null: nullpx

Cerca del 50% de los vertebrados en peligro de extinción vive en islas y salvarlos es menos complicado

Las 465,000 islas que existen representan sólo el 5.3% de la masa continental, pero fueron hogar del 61% de todas las especies extintas que se conocieron desde 1500.
26 Oct 2017 – 3:11 PM EDT

Cerca de la mitad de los vertebrados que están en peligro de extinción en el mundo viven en islas como Galápagos, reveló un nuevo inventario publicado esta semana en la revista Science Advances.

Como se observa en el siguiente gráfico de barras, entre las especies de las islas más amenazadas destacan los reptiles, las aves, los mamíferos y los anfibios.

Según los autores del estudio, esto representa un enorme reto y oportunidad de conservación pues en la mayoría de los casos estos animales están amenazados por la presencia de especies invasoras como roedores y gatos salvajes que podrían ser despachadas de allí con mecanismos oportunos y efectivos en cada caso.

"Este nuevo banco de datos sobre la biodiversidad permitirá enfocar y mejorar significativamente los esfuerzos de conservación que necesita nuestro planeta", explica la autora y bióloga Dena Spatz, de Island Conservation.

Según ella, las islas representan sólo el 5.3% de la masa continental, pero fueron hogar del 61% de todas las especies extintas que se conocieron desde 1500.

Para llegar a esta alerta, los investigadores analizaron 1,189 especies terrestres de anfibios, reptiles, pájaros y mamíferos que figuran en la llamada Lista Roja de especies en peligro de la Unión internacional para la conservación de la naturaleza (UICN) y que se reprodujeron en 1,288 islas. En cada caso, identificaron también si las especies que estaban amenazando a estos vertebrados habían sido introducidas en las islas: como las ratas y felinos.

Los gatos salvajes y los roedores han sido responsables a lo largo de los últimos siglos de la desaparición de al menos 44% de las aves, pequeños mamíferos y reptiles, alerta la investigación.

Un ejemplo de las especies más amenazadas del planeta que vive en las islas es el llamado sinsonte de Floreana, un pájaro de las islas Galápagos. El declive dramático de su población ocurrió solo unas décadas después de la llegada de los humanos. Su actual fase de casi extinción se debe a la introducción de especies invasoras sobre la isla.

Recordemos que especies como estas aves no están acostumbradas a luchar contra depredadores, por lo que son extremadamente confiadas y especialmente propensas a la depredación.

Ahora, las aves que quedan de esta especie no son muchas y están confinadas a islotes donde no hay depredadores, pero afecta su variabilidad genética, es decir, su capacidad biológica para defenderse de las enfermedades y retos del medioambiente.

Spatz y su equipo asegura que para evitar casos como este es posible prevenir la llegada de estas plagas a la isla. Pero, cuando ya están allí también se pueden diseñar y efectuar estrategias para eliminar a los intrusos invasivos.

En la isla del Coco de Costa Rica, considerada Patrimonio de la Humanidad, se están desarrollando mecanismos para controlar la población de venados, cerdos y ratas salvajes que amenazan también especies únicas de aves y plantas. Como es de imaginarse, ninguno de estos procesos está exento de preocupación y polémica, pues siempre hay duda del impacto de estas iniciativas en el ecosistema.

Publicidad