null: nullpx

La aspiradora del mar: un ducto flotante con el que buscan recoger toneladas de plástico en el Pacífico

La tecnología de la fundación The Ocean Cleanup está preparada para llegar este martes a la gigantesca isla de plástico del oceáno y comenzar el proceso de limpieza. La meta es retirar 50 toneladas de basura para abril de 2019 y limpiar el 90% del plástico oceánico del mundo para el año 2040.
16 Oct 2018 – 5:35 AM EDT

Sus creadores la han llamado Wilson y está a punto de comenzar su titánica misión: recoger la mayor cantidad de plástico que se ha vertido en el océano Pacífico al cabo de dos décadas.

Se trata de una tubería flotante de 2,000 pies (609.6 metros) de largo en forma de U, y un red de 9.84 pies (3 metros) de profundidad para atrapar el plástico bajo la superficie del agua.

Wilson está listo para llegar a su destino en el océano este martes y comenzar el proceso de limpieza poco después, según un vocero de la compañía citado por CNN.

El mes pasado, la Fundación The Ocean Cleanup lanzó este sistema de limpieza del océano desde California que iniciará su tarea en la isla de plástico que flota entre San Francisco y Hawaii, un promontorio de desechos cuyo tamaño es del doble de Texas. Es el mayor de los cinco montones de basura oceánica de la Tierra.


Un bote con el ducto regresará al lugar cada dos meses para remover los escombros, como un camión de basura del océano, y lo devolverá a la orilla. El objetivo es reciclar el plástico y crear nuevos productos.

Los científicos calculan que las 150 millones de toneladas de plástico que hay en los océanos se podría triplicar en la próxima década, con consecuencias devastadoras para la fauna marina, el cambio climático e incluso la alimentación humana.

Boyan Slat, de 24 años, fundador y director ejecutivo de Ocean Cleanup. Advierte que el plástico "probablemente seguirá ahí dentro de 100 años, así que sólo si salimos y lo limpiamos, esta cantidad va a bajar".

La basura que recoge el ducto se va acumulando hasta que llega un bote de basura para recogerla. El dispositivo cuenta con conexión satelital para comunicarse con la sede de la compañía en Holanda, y con otros barcos para compartir su ubicación. Se controla a distancia y tiene dos cámaras situadas en el centro.


El equipo de Ocean Cleanup ha estado investigando y probando la tubería durante los últimos cinco años. En 2013, el proyecto obtuvo más de 2 millones de dólares a través de campañas públicas de recaudación y desde entonces ha acumulado más de 30 millones de dólares.

El equipo espera que la tubería recoja 50 toneladas de basura para abril de 2019 y limpie el 90% del plástico oceánico del mundo para el año 2040.

Pero algunos expertos se preguntan si un sistema como éste puede tener un impacto real en océanos tan grandes. También ha sido criticada por su incapacidad para capturar pequeños trozos de escombros y por la posibilidad de que la vida marina quede atrapada en su interior.

Algunos críticos también se preocupan si el dispositivo podría averiarse, ya sea debido a un mal funcionamiento o a tormentas, y crear aún más basura oceánica.

Vea también:


En fotos: Esta paradisíaca isla está cubierta por 37 millones de piezas de desecho plástico

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:PlanetaPlástico
Publicidad