null: nullpx

Las empresas deben saber que una cosa es digitalizar y otra ser digital

Los cambios tecnológicos fuerzan a las empresas a embarcarse en procesos de adaptación que no siempre son bien entendidos. Un factor crucial es entender que la digitalización y la transformación digital no son lo mismo.
Opinión
Consultora en transformación digital y co-fundadora de Onmarc.
2018-04-09T14:08:40-04:00

En América Latina hay un concepto errado del proceso de transformación digital, que muchas veces tiende a confundirse con la digitalización. Si bien ambos comparten algunas características porque son resultado de la existencia de la tecnología digital, son dos procesos muy diferentes.

¿Qué es exactamente la transformación digital? Definiciones pueden encontrarse por cientos, pero en esencia, como nos gusta recitar en Onmarc, es un proceso de reinvención de una organización hacia el consumidor digital para que la misma mantenga competitividad.

Veamos unos casos y ejemplos:

  • El diario The New York Times puso foco en el cliente que lee las noticias online, por eso cambió su metodología de cobranza drásticamente para adaptarse a ese usuario digital.
  • El diario argentino La Nación puso el foco en su lector digital y cambió su modelo de monetización a marketing de afiliación.
  • La cadena de pizzerías estadounidense Domino’s invirtió en robótica para que las pizzas puedan ser entregadas a domicilio vía un robot.
  • UXEstudio.com, uno de los casos de empresas de desarrollo de viviendas que se animaron a invertir en realidad virtual para vender mejor sus propiedades.
  • El diario argentino Clarín generó un marketplace de compra y venta de propiedades conocida como Argenprop para que el lector digital tenga una mejor experiencia en este nuevo escenario, y empieza a monetizar por propiedades patrocinadas (sponsored).

El cliente digital

En todos estos casos, el objetivo fue el cliente digital y la tecnología, un recurso para generar la mejor propuesta de valor, en oposición a lo que propone la digitalización, que es trasladar la información del papel u otros medios a herramientas digitales, por lo que es un proceso operativo y no estratégico.

La digitalización se trata muchas veces de mejorar la eficiencia de una organización y de que haya más información. Digitalizar es, por ejemplo:

  • Cambiar la emisión de facturas en papel por facturas digitales.
  • Dejar de tomar pedidos con un formulario en papel y realizarlo con una laptop.
  • Dejar de almacenar datos de la empresa en papel y hacerlo en un servidor.
  • No imprimir en papel y usar las herramientas de Business Intelligence para ver las cosas en tiempo real.

Es cierto que casi todos los proyectos de transformación digital incluyen también la digitalización y probablemente por eso se genera la confusión de conceptos, pero la revolución que ya comenzó va mucho más allá. De hecho, con frecuencia cuando las empresas se embarcan en el proceso de digitalización luego adoptan soluciones de Ciencia de Datos y Software ERP como Big Data, Business Intelligence, Analitica Predictiva, IoT, entre otras.
Por lo tanto, la transformación digital implica convertirse en competitivo en esta era, para lo que es necesario un cambio estratégico en las empresas en pos de tener como foco al cliente actual.

Esto implica la creación de canales de venta virtuales, el uso de datos de bases digitales para tomar mejores decisiones (estrategia de datos y soluciones de ciencia de datos), y mejoras en sus productos y servicios a través de la incorporación de nuevas tecnologías. En resumen, se trata de un cambio estratégico grande que también genera muchos cambios operativos.

Nota: La presente pieza fue seleccionada para publicación en nuestra sección de opinión como una contribución al debate público. La(s) visión(es) expresadas allí pertenecen exclusivamente a su(s) autor(es) y/o a la(s) organización(es) que representan. Este contenido no representa la visión de Univision Noticias o la de su línea editorial.

RELACIONADOS:OpiniónTecnología
Publicidad