null: nullpx

Panamá Papers 2: Así terminó la historia del bufete panameño después del escándalo mundial (fotos)

Te contamos con imágenes cómo se derrumbó el imperio financiero que guardaba los secretos de ricos, poderosos y algunos famosos.
20 Jun 2018 – 01:00 PM EDT
Comparte
1/12
Comparte
El derrumbe. Después del escándalo mundial de 'Los Papeles de Panamá', cuando más de 400 periodistas publicaron en más de un centenar de medios los secretos del bufete panameño Mossack Fonseca, se filtraron nuevas comunicaciones internas que demuestran la implosión lenta que sufrió la firma. Diez días después de la publicación, un grupo de manifestantes lanzó billetes falsos en la puerta del bufete en Panamá. Durante los meses siguientes, los empleados siguieron lidiando y barriendo los destrozos, hasta que la firma cerró operaciones en marzo de 2018. Crédito: Arnulfo Franco/Ap
2/12
Comparte
Correos de repudio. Esta nueva filtración corresponde a las comunicaciones internas justo después del 3 de abril de 2016, cuando se publicaron las historias, hasta finales de 2017. Esta vez son 1.2 millones de documentos y 443 GB de información. Esta es una de tantas comunicaciones internas en las que los clientes se muestran molestos por la violación de confidencialidad y los trámites que tenían que hacer para liquidar sus sociedades.
Crédito: ICIJ/Arte David Maris
3/12
Comparte
Los periodistas. Frederik Obermaier y Bastian Obermayer, del periódico alemán Süddeutsche Zeitung, recibieron una vez más la filtración y la entregaron al Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) para que coordinara la investigación colaborativa con más de 100 periodistas y más de una docena de medios del mundo. Crédito: Getty Images
4/12
Comparte
¿Quién es este cliente?. En el nuevo lote de correos filtrados hay frases que permitieron encontrar el descalabro de la firma y la estampida de clientes. Palabras como "escándalo" mostraban cómo los propios empleados de la firma denominaron la publicación de abril de 2016. Otra de las más frecuentes fue "SAR": Reportes de Actividades Sospechosas para sociedades y dueños de empresas que aparecieron citados en 'Los Papeles de Panamá'. Crédito: David Maris
5/12
Comparte
Lista de requisitos. Inmediatamente los clientes pidieron liquidar sus empresas, pero el bufete les exigía más requisitos y hasta conocer la identidad del beneficiario final de las sociedades que permanecían en secreto. Todo eso, además de pagar por el proceso de liquidación de sociedades. Eso molestó a algunos que contestaron airadamente. Crédito: ICIJ/Arte David maris
6/12
Comparte
Mauricio Macri. El presidente argentino Mauricio Macri y otros miembros de su familia eran directores de Fleg Trading, según reveló la investigación original de los Papeles de Panamá. Su padre era el dueño y las leyes antilavado de dinero exigen que el bufete debía conocer esa información. Por eso, luego de Panamá Papers, los empleados de la firma discutieron la posibilidad de falsear la información en un documento y ponerle una fecha anterior con la confirmación del nombre del dueño. Pero el contador descartó la idea por condiderarla "muy arriesgada" ya que la carta "podría ser refutada fácilmente por un calígrafo experto". Los nuevos archivos también muestran que Mossack Fonseca no conocía las conexiones de la familia Macri con BF Corporation, otra empresa ficticia que pertenece a sus hermanos. Crédito: Getty Images
7/12
Comparte
Lionel Messi. La estrella del fútbol y su padre estaban siendo investigados en España por el uso de compañías offshore en Belice y Uruguay para evitar pagar millones de dólares en impuestos, cuando ‘Los Papeles de Panamá’ revelaron que Messi tenía otra compañía extraterritorial: Mega Star Enterprises, con sede en Panamá. Los Messi les dijeron a ICIJ y sus socios en abril de 2016 que su compañía panameña Mega Star Enterprises Inc. estaba "totalmente inactiva". Pero no es eso lo que muestran los correos filtrados: La "oficina de Uruguay me dice que el cliente está usando la compañía", escribió un empleado del bufete de abogados un mes después. Mossack Fonseca renunció como agente registrado de Mega Star Enterprises en julio de 2016 y presentó un informe ROS (Reporte de Operación Sospechosa) en febrero de 2017. En esta oportunidad vuelven a esgrimir que la empresa está inactiva. Crédito: Getty Images
8/12
Comparte
SAMOA: Mossack Fonseca cambió su nombre comercial para eliminar cualquier referencia a los fundadores panameños. En Samoa, Mossack Fonseca se convirtió en Central Corporate Services Ltd. En Panamá, Mossack Fonseca transfirió los clientes a Orbis Legal Services, la cual contrató a algunos empleados de Mossack Fonseca para mantener el “mismo nivel de servicio”. Crédito: Getty Images/iStockphoto
9/12
Comparte
JÜRGEN MOSSACK Y RAMÓN FONSECA: Abrieron el bufete en 1986. Pero desde que se publicaron 'Los Papeles de Panamá' cayeron en desgracia. En mayo cerraron la oficina en la Isla de Man, luego cerrarían Jersey y Hong Kong y así hasta que se produjo el cierre total de operaciones en marzo de 2018. Ellos fueron detenidos en febrero de 2017, pero por un caso asociado a la investigación brasileña de Lava Jato, y fueron liberados luego de pagar fianza en abril de 2017. Crédito: Wikicommons
10/12
Comparte
Hollman Carranza es el mayor de los herederos de Víctor Carranza, el fallecido zar de las esmeraldas en Colombia que en algún momento llegó a ser acusado de financiar grupos paramilitares. Al conocerse el escándalo, la familia Carranza y otros esmeralderos pidieron liquidar un conglomerado de empresas creadas por Mossack Fonseca. Crédito: ICIJ
11/12
Comparte
El cuestionado bufete panameño cortó lazos con firmas estatales cubanas luego del escándalo. Intensificaron la investigación sobre los beneficiarios finales y decidieron sacarlas. En la foto el expresidente cubano Raúl Castro. Crédito: Desmond Boylan/Ap
12/12
Comparte
Tras el escándalo de 'Los Papeles de Panamá', la firma de abogados Mossack Fonseca empezó a excluir clientes con antecedentes cuestionables. Uno de ellos fue el controvertido empresario de medios Juan Gonzalo Ángel, cuyo pasado preocupó tardíamente a la firma. Crédito: ICIJ
Comparte
En alianza conCivic Science

Más contenido de tu interés