null: nullpx

Un millón de razones para decir gracias

Este es un mensaje para aquellos que creen en la existencia de un ser superior a quien con gusto podemos decir ‘gracias’.
Opinión
Escritor y editor en el noticiero nacional de Univision.
2016-11-23T10:08:49-05:00

Hoy te damos gracias Señor.
Gracias por permitir la congregación familiar.
Por conservar la vida, por la tierra, por la perpetuidad del amor.
Por la inocencia y por la bondad en el rostro infantil,
por la paz entre los humanos,
por el alimento, por un nuevo miembro en el hogar.
Te damos gracias por la sociedad, por la libertad,
por la melodía, por la esperanza, por los peces en el mar;
por la luz, el agua y las estrellas; por el descanso,
por la comprensión entre los seres.

Gracias Señor por la madre, por el padre y por los hijos;
por la luz y por la naturaleza; por una sonrisa, por la salud,
por el bienestar y por la sabiduría; por la amistad,
por el trabajo, por la iglesia, por la dignidad, por la oración.

Gracias por lo feo, lo malo, lo intransigente, lo injusto, lo sucio,
porque nos permiten distinguir la maravilla de tu obra.
Por la fe y por quienes la predican y la inculcan
en tu nombre. Por la historia, con su pasado,
su presente y su futuro.

Gracias por la naturaleza y por los sentidos para
verla, olerla, saborearla, escucharla, palparla.

Te damos gracias por el musgo verde y por la Navidad,
por los villancicos y por las leyendas hechas realidad.

Te agradecemos Señor por el valor, por la reconciliación,
por el progreso, por el trinar de un pajarito, por la patria
y por quienes nos gobiernan con tacto.

Gracias por el labrador y sus productos, por el ánimo y la sonrisa,
por la paz espiritual, por el estudio, por la lucidez mental,
por la bonanza que llena de alegría los espiritus.
Gracias por dar esperanza a los enfermos, a los prisioneros,
y a los menesterosos.

Gracias Señor por todo lo creado.

Por todo esto te damos gracias.
Y por darnos la palabra que nos deja transmitir este mensaje.
Gracias por permitirnos estar reunidos hoy, en paz, en unión familiar.
Por nuestros hijos y por permitirnos darles ejemplo.
Gracias por otorgarnos el maravilloso don de la familiaridad.
Hoy … es día de reflexión. Y como en la canción … tan solo
un minuto, nada más, de reflexión, yo les pido
a mis hermanos de la Tierra.

Amén.

Nota: La presente pieza fue seleccionada para publicación en nuestra sección de opinión como una contribución al debate público. La(s) visión(es) expresadas allí pertenecen exclusivamente a su(s) autor(es) y/o a la(s) organización(es) que representan. Este contenido no representa la visión de Univision Noticias o la de su línea editorial.

Publicidad