null: nullpx

Más allá de un simple saludo en español: cinco consejos para políticos sobre los votantes hispanos

"Los demócratas son el foco de atención esta semana, pero ambos partidos políticos pueden y deben esforzarse para comprender mejor a la comunidad hispana".
Opinión
Héctor Barreto
Presidente de The Latino Coalition y exadministrador de la Administración de Pequeños Negocios de Estados Unidos.
2019-07-30T17:16:25-04:00

En vísperas de la siguiente ronda de debates presidenciales, la comunidad hispana estadounidense espera que esta vez los demócratas muestren una comprensión más profunda de las esperanzas, los ideales y la cultura hispana, y no sólo unas pocas palabras en español.

Mi padre, Héctor Barreto Sr. - quien fue un líder histórico en la comunidad empresarial hispana, incluyendo su papel como fundador de la Cámara de Comercio Hispana de Estados Unidos - tenía un mensaje franco para los políticos que aprenden español (o, en su época, contrataban bandas de mariachis para eventos políticos), con la esperanza de ganarse los votos hispanos: "Quizás hablas español, pero no hablas nuestro idioma".

Quería decir que los políticos deben superar sus impresiones superficiales si desean conectarse con nuestra comunidad. Hay cinco cosas importantes que los candidatos presidenciales demócratas deben recordar si realmente quieren que sus mensajes tengan aceptación entre los votantes hispanos.

Los hispanoamericanos no son monolíticos. La forma en que un político demuestra más rápidamente su poca comprensión de los latinos es apegarse a los estereotipos asumidos de que nuestra primera preocupación política es la inmigración, de que somos económica o socialmente liberales, ¡y de que todos hablamos español! Al igual que todos los demás grupos demográficos, los hispanoamericanos somos increíblemente diversos dentro de nuestras propias filas - y tenemos una gran variedad de puntos de vista políticos, religiosos, sociales y económicos que abarcan un espectro tan pintoresco como el propio Estados Unidos.

Muchos hispanos hablan español, pero muchos otros no. Muchos tienen padres o abuelos que fueron inmigrantes; muchos nacieron en el seno de familias que han estado aquí durante muchas generaciones.

No todos nos sentimos oprimidos. En Estados Unidos, crecer siendo parte de una minoría no es lo mismo que crecer siendo blanco, pero la experiencia para la mayoría de los hispanos dista mucho de la opresión. Siempre hay algo que se puede mejorar, pero Estados Unidos ha sido principalmente una tierra de oportunidades para los hispanos durante muchas generaciones, y nuestro éxito económico y cultural es la evidencia.

Nuestra prioridad no son las dádivas. Es un viejo hábito cansino del partido demócrata ofrecerles dádivas a los grupos minoritarios. Nuestro deseo de atención sanitaria, educación y vivienda asequibles nunca debe confundirse con una exigencia de cosas gratis.

Queremos un entorno donde podamos prosperar nosotros mismos. Los políticos que piensan en los "hispanos" y automáticamente piensan en la "inmigración" deberían detenerse a pensar en lo que los hijos o nietos de inmigrantes creen sobre Estados Unidos.

La mayoría de nuestras familias vinieron aquí en busca de oportunidades: una mejor oportunidad de empleo, de ahorrar dinero, de iniciar un negocio, de recibir educación. Para nosotros es importante tener un entorno en el que nuestras ideas y nuestro arduo trabajo conduzcan al éxito financiero y social.

A los hispanos les interesan más las pequeñas empresas que las grandes empresas. Los candidatos presidenciales demócratas han hablado mucho sobre las grandes empresas y aunque sus palabras a menudo son críticas, su enfoque en las empresas conocidas deja la impresión de que no están familiarizados con el sector de las pequeñas empresas, el cual es - tanto económica como culturalmente - increíblemente importante para los hispanoamericanos.

Un estudio de la Stanford Graduate School of Business reveló que en los latinos el espíritu empresarial viene de familia. Más de la mitad de los hispanos encuestados por Stanford dijeron que tenían un familiar que tiene, o alguna vez tuvo, su propio negocio.

De hecho, los latinos emprenden negocios a un ritmo más alto que otros grupos demográficos, y el crecimiento de sus negocios también supera al de otros grupos. Probablemente los candidatos que entiendan y aprecien el espíritu empresarial atraerán a los votantes hispanos de forma importante.

Los demócratas son el foco de atención esta semana, pero ambos partidos políticos pueden y deben esforzarse para comprender mejor a la comunidad hispana. Los latinos son un grupo complejo e importante; nos merecemos más que las palabras huecas de algunas frases en español.

Los políticos de ambos partidos que quieran relacionarse con nosotros a un nivel más profundo recibirán como recompensa los votos del grupo demográfico de más rápido crecimiento en el país.

Nota : La presente pieza fue seleccionada para publicación en nuestra sección de opinión como una contribución al debate público. La(s) visión(es) expresadas allí pertenecen exclusivamente a su(s) autor(es) y/o a la(s) organización(es) que representan. Este contenido no representa la visión de Univision Noticias o la de su línea editorial.


Publicidad