Trump vino y se fue, y no quedó muy claro por qué se le invitó, qué dijo cada quien, y qué ganó México

“A los mexicanos sin papeles en EEUU, e incluso a aquellos con documentos, Trump los ha perjudicado en su vida cotidiana, en la unidad de sus familias, en sus condiciones de trabajo, mucho más allá de la simple ofensa”.
Opinión
Político, intelectual y comentarista, ex Secretario de Relaciones Exteriores de México
2016-09-01T12:46:50-04:00

Vergüenza. Trump vino y se fue, y no quedó muy claro por qué se le invitó, qué dijo cada quien, y qué ganó México. Suena más a improvisación y patada de ahogado que a una estrategia pensada desde hace tiempo.

Normalmente cuando un jefe de Estado se reúne con un homólogo, o con una figura internacional casi análoga, todo se negocia de antemano y nada se deja al azar. El formato de informar a los respectivos países qué sucedió, qué van a decir después los dos equipos o personajes, se negocia con anterioridad. No fue el caso en esta ocasión.

Desde anoche, la discusión en Estados Unidos sobre si Trump le dijo a Peña Nieto que México tenía que pagar por el muro, o si Peña le dijo a Trump que México no pagaría por el muro, aunque parezca ociosa a estas alturas, reveló el riesgo de encuentros sin red.

A Peña Nieto no le gustan los eventos públicos: la conclusión lapidaria de una comentarista latina de CNN al decir que si Peña le dijo a Trump que pagaríamos por el muro, y Trump dijo que no, ¿por qué Peña no aclaró ahí mismo, delante de la prensa mundial, que no era cierto? En lugar de hacerlo por Twitter horas después.

La invitación parece un grave error político por varias razones:


  1. Porque, como lo han mostrado las encuestas y la histeria en las redes sociales el día de hoy y ayer, los mexicanos estamos lógica y tremendamente enojados con Trump: es una figura detestada en México. El mero hecho de que Peña lo reciba, le dé la mano, aparezca en Los Pinos con él, y que Trump lo llame su amigo, hará que lo poco que le queda de popularidad a Peña se desvanezca.
  2. Porque esto ayuda a Trump en EEUU. ¿Qué tanto? Es difícil saber. Pero lo hace aparecer como una figura presidencial, como alguien que habla de tú a tú con líderes de países de gran importancia para Estados Unidos y de ser tomado en serio por éstos. México no necesitaba regalarle uno o dos puntos en las encuestas a Trump. Veremos si en los próximos días esto se confirma.
  3. Porque la comunidad mexicana en EEUU ve esto con asombro e indignación. A los mexicanos en México, Trump nos ha insultado, vilipendiado y francamente tirado a locos. Pero a los mexicanos sin papeles en Estados Unidos, e incluso a aquellos con documentos, Trump los ha perjudicado en su vida cotidiana, en la unidad de sus familias, en sus condiciones de trabajo, mucho más allá de la simple ofensa.

Es incomprensible para los mexicanos en Estados Unidos que el presidente de México, que no ha dicho una sola palabra sobre Trump en los 15 meses desde que anunció su candidatura, salvo para equipararlo elípticamente de Hitler o de Mussolinni, lo reciba en Los Pinos. No habrá manera de explicarles esto a los mexicanos en EEUU y será perfectamente lógico que ellos no lo entiendan y reaccionen de manera muy negativa.
En suma, una invitación innecesaria, inútil y a destiempo, como reacción de México ante un fenómeno de gran peligro para el país. No ahora, sino desde hace 15 meses, cuando muchos lo advertimos con toda claridad.

Nota: La presente pieza fue seleccionada para publicación en nuestra sección de opinión como una contribución al debate público. La(s) visión(es) expresadas allí pertenecen exclusivamente a su(s) autor(es) y/o a la(s) organización(es) que representan. Este contenido no representa la visión de Univision Noticias o la de su línea editorial.

Publicidad