros y creen que el festival daña la reputación que el mundo tiene de China", añade.

Reafirmando los resultados de esta encuesta hay una votación en línea en la que más de ocho millones de chinos apoyan una propuesta legislativa del representante del Congreso del Pueblo, Zheng Xiaohe, para prohibir el comercio de carne de perro en China.

Al igual que muchos otros alimentos tradicionales, las personas que comen perro a menudo creen que su carne posee ciertas propiedades medicinales. De acuerdo a la organización Change for Animals, " se cree que el hueso de perro tiene propiedades anti-inflamatorias, mientras que el pene y los testículos perro se cree que aumentar la virilidad y curar la impotencia sexual".

Una serie de textos médicos clásicos también recomiendan la carne de perro para fortificar el espíritu y ayudar en la recuperación de enfermedades, clasificando la carne de perro como una medicina, así como un alimento. Todavía hoy es común que los médicos recomienden la carne de perro a los pacientes que han sido sometidos a cirugía debido a sus supuestos efectos curativos.

Por supuesto, no hay evidencia científica para nada de esto. De hecho, las investigaciones demuestran lo contrario: que el consumo de perro plantea riesgos para la salud humana tales como la posibilidad de transmisión del cólera, la triquinelosis - enfermedad parasitaria causada por consumir carne con larvas del parásito- e incluso la rabia, por no mencionar el uso excesivo de antibióticos en las granjas de perros.

En un esfuerzo para fomentar la protesta pública en contra de comer perros, celebridades como Matt Damon, Joaquin Phoenix, Kate Mara, Rooney Mara, y Ricky Gervais se han pronunciado en su contra.


El Festival de carne de perro de Yulin es en realidad una tradición moderna, se inició solamente en la última década más o menos como un intento de impulsar el comercio de carne de perro en un zona que antes no tenía antecedentes de consumir carne de perro.

Mientras que el festival, que las autoridades locales niegan oficialmente que existe, puede promover esta práctica esotérica, en toda China los perros son mucho más populares como mascotas que como fuente de alimento.

Según la Oficina Nacional de Estadísticas, en la China urbana hay alrededor de 27 millones de perros que son mascotas y en el área más rural el número se aproxima a los 100 millones.

Un manifestante en contra del Festival de Yulin, Qi Qi, dijo a la revista TIME que "los perros son amigos de los humanos. Salvaguardan las personas e incluso las rescatan. Tener perros también ayuda a los niños con autismo ... los perros necesitan ser atendidos y vacunados".

En los últimos años, otros festivales de carne de perro han sido prohibidos por las autoridades chinas después de que manifestantes llamaron la atención sobre ellos. Y aunque comer perro no está prohibido en China, el festival Yulin podría ser detenido si se aplicaran las leyes que prohíben el transporte masivo de animales vivos sin tener antes una cuarentena de laboratorio.

No obstante, de acuerdo con Humane Society International, se estima que 10 a 20 millones de perros son asesinados al año en toda China por su carne y miles de ellos mueren para Yulin, aun cuando ese número se ha reducido de 15.000 perros a solo unos pocos miles en los últimos años. Los perros son sacrificados en pequeñas granjas de perros que tienen principalmente perros callejeros o perros robados, lo que significa que los dueños de perros tienen que mantener la mirada alerta para proteger a sus mascotas.

Humane Society International llevó a cabo su propia misión de rescate este año en Yulin, rescatando 29 perros y cinco gatos de un matadero en la zona.

Peter Li, especialista en política de China de esa organización, dirigió la operación de rescate. "La presencia policial es intensa en Yulin en este momento y el ambiente es muy tenso, así que esto no fue un rescate fácil", dijo Li en un comunicado.

"Pero estábamos decididos a salvar a los animales de su horrible destino en Yulin y fue un alivio para dejar las jaulas de los mataderos vacías por un día al menos ... Es chocante pensar que si no hubiéramos estado allí, todos estos animales habrían sido golpeados hasta morir y comidos".


Publicidad