Las inundaciones serán tan comunes en ciudades costeras de EEUU que empezarán a ocurrir durante cada marea alta

Un nuevo reporte de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) predice que inundaciones como las que afectan el noreste del país serán cada vez menos excepcionales en un mundo donde el nivel del mar sigue en ascenso de forma acelerada.

Por segunda vez en este mes de marzo, el noreste de EEUU se enfrenta a una gran tormenta que empuja el agua del océano hacia las calles de muchas ciudades costeras de EEUU, provocando inundaciones masivas.

Un nuevo reporte de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) predice que inundaciones como estas serán cada vez menos excepcionales.

El nuevo estudio asegura más bien que este tipo de inundaciones podrían empezar a ocurrir semanalmente (durante la marea más alta) en las comunidades e infraestructuras del país más cercanas al mar, incluidos Alaska, Hawaii y las islas del Pacífico y el Caribe.

Por ejemplo, más de 100 instalaciones militares que están cerca de las costas han informado inundaciones recientemente.

En concordancia con NOAA, un reporte del Centro para el Clima y la Seguridad advierte que las inundaciones causadas por las mareas amenazarán no solo a las viviendas y los muelles, también los depósitos de combustible y los depósitos de municiones.

"Una tormenta como la que experimentamos a lo largo de la costa este de los Estados Unidos será como una marea alta en algún momento en el futuro, ya sean dos o tres décadas u ocho décadas. Aunque está por verse cuándo, lo cierto es que va a ocurrir (...) El problema se volverá crónico bastante rápido, no va a ser un cambio lento y gradual”, dice el oceanógrafo William Sweet, uno de los autores de este reporte.

Las cifras de alerta son asombrosas. La mayoría de las ciudades costeras de EEUU se se han construido para manejar el espacio con respecto a las mareas más altas. Pero a medida que las mareas altas aumentan debido al deshielo (y el calentamiento global), eso reduce inexorablemente la capacidad de las autoridades para mantener a su población segura o libre de peligro.

Eso significa que si el alza del nivel del mar sigue aumentando se prevé un futuro en el que habrá inundaciones en las ciudades incluso en "días soleados” o “sin tormenta". Como ejemplo de ello, mencionan que las mareas altas ya están inundando Miami y Norfolk, Virginia.

Las autoridades responsables de Norfolk y Miami, así como las fuerzas armadas han empezado a planear la creación de muros de contención, pero la marea está avanzando más rápido que sus planes.


Los escenarios

El nuevo inventario de NOAA detectó que en los sitios donde la marea alta aumente un pie y medio se producirán inundaciones constantes pero de menor intensidad. Las inundaciones moderadas comenzarán cuando la marea alta sobrepase los 2,5 pies (con respecto a la actualidad) y las grandes inundaciones, cuando superen los 4 pies.

Ahora bien, en el escenario más optimista previsto por NOAA, el nivel del mar podría subir en EEUU entre 1,5 y 3 pies para el 2100. Si el aumento del nivel del mar que ocurre es intermedio, para 2050 las ciudades en el Atlántico verían las mareas altas inundando las calles de 25 a 130 veces al año.

En el oeste del Golfo de México serían 185 días por año y 80 días por año para el este del Golfo. Actualmente, estos lugares ven entre tres y seis días de inundaciones en un año promedio.

En el peor escenario, para el 2100, las inundaciones podrían suceder casi todos los días.

La frecuencia de las inundaciones será influenciada por fenómenos climatológicos como El Niño y La Niña, pero ciertamente no se apaciguará porque las mareas altas, serán cada vez más altas.

Sobre este estudio Spanger-Siegfried, analista de la Unión de Científicos Preocupados opina que si bien no se habla de inundaciones catastróficas, se habla de inundaciones que llegan a las comunidades en cualquier momento y modifican toda la vida de la ciudad.

"Puede llegar a nuestras comunidades y dejarnos varados en nuestros autos, atrapados en casa, chapoteando en el agua, incapaces de ir a la escuela y al trabajo. Puede afectar nuestra capacidad de seguir con nuestras vidas normales”.

RELACIONADOS:Cambio Climático