Reparar nuestro sistema migratorio empieza con premiar el mayor acto de patriotismo

“El Acto ENLIST–que permite a los dreamers servir en el ejército para ganarse el camino a un estatus legal después de cumplir los términos de alistamiento– tiene más de 200 patrocinadores bipartidistas en la Cámara de Representantes”.
11 Jul 2017 – 4:39 PM EDT

Estados Unidos tiene una larga historia de inmigrantes que sirven en las fuerzas armadas. Para 1840, casi la mitad de los reclutas del ejército eran inmigrantes. Entre 1862 y 2000, más de 660,000 veteranos del ejército lograron la ciudadanía por nuestro proceso de naturalización.

Esto ha ocurrido porque nuestro país nunca ha hecho de la ciudadanía un requisito para poder inscribirse en las fuerzas armadas. Hoy, miles y miles de hombres y mujeres valientes que nacieron fuera de los Estados Unidos continúan honrando esta tradición. Es importante que consideremos las contribuciones que los inmigrantes han hecho con el fin de proteger nuestro país y preservar nuestras libertades.

Esta tradición ha servido bien a nuestra nación, y muchos soldados activos se sienten hoy orgullosos de tener un historial familiar de servicio militar transmitido por generaciones. Lamentablemente, el servicio militar representa un desafío para algunos inmigrantes en la actualidad.

Óscar Juárez-Luna nació en México pero ha vivido en Estados Unidos desde que era un niño. No conoce otro país diferente a este. Óscar sabía que quería servir en el ejército porque, según sus palabras, “[yo] amo a este país y quiero defender sus libertades… para mi comunidad y para mi familia”. Pero cuando trató de empezar su servicio, a Óscar lo rechazaron. ¿La razón? Óscar es un inmigrante indocumentado, traído en su infancia, y sin forma de obtener un estatus legal.

Nosotros dos crecimos en el oeste de Estados Unidos y conocemos a muchas personas como Óscar. En nuestras posiciones actuales, uno como congresista y otro como presidente de un grupo nacional que aboga por los hispanos, conocemos a muchos jóvenes que se encuentran perdidos en un sistema de inmigración que no tiene los instrumentos para enfrentar los desafíos del presente. Esto incluye a los que pudieron inscribirse y servir en el ejército, a pesar de no tener los documentos adecuados, solo para encontrarse con una amenaza de deportación después de prestar su servicio.

En tiempos de ultra-partidismo, como los actuales, una gran reforma de nuestras leyes migratorias parece lejana. Hay un gran escepticismo en el pueblo estadounidense, después de ver a un gobierno que no ha hecho un buen trabajo asegurando nuestra frontera y haciendo cumplir las leyes de inmigración existentes. Pero las dificultades no deberían ser un impedimento, y este tiempo de transición podría representar un oportunidad real para dar un paso adelante en las reformas.

Basta con mirar el apoyo bipartidista que hay detrás del acto legislativo HR60, conocido como ENLIST. El Acto ENLIST–que permite a los dreamers como Óscar servir en el ejército para ganarse un camino a un estatus legal después de cumplir los términos de alistamiento– tiene más de 200 patrocinadores bipartidistas en la Cámara de Representantes. Puede que el Congreso no logre un consenso sobre muchos temas hoy en día, pero existe consenso sobre este tema. Si es implementado efectivamente para mejorar nuestra seguridad nacional, Óscar y otros jóvenes que quieren defender nuestro país deberían ser bienvenidos en el ejército. La propuesta nos ayuda a mantener viva esta tradición sagrada. No deberíamos rechazar hombres y mujeres inteligentes, capaces y patriotas, que están hoy atascados en un limbo legal.

El Congreso tiene la responsabilidad de actuar con el fin de acabar con la iniquidad en que se ven hombres y mujeres jóvenes en la situación de Óscar. Con esfuerzos como este, es posible ganarse la confianza del pueblo estadounidense y hacer cambios positivos a nuestras leyes de inmigración.

Esta propuesta no es una solución para todos los problemas que tiene nuestro sistema inmigratorio, pero es un comienzo. Se lo debemos a hombres y mujeres jóvenes que aman a este país y quieren ayudar a encontrar soluciones creativas que honran simultáneamente las leyes del país y nuestra herencia hispana.

*El representante Jeff Denham es un republicano que representa el Distrito número 10 de California en el Congreso y es autor del ENLIST Act. Daniel Garza es Presidente de la Iniciativa LIBRE, una organización que impulsa los principios y valores de libertad económica para fortalecer a la comunidad hispana en Estados Unidos.

Nota: La presente pieza fue seleccionada para publicación en nuestra sección de opinión como una contribución al debate público. La(s) visión(es) expresadas allí pertenecen exclusivamente a su(s) autor(es) y/o a la(s) organización(es) que representan. Este contenido no representa la visión de Univision Noticias o la de su línea editorial.

RELACIONADOS:OpiniónEEUUInmigraciónEjército
Publicidad