Te conozco bacalao aunque vengas disfrazao

“Caminemos con cautela con las muchas promesas (para Puerto Rico) de congresistas que se asoman en el horizonte a solo pocos meses de las elecciones congresionales”.
Opinión
Analista político puertorriqueño, escritor y abogado en espera de obtener su licencia. Fue interno en la Casa Blanca en el 2012 cuando laboró en la oficina del Vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden.
2018-07-30T11:26:46-04:00

En días pasados, un grupo de senadores demócratas presentó un proyecto de ley para borrar una parte de la deuda pública de Puerto Rico. La medida cuenta con el apoyo y la autoría de los senadores Bernie Sanders de Vermont, Elizabeth Warren de Massachussets y la senadora de Nueva York Kirsten Gillibrand.

La medida busca eliminar “aquella parte de la deuda de Puerto Rico que haya sido declarada impagable”. Ciertamente, como puertorriqueños, le damos la bienvenida a cualquier tipo de legislación genuina que realmente busque eliminar una porción significativa de la deuda de Puerto Rico; una deuda generarada intencionalmente por los poderes económicos y corporativos de Wall Street para destruir a nuestra isla económicamente y capitalizar monetariamente el sufrimiento de nuestro pueblo y la implosión económica de Puerto Rico.

Sin embargo, debemos de hacernos las siguientes preguntas:

1-. ¿ Por qué radicaron esta medida ahora, a solo pocos meses de las elecciones congresionales y no antes?

2-. ¿Por qué debemos de confiar en la intención de esta medida cuando uno de sus co-autores, la senadora de Nueva York Kirsten Gillibrand, votó por la Ley PROMESA que instituyó una “Junta de Control Fiscal” antidemocrática y tiránica en nuestra isla?

3.) ¿Por qué el pueblo puertorriqueño debe de confiar en la palabra de los partidos Demócrata y Republicano cuando AMBOS partidos se juntaron para votar por la Ley PROMESA? ¡De hecho, la medida legislativa de la Ley PROMESA, de autoria republicana, contó con más votos demócratas a favor que republicanos! Ah, y el presidente Obama, a su vez, la firmó.

Mis estimados compatriotas, me parece que ya sabemos las respuestas a estas preguntas. Sabemos las respuestas porque esta película ya la hemos visto una y otra vez a través de la historia de nuestra patria. Políticos estadounidenses ofreciéndole la luna y todas las estrellas a nuestro pueblo a cambio de donaciones monetarias para sus respectivas campañas políticas en el continente, para luego desaparecerse y olvidarse de Puerto Rico. Políticos estadounidenses visitando la isla para “medir los daños producto del huracán María y medir el progreso de la recuperación”, cuando lo que realmente desean es la foto para subir a Twitter y Facebook de ellos mismos posando con nuestro pueblo humilde para utilizar en sus respectivas campañas federales en sus distritos en Estados Unidos. Luego de salir electos, recurren al tradicional mensaje de libreto, como el tradicional “los puertorriqueños tienen que resolver sus propios problemas”, o el más clásico de todos: “los puertorriqueños tienen que decidir el centenario dilema de status entre ellos mismos”.

Sin duda alguna el senador Bernie Sanders ha logrado impactar el ambiente político estadounidense, ya que ha confrontado y ha expuesto de manera eficaz los abusos de Wall Street y los grandes intereses no solo sobre nuestra patria, sino contra del pueblo pobre y la clase media trabajadora de Estados Unidos. Sanders ha logrado abrirles la mente a muchos ciudadanos estadounidenses sobre el poder monetario que controla el sistema “democrático” de Estados Unidos y esto es sin duda alguna positivo ya que la raíz de la existencia del sistema colonial en Puerto Rico es la explotación económica de nuestra patria por parte de Wall Street, sus compinches adinerados en la Milla de Oro en Hato Rey y las familias de élite en la isla.

Sin embargo, me preocupa cómo algunos buitres políticos como la senadora Gillibrand de Nueva York (cuyo estado tiene millones de boricuas) ya están sobrevolando y cogiendo pon (subiéndose al carro de) Sanders con la sola intencion de beneficiar sus respectivas campañas en Estados Unidos y les importa un bledo el bienestar de los puertorriqueños en la isla.

¿Si una persona te miente no una, sino dos, tres, cuatro o cinco veces y te mete la puñalada consistentemente una y otra vez, le volverás a creer?

¿Seguirías confiando en esa persona?

Le damos la bienvenida al proyecto del senador Bernie Sanders para eliminar una parte de la deuda siempre y cuando sea una gesta genuina para el beneficio de nuestro pueblo. A su vez, lo invitamos a que expanda el alcance de la medida para incluir y resolver asuntos medulares de nuestra patria de una vez y por todas.

Puerto Rico exige la derogación de las Leyes de Cabotage que estrangulan la actividad económica de la isla.

Puerto Rico exige su descolonización inmediata como país libre y soberano a tenor con el derecho internacional. Ya Estados Unidos rechazó contundentemente la estadidad, a pesar de las alegadas “victorias” estadistas en los plebiscitos del 2012 y el 2017.

Puerto Rico exige JUSTICIA ya que las acciones antidemocráticas que ha tomado el gobierno estadounidense con Puerto Rico a través de la Ley PROMESA no solo violan las leyes internacionales sino que violan la propia Constitución de Estados Unidos.

Caminemos con cautela con las muchas otras promesas de congresistas que se asoman en el horizonte y como dice la cancion del fenecido salsero puertorriqueño Hector Lavoe, digámosles:

“Yo te conozco bacalao aunque vengas disfrazao”.

Nota: La presente pieza fue seleccionada para publicación en nuestra sección de opinión como una contribución al debate público. La(s) visión(es) expresadas allí pertenecen exclusivamente a su(s) autor(es) y/o a la(s) organización(es) que representan. Este contenido no representa la visión de Univision Noticias o la de su línea editorial.

Publicidad