Obamacare le ha fallado a la comunidad hispana

Se nos vendió vaca por liebre, y ahora estamos pagando un precio muy alto.
Opinión
Director Ejecutivo de Iniciativa LIBRE
2016-06-02T14:22:38-04:00

La administración Obama ha tratado por años de convencer a la comunidad hispana de que Obamacare era lo mejor que podíamos hacer para mejorar el sistema de salud de la nación. Publicaron anuncios, hicieron eventos, e incluso crearon una página web en español para tratar de conseguir que más familias hispanas se inscribieran en seguros bajo la ley insignia del presidente. Solamente el año pasado el Departamento de Salud y Servicios Humanos destinó cerca de un tercio de sus esfuerzos a medios en español.

Se nos vendió vaca por liebre, y ahora estamos pagando un precio muy alto.

La administración Obama nos prometió que recibiríamos seguros de salud confiables, más opciones y costos más bajos. Recibimos todo lo contrario. Nuestra comunidad ha visto aumentar sus primas anuales cada año desde que la ley de salud del presidente fuera implementada. Según expertos del sector, las primas familiares para los seguros de salud respaldados por empleadores están aumentando a un ritmo más rápido que antes de que la ley entrara en vigor. Según el sitio Freedom Partners, tan solo en año pasado las primas aumentaron en promedio dos dígitos en todos los estados, con excepción de Mississippi. Ahora, algunoss expertos están diciendo que las primas van a aumentar aún más el próximo año.

Estas son malas noticias especialmente para las familias latinas que se están viendo afectadas por una economía que tiene uno de los más bajos índices de participación laboral desde la década del 70. El comité congresional no partidista de la Oficina de Presupuesto proyectó que la ley aumentaría el desempleo o el subempleo en cerca de 2.3 millones de trabajos a tiempo completo para 2021.

Además, los hispanos ya están sintiendo la carga del aumento de las primas más que otros grupos. Eso es porque nuestra comunidad tiene una edad promedio de 28 años, comparado con una edad promedio de 37 para la población americana en general. Esto es importante porque las primas de Obamacare son más altas para los más jóvenes y sanos. No es difícil entender porqué la administración ha estado intentando inscribir a los hispanos en este nuevo mercado de seguros de salud –necesitan gente joven que sustente el costo de otros.

Pero no se trata solamente del aumento de los pagos mensuales de las primas, los gastos extras de salud también están aumentando. Desde que se implementó la ley, los deducibles han ido en aumento y cada vez más gente está optando por coberturas con planes de deducibles muy altos. Y no estamos hablando de unos pocos dólares – se espera que algunos deducibles aumenten a más de 7,000 dólares el próximo año.

Si bien son más las personas que tienen seguro de salud, estas deben desembolsar miles de dólares antes de poder siquiera empezar a usar esos seguros. Como resultado, muchas familias latinas que tienen presupuestos acotados están teniendo que dejar de tener cobertura médica, ya que no pueden costear los altísimos deducibles.

Cuando se le consultó acerca del alto costo de los planes de Obamacare, el Presidente Obama les sugirió a las familias latinas que gastaran menos en sus cuentas de celulares y de televisión por cable. Esto se ha convertido en una dolorosa realidad para muchas familias que se ven en la necesidad de pagar altos costos por sus medicamentos, altos deducibles y primas. Pero para el 63% de los estadounidenses que viven cheque a cheque esto es sencillamente imposible. Para ellos significa tener que elegir entre pagar los costos médicos o pagar la renta.

No es de sorprender que dos tercios de aquellos que optaron por planes respaldados por la ley ACA (por sus siglas en inglés) estén diciendo que les cuesta cubrir sus gastos básicos, según un reciente estudio de la Fundación Kaiser Family.

Y no se trata solo de los costos; la nueva ley de salud también está limitando sus opciones en coberturas de salud. Los programas de copago creados como parte de la ACA para proveer cobertura de bajo costo han fallado, forzando a cientos de miles de personas a encontrar nuevos planes. Las compañías de seguros comenzaron a salirse del nuevo mercado, dejando a los consumidores con menos opciones y primas inclusive más altas como resultado. Ahora, menos hospitales y proveedores de salud están aceptando los planes comprados a través del mercado creado por el ACA.

Aquí es donde los hispanos están verdaderamente sintiendo el dolor.

Con menos proveedores aceptando los planes, ahora hay menos doctores entre los cuales elegir. Esto significa que las posibilidades de encontrar un médico que hable español son aún más bajas. Para muchos hispanos, es mucho más fácil explicar temas médicos en español, lo que reduce significativamente las posibilidades de malos entendidos por las traducciones.

La comunidad hispana necesita más opciones en las coberturas de salud, acceso a médicos que hablen su idioma y seguros accesibles que puedan usar. ACA no ofrece esto. Es tiempo de que quienes apoyan la reforma al sistema de salud cambien su idea de tratar de convencernos de que esta ley fallida en verdad funciona y empiecen a explicarnos por qué se han roto tantas promesas acerca de la calidad de la cobertura a la que íbamos a tener acceso.

Si de verdad quieren mejorar la salud de la comunidad hispana, deben empezar por trabajar en un sistema centrado en el paciente, que le provea mayor libertad y opciones. Eso es lo que nos prometieron y eso es lo que necesitamos

Nota: La presente pieza fue seleccionada para publicación en nuestra sección de opinión como una contribución al debate público. La(s) visión(es) expresadas allí pertenecen exclusivamente a su(s) autor(es) y/o a la(s) organización(es) que representan. Este contenido no representa la visión de Univision Noticias o la de su línea editorial.

RELACIONADOS:OpiniónSaludObamacare
Publicidad