Los activistas que luchan por abolir ICE plantean una visión más amplia

¿Qué significa realmente y en qué momento surgió el concepto de abolir ese organismo?
12 Sep 2018 – 3:07 PM EDT

Actualmente en el periodo electoral de Estados Unidos, la frase: “Abolir ICE” ha cobrado fuerzas. Es un hashtag, se usa en discursos políticos y manifestaciones, y aparece por todo Facebook.

¿Qué significa esto y en qué momento surgió el concepto?

ICE (Immigration and Customs Enforcement, por sus siglas en inglés) significa Oficina de Detención y Deportación, la agencia federal que aplica las leyes de inmigración dentro de EEUU.



Las convocatorias para abolir ICE no son nuevas. Los defensores de los derechos de los inmigrantes, muchos de ellos inmigrantes, han exigido que ICE sea desmantelado al menos desde el 2003. La ven como una agencia represiva que viola los derechos civiles y se centra en los inmigrantes trabajadores y de color.

Algunos partidarios argumentan que ICE será reemplazado por una agencia ejecutiva menos draconiana. Sin embargo, los activistas radicales argumentan que ICE debe ser eliminada en su totalidad y piensan que este es un objetivo realista.

En la medida en que mi especialización en estudios de inmigración y detención avanzan, las personas directamente afectadas por las políticas de inmigración tienen una visión más crítica de las injusticias de ICE, como la detención indefinida y cómo resolver todas estas medidas.

¿Por qué abolir ICE?

Los defensores de ICE argumentan que sus agentes solo están aplicando la ley. Las organizaciones de los inmigrantes destacan cómo las leyes y políticas de EEUU han flagelado cada vez más a los inmigrantes.

Estar indocumentado es una violación civil, no criminal, en EEUU. Sin embargo, las personas indocumentadas son arrestadas y detenidas. Incluso los inmigrantes documentados que cometen delitos menores, como hurto en las tiendas, son castigados con detención y deportación.

Por estas razones, los activistas por los derechos de los inmigrantes quieren que el Congreso haga caducar la agencia y apruebe una legislación para desmantelarla. Esto incluye a los miembros de la organización nacional de defensa Mijente y a las Comunidades Organizadas contra la Deportación con sede en Chicago.

Movimientos abolicionistas

Muchas organizaciones vinculan la forma de tratar a los inmigrantes, como si fueran delincuentes, con el trato que el gobierno da a otras comunidades.

Tal como ellos lo ven, los inmigrantes, la gente de color, los trabajadores y otros sufren bajo políticas como la guerra contra las drogas, llevada a cabo entre las agencias policiales y las comunidades trabajadoras de color. La guerra contra las drogas se volcó de forma masiva a través de la militarización de la policía y se aumentaron los castigos relacionados con las drogas.

Otro ejemplo es lo que se conoce como la política de “ventanas rotas”. Esta argumenta que mantener el orden impidiendo ofensas menores puede prevenir delitos mayores. El enfoque mano dura ha transformado infracciones menores, como vagabundear, en crímenes punitivos.

Tales políticas perturban el desarrollo de comunidades marginadas y contribuyen a la tasa de encarcelamiento, que en EEUU es la más alta del mundo.

Muchos activistas y académicos identifican el problema no como una protección excesiva, sino como una autovigilancia. Para ellos, la vigilancia funciona fundamentalmente para manejar la desigualdad social mediante la supresión de la clase trabajadora y de las personas de color.

Es por eso que la idea de abolir ICE se hace eco en el eslogan, “Abolir a la policía” como sucedió, por ejemplo, en las protestas de Black Lives Matter.

Líderes de Mijente describen la convocatoria para abolir ICE como “un llamado a desmantelar las agencias gubernamentales que existen solo para llevar el terror, el daño y la violencia a las comunidades de color”.

De esta manera, la abolición de ICE comparte su visión con el movimiento actual que aboga por la abolición de las prisiones. Los abolicionistas buscan reemplazar la policía y las cárceles con una nueva sociedad que no dependa ni de la policía ni de las prisiones para garantizar la salud y la seguridad comunitarias.

Sus esfuerzos incluyen detener la construcción de nuevas prisiones, liberar a las personas que argumentan que no tienen por qué estar en prisión y despenalizar comportamientos que, según ellos, han llevado a las personas a prisión injustamente, como trabajar en el sector informal.

Los que abogan por la abolición quieren redirigir los recursos de la policía y las cárceles a las instituciones centradas en la comunidad, como la atención de la salud, la vivienda y la educación.

El retrato en toda su extensión

¿Es factible esta visión?

El hecho de que los gobiernos locales estén cancelando acuerdos con el ICE para detener a los migrantes les sugiere que eliminar una agencia relativamente joven es un objetivo que se puede lograr.

Pero muchos abolicionistas, como Mariame Kaba, se niegan a limitar su visión de lo que es factible. Creen que el cambio social requiere una visión audaz. A lo largo del camino, la organización constante construye conciencia de masas y trabaja para reducir, por ejemplo, la violencia del estado.

Es decir, el llamado para abolir ICE va más allá de la agencia misma. Requiere un replanteamiento completo de las leyes y de la política de inmigración. Es en este punto en el que los escépticos y los detractores cuestionan el movimiento.

Esta visión abolicionista requiere la derogación de leyes y políticas que tratan la migración como un crimen. Por ejemplo, la Ley de Reforma de la Inmigración Ilegal y de la Responsabilidad del Inmigrante endureció los castigos por infracciones de inmigración. Se incrementó el número y las sanciones penales por delitos relacionados con la inmigración y se realizaron deportaciones aceleradas con pocos derechos al debido proceso.

En el 2005, el Departamento de Seguridad Nacional de EEUU lanzó la “Operation Streamline”, que cambió la acusación de cruzar la frontera del sur sin autorización de los tribunales civiles a juicios masivos en tribunales penales. Los críticos argumentan que esto priva a los inmigrantes del debido proceso.

La abolición de ICE, dicen quienes la defienden, también requiere que se ponga fin a la detención de inmigrantes del todo. Esto incluye la detención de inmigrantes en campamentos militares, cárceles locales, prisiones federales y centros de detención de inmigrantes con fines de lucro.

Esto significa transformar la Oficina de Aduanas y Protección de las Fronteras de EEUU ee una agencia de vigilancia a “una fuerza humanitaria que rescata a los migrantes”, como afirma la plataforma política de Mijente.

“Abolir ICE” no es solo el eslogan de una campaña. En su contexto histórico, “Abolir ICE” es parte de una visión más amplia para construir un nuevo orden social comprometido con la liberación de todos.The Conversation</p>

A. Naomi Paik, Assistant Professor of Asian American Studies, University of Illinois at Urbana-Champaign

This article is republished from The Conversation under a Creative Commons license. Read the original article.

Nota: La presente pieza fue seleccionada para publicación en nuestra sección de opinión como una contribución al debate público. La(s) visión(es) expresadas allí pertenecen exclusivamente a su(s) autor(es) y/o a la(s) organización(es) que representan. Este contenido no representa la visión de Univision Noticias o la de su línea editorial.

RELACIONADOS:EEUUInmigraciónDeportaciones