null: nullpx

El seudónimo con el que el secretario de Estado quedó en evidencia frente al cambio climático

El fiscal general de Nueva York, Eric Schneiderman, solicitó una investigación para determinar si la petrolera Exxon -que Rex Tillerson dirigía- engañaba a inversionistas y el público al ocultar durante décadas lo que sabían del vínculo entre la quema de combustibles fósiles y el cambio climático.
14 Mar 2017 – 7:11 PM EDT

Mientras fue el presidente de la petrolera Exxon, el secretario de Estado, Rex Tillerson, utilizaba un seudónimo en sus correos electrónicos para hablar sobre el cambio climático.

Así lo denunció esta semana el fiscal general de Nueva York, Eric Schneiderman, quien formuló la acusación en una carta dirigida a una corte de Nueva York en la cual pide que se investigue si la compañía engañaba a inversionistas y el público al ocultar durante décadas lo que sabían del vínculo entre la quema de combustibles fósiles y el cambio climático.

Schneiderman explica que Exxon no reportó que Tillerson utilizara una cuenta de correo electrónico para enviar y recibir correos sobre temas que incluían el manejo de riesgos relacionados con el cambio climático (Wayne.Tracker@exxonmobil.com).

El autor de estos correos figuraba como "Wayne Tracker", que en español podría traducirse como ‘Rastreador de Wayne’. Recordemos que Wayne es el segundo nombre de Tillerson. Esta dirección de email fue utilizada del 2008 al 2015, agregó el fiscal neoyorquino. En la misiva también se pidió al tribunal que ordenara a Exxon identificar si Tillerson utilizaba otras cuentas de correo electrónico.

"A pesar de la producción incidental de aproximadamente 60 documentos enviados desde la dirección de correo electrónico Wayne Tracker, ni Exxon ni su abogado han revelado que esta cuenta de correo electrónico separada era un vehículo para las comunicaciones relevantes del Sr. Tillerson en Exxon", comentó del consejero de Schneiderman, John Oleske.

Ante las denuncias, el Departamento de Estado se negó a comentar el tema y canalizó las preguntas a la propia Exxon. Alan Jeffers, vocero de Exxon Mobil, confirmó que la cuenta de email Wayne Tracker fue creada para tener una comunicación segura y rápida entre Tillerson y los altos ejecutivos sobre “una variedad de temas”, pero no precisó cuáles ni porqué era necesaria esta vía.

Adelantó, además, que la compañía había proporcionado 2.5 millones de páginas de documentos en respuesta a una citación de la oficina de Schneiderman y que respondería a las reclamaciones de la nueva carta en la corte.

Como secretario de Estado y líder de la diplomacia estadounidense, Tillerson es una figura clave en asuntos relacionados con tratados internacionales sobre clima y energía. Por ejemplo, podría ser el encargado de negociar una salida de Estados Unidos del Acuerdo de París contra el cambio climático, del cual Trump había adelantado en campaña que quería desvincularse y el actual director de EPA dijo hace apenas una semana que era "un mal negocio".

Aunque durante las audiencias de confirmación el antiguo magnate de la industria petrolera se negó a responder a las preguntas sobre si la empresa donde laboró había minimizado u oscurecido la investigación de sobre el clima, Tillerson no es un negacionista del cambio climático.

Con Tillerson como presidente, la empresa Exxon reconoció en 2006 que el cambio climático es un problema. Posteriormente, la compañía aprobó un impuesto sobre el carbono y respaldó el Acuerdo Climático de París.

Publicidad