null: nullpx

La tribu sioux logra que el Ejército detenga temporalmente el proyecto de construcción de oleoducto en sus tierras sagradas

La tubería se llama Dakota Access y se extiende por más de 1,168 millas por Dakota del Norte y del Sur, Iowa e Illinois.
9 Sep 2016 – 3:13 PM EDT

En fotos: La lucha de los sioux contra un oleoducto de 1.168 millas de largo en Dakota del Norte y Sur

Loading
Cargando galería

"El Ejército de Estados Unidos no autorizará la construcción de tubería del oleoducto de Dakota en la zona del ejército que está en los alrededores del Lago Oahe hasta que se pueda determinar si será necesario reconsiderar cualquiera de sus decisiones anteriores bajo la Ley Nacional de Política Ambiental (NEPA) u otro programa federal leyes. Por lo tanto, la construcción del oleoducto no va a seguir adelante en este momento", anunció un comunicado oficial este viernes por la tarde.

Se trata de un oleoducto de 1.168 millas que atravesaría sus tierras consideradas sagradas y por la cual se han levantado a protestar las comunidades dakotas, nakotas y lakotas de Dakota del Norte y Sur, Iowa e Illinois, así como grupos ambientalistas del país y del mundo.

El anuncio asegura que el Ejército se moverá con rapidez para tomar esta determinación, "ya que todos los involucrados, incluyendo la compañía de la tubería y sus trabajadores, merece una resolución clara y oportuna. Mientras tanto, solicitamos que la compañía de la tubería pause voluntariamente toda la actividad de la construcción dentro de 20 millas al este u oeste del lago Oahe".

Esto no significa que la totalidad del oleoducto se ha descartado, pero sí significa que la construcción se detuvo en este sitio considerado sagrado para estos pueblos.

El ejército dio a conocer esta resolución minutos después de que el juez James Boasberg negara la petición de los pueblos nativos de detener la construcción del llamado Dakota Access.

En esta demanda, los nativos alegaban que la decisión del Cuerpo de Ingenieros del Ejército de emitir permisos para construir el oleoducto viola la Ley Nacional de Preservación Histórica. "Apreciamos la opinión del Tribunal de Distrito hacia Cuerpo de Ingenieros del Ejército acerca del cumplimiento con la Ley Nacional de Preservación Histórica. Sin embargo, importantes cuestiones fueron planteadas por la tribu Sioux de Standing Rock y otras naciones tribales y sus miembros con respecto a la tubería de Dakota específicamente Access", reconocen.

La obra del Dakota Access está valorada en $3,700 millones y su intención es transferir hasta 570,00 barriles de petróleo crudo por día desde la región de Dakota del Norte hasta Illinois. Según la Cámara de Comercio de Estados Unidos, su construcción proveería a la región con 12,000 nuevos empleos. Sin embargo, los nativos aseguran que la tubería impactaría cementerios, anillos de piedra de oración, artefactos y otros sitios ceremoniales e históricos indígenas, así como el cauce del río Missouri, fuente de agua potable para millones de personas.

Según Tom Bastian, del Departamento de Recursos Natuales de Missouri, el volumen anual de este río es de aproximadamente 19.3 trillones de galones por año. Los sistemas comunitarios de agua en Missouri abastecieron a más de 5 millones de habitantes en el año 2015.

La estructura de tuberías prevista se ubica a menos de una milla de distancia de la reserva llamada Standing Rock entre Dakota del Norte y del Sur. “Estamos haciendo eso, no sólo por el Sioux de Standing Rock, sino también por los 17 millones de personas que viven en las comunidades y en las granjas aguas abajo, cuya existencia depende de la protección de nuestros ríos”, había explicado Dave Archambault II, jefe de la tribu sioux. Los nativos seguirán buscando alternativas judiciales contra esta construcción pero siempre desde una forma pacífica.

Contexto

Desde que tuvieron conocimiento de este plan, los indígenas sioux de Standing Rock han protestado. Lo han hecho durante meses en campamentos pacíficos en Dakota del Norte.

El 27 de julio, incluso, se interpuso una acción judicial en un tribunal federal en el Distrito de Columbia para desafiar las acciones para construir la tubería. Esta demanda pidió que se cumplieran los derechos de la nación tribal protegidos a nivel federal.

"No queremos a esta serpiente negra dentro de nuestros límites (...) Tenemos que detener este oleoducto que amenaza nuestra agua. “Hemos dicho en repetidas ocasiones que no lo queremos aquí. Queremos que el Cuerpo de Ingenieros del Ejército nos honren con los mismos derechos y protecciones que se otorgan a otros demás, derechos que nunca se les concedía cuando se trata de nuestros territorios. Exigimos que el oleoducto sea detenido y mantenido fuera de nuestras fronteras", había expresado el jefe de la tribu sioux Dave Archambault II.

En los últimos días, los activistas en Iowa y Dakota del Norte fueron detenidos por bloquear físicamente la construcción del oleoducto, con más protestas previstas en las próximas semanas y meses, pero el enfrentamiento entre nativos, manifestantes y constructores alcanzó dimensiones violentas cuando varias cuadrillas de construcción ingresaron durante el fin de semana a cementerios indígenas en tierras privadas, reportó la organización Earth Justice.

“Imagínese maquinaria pesada que invaden su cementerio de la familia, abriéndose paso entre las tumbas, lápidas demolición y con el derribo de la iglesia de al lado. Nuestra gente tiene el corazón roto. Nuestra historia está destruida. Esa zona es ahora un hueco”, denunció el martes Archambault II.

Las autoridades informaron que al menos cuatro guardias y dos perros resultaron heridos tras el enfrentamiento entre los manifestantes y las cuadrillas de construcción en en los límites de la reserva sioux. De ellos, un guardia fue hospitalizado en Bismarck y los dos perros fueron llevados a una clínica veterinaria, confirmó en conferencia de prensa la vocera de la comisaría de Morton, Donnell Preske.

Según explica Earth Justice, a pesar de los enfrentamientos, el 6 de septiembre, un juez se negó a detener la construcción de una parte del acceso Dakota del oleoducto donde fue identificado el cementerio, pero, a petición del juez, la empresa Energy Transfer accedió a detener la construcción en un área al este del lago Oahe hasta que una sentencia separada emitiera un veredicto preliminar en el caso presentado por la tribu sobre la tubería.

Actores como Leonardo Di Caprio y políticos como la candidata para el presidente del Partido Verde Jill Stein también apoyan su lucha. De hecho, por su participación en las recientes manifestaciones, Stein podría ser acusada incluso de vandalismo.



"Apoyamos a los valientes líderes indígenas que están tomando acciones para proteger a las generaciones futuras de la codicia mortal de la industria de los combustibles fósiles. Aprobamos su visión y coraje. Donald Trump, por su parte, apoyará el saqueo del planeta mientras la compañía de su asesor de energía intenta transportar petróleo a través del destructivo oleoducto; y el silencio de Hillary Clinton sobre el oleoducto Dakota Access representa la aprobación tácita de este asalto contra la madre tierra", explica en su página web oficial.

Univision consultó a la empresa Energy Transfer, filial en Texas encargada de la construcción de este oleoducto sobre los planes actuales con el oleoducto ante los últimos acontecimientos y sobre el enfrentamiento con los sioux. No obstante, la encargada de comunicaciones Vicki Granado, solo respondió por email “Voy a declinar comentar. Gracias”.


RELACIONADOS:PlanetaJusticia Ambiental
Publicidad