Cassini completa 'viaje suicida' dentro de la atmósfera de Saturno que pone fin a una misión de 20 años

A una velocidad de 76,000 millas por hora, la sonda espacial que investigó los aros de Saturno y sus lunas, puso fin a 20 años de una de las misiones más espectaculares de la NASA.
14 Sep 2017 – 3:46 PM EDT

La sonda Cassini se autodestruyó a 76,000 millas por hora en una caída en picada dentro de la atmósfera del sexto planeta del sistema solar.

Esta maniobra final cierra 20 años de una de las misiones de la Agencia Espacial de Estados Unidos más espectaculares de la historia de viajes interplanetarios de su flota de sondas espaciales.

Cassini se desintegró en dos minutos, según dijo Earl Maize, gerente del proyecto, al describir lo que ocurrió con la sonda de la NASA que fotografió cientos de miles de veces los aros de Saturno y sus lunas para conocer de cerca al planeta más fascinante del vecindario.

En un tuit la NASA escribió: "Cassini nos mostró la belleza de Saturno. Reveló lo mejor en nosotros. Ahora depende de nosotros seguir explorando".

Los científicos de la NASA no tuvieron otra opción que acabar con su sonda. Su poco combustible no le permitiría seguir con su impresionante viaje elíptico orbitando al gigante de los aros. Y para hacer honor a lo que ya es una tradición, la agencia espacial prefiere autodestruir sus sondas que posarlas sobre lunas o planetas que podrían ser contaminados con los microbios o bacterias que las sondas llevan de contrabando en su interior.

La sonda dejó de transmitir data a las 07:55 am de la mañana de este viernes, hora del este de EEUU. "Cassini es ahora parte del planeta que estudió", indicó la NASA en otro tuit.

Antes de su zambullida final en la atmósfera de Saturno, Cassini seguía tomando fotos de sus lunas, los aros y del propio planeta desde ángulos nuevos e intrigantes que no serían posible desde posiciones orbitales... todo antes de su descenso.

Este jueves envió sus últimas fotografías y en la mañana de este viernes hizo la ruta a su muerte que no será fotografiada por lo dificultoso que significa enviar data en tan poco tiempo.

"Es una mezcla de tristeza ver el final de Cassini, decirle adiós a la familia de este proyecto", afirmó Lina Spliker, científica del Proyecto Cassini.

La sonda inició su misión en 1997 y al llegar a Saturno comenzó una de las exploraciones más fascinantes del planeta, al fotografiar sus anillos y su mayor luna, Titán.

Antes de caer tomó muestras de la atmósfera, transmitiendo datos en tiempo real, con lo que siguió trabajando segundos antes de desintegrarse.

En el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en California, donde Cassini fue construida y operada, todos sus científicos se pusieron de pie una vez Earl Maize anunció el fin de la sonda.

La misión de Cassini se extendió mucho más de los cuatro años originales de misión que se pautaron en 2004, el año en que la misión comenzó a orbitar Saturno.

El descubrimiento más impresionante de la sonda en sus 13 años dándole la vuelta al planeta fue un océano de agua bajo la superficie helada de una de sus lunas, Enceladus.

Aunque de un tamaño muy pequeño, similar al Lago Superior entre EEUU y Canadá, lo interesante es que su estado líquido se debe a orificios hidrotermales que hay en su fondo, muy similares a los que existen en nuestros océanos.

El agua contiene componentes de carbono, ingredientes necesarios para la vida.


Publicidad