null: nullpx

7 especies invasoras le causan pérdidas millonarias a Chile cada año

Un nuevo estudio estimó en más de $86.5 millones el monto anual que este país ha perdido en los últimos cinco años a causa de siete especies invasoras: cinco mamíferos y dos arbustos.
26 Nov 2017 – 09:41 AM EST
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

En Chile hay 1,119 especies exóticas de flora y fauna que se han asilvestrado o naturalizado en el territorio. Un número importante compite por alimento y hábitat con especies nativas, depredándolas, desplazándolas o amenazando su sobrevivencia.

Un nuevo estudio sobre el impacto económico de un grupo de especies exóticas invasoras sobre la Biodiversidad en Chile estimó en más de $86.5 millones el monto anual que el país ha perdido en los últimos cinco años a causa de siete especies invasoras: cinco mamíferos y dos arbustos.

Si no se hace nada para controlar estas siete especies, en 20 años el país habrá perdido más de $1,991 millones, dice el estudio, financiado por el Proyecto Especies Exóticas Invasoras, impulsado por el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF), el Ministerio del Medio Ambiente de Chile (MMA) y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

“Los tomadores de decisiones requieren alguna información de pérdida económica para destinar recursos de forma eficiente al control de estas especies. No es lo mismo decir que desplazan especies nativas, que decir cuánto vale ese desplazamiento”, dice Claudia Cerda, investigadora de la Facultad de Ciencias Forestales de la Universidad de Chile y autora principal del estudio.

Entre los factores que se valorizaron están los recursos públicos destinados a investigar y controlar las especies, las pérdidas a plantaciones forestales o frutales y el daño económico para la ganadería, apicultura y especies nativas.

Las pérdidas estimadas, dice Claudia Cerda, es mucho mayor que el presupuesto que se destina al Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas del Estado (SNASPE). Estas son los siete invasores estudiados y su impacto económico anual mínimo:

1. Jabalí (Sus scrofa): Pérdida mínima anual = $38,278,724
Introducido en 1937 para crianza comercial y caza, afecta las plantaciones de avellano europeo, amenaza a la palma chilena, reduce la biomasa vegetal al erosionar el suelo, depreda vertebrados e insectos e impacta en la producción de carne y leche.

2. Avispa chaqueta amarilla (Vespula germánica): Pérdida mínima anual = $21,532,771
Desde 1970 es plaga en zonas urbanas y rurales del país. Se alimenta vorazmente de carne y frutas, ataca colmenas y pichones de aves. Sus costos se midieron sobre la vitivinicultura, apicultura, producción de ciruelas y biodiversidad.

Su impacto sobre el turismo en parques nacionales llevó a la creación de un método de control que hoy se usa en 20% de los parques nacionales.

3. Zarzamora (Rubus ulmifolius): Pérdida mínima anual = $10,580,010
Si bien su fruto, la mora, genera ingresos anuales por $2,888 anuales, su invasión de terrenos genera un impacto mayor para la producción forestal de pino insigne y para la producción de vacunos, además del gasto para su erradicación usando métodos manuales, químicos y biológicos.

4. Visón (Neovison vison): Pérdida mínima anual = $9,526,620
Importado para la explotación comercial de su piel en 1934, hasta 1960 hubo cinco escapes de ese carnívoro al medio natural en el sur de Chile y Argentina. Sus principales impactos económicos son sobre la biodiversidad, al depredar invertebrados y vertebrados, especialmente colonias de aves que anidan a nivel del suelo.

5. Espinillo (Ulex europaeus): Pérdida mínima anual = $3,953,881
Su introducción en el siglo XIX para usarse como cerco vivo lo ha convertido en una plaga que desplaza plantas nativas y cultivos, junto con degradar el suelo al extraer gran cantidad de sus nutrientes. Esto genera impacto en la producción de carne de vacuno y ovino y en la producción de pino insigne. A esto se suman los recursos públicos destinados a investigar esta especie.

6. Conejo (Oryctolagus cuniculus): Pérdida mínima anual = $3,249,337
Se introdujo en Chile en el siglo XVII y desde aquí se propagó hacia Argentina. Hoy genera impacto en sectores frutícolas, de plantaciones forestales y en biodiversidad.

7. Castor (Castor canadiense): Pérdida mínima anual = $733,094
La liberación de 50 castores en el lado argentino de Tierra del Fuego en 1946 —hasta donde se llevó para desarrollar una industria peletera que fracasó— tiene hoy a esta especie convertida en una de las peores especies exóticas invasoras del extremo austral de Chile y Argentina.

“En 2006 ambos países firmaron un Acuerdo Binacional sobre Restauración de los Ecosistemas Australes afectados por el castor americano”, dice Paloma Toranzos.

Los costos de esta especie invasora incluyen la destrucción de biomasa forestal, especialmente lenga y coihue, causando pérdida de madera e impactos negativos en la captura de carbono.

Al crear diques, los castores inundan vastas extensiones de terreno, lo que afecta la producción ganadera y reduce las zonas de pastoreo. A esos costos se suman recursos públicos destinados a investigarlo y reparar infraestructura caminera dañada por la especie.

“Las especies exóticas invasoras son una de las cinco causas principales de la pérdida de biodiversidad en el mundo: alteran los sistemas ecológicos, compiten con la flora y fauna nativas y generan impactos adversos en actividades productivas y en la provisión de servicios”, destaca Paloma Toranzos. Todo esto, agrega, “tiene, a fin de cuentas, un impacto sobre la economía y el progreso social”.

*Scidev.net es una red internacional de comunicadores que publican noticias sobre ciencia y tecnología para el desarrollo global.
SciDev.Net: News, views and information about science, technology and development

¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés