Los prejuicios matan hasta al rey del océano

El corresponsal ambiental de Univision y Fusion, Nicolas Ibarguen explica el valor de los tiburones como indicadores de la salud del océano en este nuevo documental grabado en la isla Guadalupe de México.
19 Jun 2017 – 3:57 PM EDT


Miden hasta 10 metros de largo y pueden pesar hasta 3 toneladas. Son magníficas esculturas blancas bajo el agua, animales capaces de viajar a grandes velocidades y que han evolucionado durante miles de años.

Se trata de los tiburones blancos, reyes del océano que hoy están frágiles y en riesgo de desaparecer de las aguas cálidas del planeta porque los prejuicios humanos contra ellos predisponen a temerles como si fueran una suerte de “monstruos maléficos”.

Tristemente, este es un error de larga data. En 1975 y durante generaciones, una sangrienta y taquillera película llamada Tiburón aterró al mundo sugiriendo, erróneamente, que los tiburones blancos eran depredadores feroces y vengativos en busca de humanos para atacarlos.

Desde entonces, millones de personas han vivido con ese prejuicio en la cabeza y también en el cuerpo. A miles, las imágenes los traumaron tanto que se convirtieron en la excusa perfecta para ni siquiera meterse al mar. A otros, una cantidad considerable, los ha hecho un poco indiferentes a su masacre.

En el agua, ajenos al cine y sus dramas, los tiburones blancos, sufrieron un declive muy significativo de sus poblaciones que hoy se estima en cerca del 50%.

El corresponsal ambiental de Univision y Fusion, Nicolas Ibarguen explica el valor de estos y otros tiburones como indicadores de la salud del océano. Este documental, reta a las viejas y nuevas generaciones a enfrentar la inmerecida reputación de estos animales con información fascinante de su vida y hábitos en la isla Guadalupe de México.


RELACIONADOS:Océanos