null: nullpx

Las cifras de desempleo dan miedo: para los hispanos son hasta peor

"El desempleo entre los hispanos ahora está en la cifra más alta de la historia con 18.9%, en comparación con el 5.9% que dejó el Presidente Obama durante su último año, cuando se veía una reducción histórica en esta estadística".
Opinión
Presidente del Comité Nacional Demócrata y antiguo Secretario del Departamento del Trabajo.
2020-05-12T11:50:12-04:00

Lo primero que necesitan saber es que el reporte de empleos no es un número. No es una estadística. Lo primero que necesitan saber es que esto se pudo haber evitado. 33 millones de estadounidenses han solicitado desempleo; la tasa de desempleo se triplicó a 14.7%; los pequeños comercios han cerrado y algunos jamás reabrirán. Casi 1.3 millones han sido infectados y más de 76,000 han muerto. Los Estados Unidos tiene el 5% de la población del mundo pero tiene más de una cuarta parte de las muertes confirmadas por el coronavirus. Esto no es coincidencia. Esto es el resultado de la ignorancia, negligencia e incompetencia de parte de Donald Trump y los líderes republicanos.

Las cifras empeoran cuando miras cómo la pandemia ha afectado a la comunidad hispana en EEUU. El desempleo entre los hispanos ahora está en la cifra más alta de la historia con 18.9%, en comparación con el 5.9% que dejó el Presidente Obama durante su último año, cuando se veía una reducción histórica en esta estadística. Una encuesta reciente demostró que los hispanos tienen casi el doble de la probabilidad de haber sido despedidos desde el inicio de esta crisis cuando se compara con estadounidenses blancos. De hecho, los hombres hispanos han sido el grupo más afectado de la debacle económica causada por la pandemia.

Lo único peor que estas cifras de desempleo es la incompetencia que los causó. Primero, Trump trató de negar lo que estaba sucediendo, a él le advirtieron sobre el virus durante meses, pero él fracasó en no tomar acción y hasta dijo que el virus desaparecería en abril.

Cuando eso no funcionó, comenzó a mentir. Dijo que las pruebas del coronavirus estaban disponibles para cualquier persona que quisiera una prueba, sin importarle que sus propios asesores admitieron que la capacidad para hacer pruebas no estaba ni cerca del nivel necesario para derrotar el virus.

Después, puso sus propios intereses primero. Trump socavó la supervisión congresional al manejo de los fondos de estímulo y después, se le dieron millones de dólares a las corporaciones grandes, a las personas que donaron dinero a su campaña y a aquellos con conexiones a la Casa Blanca. Se negó a usar el pleno poder de la Ley de Producción de Defensa porque dijo que no quería “avergonzar” a las compañías. Él declaró ‘misión cumplida’ y ha puesto su enfoque en ponerle fin a las prácticas de distanciamiento social para reabrir el país mientras que la tasa de infección sigue subiendo en la mayoría del país.

Ahora, en vez de asumir responsabilidad, Trump ha pasado su tiempo echándole la culpa a otros y los hispanos son los que están sufriendo por su falta de liderazgo. Trump no puede estar cinco minutos sin echarle la culpa a otra persona por sus fracasos. Antes se decía que la responsabilidad caía en el presidente. Pero con Trump, la responsabilidad cae donde él la tire.

Primero, le echó la culpa a Barack Obama y Nancy Pelosi. Después fue en contra de la Organización Mundial de Salud. Entonces - "sorprendentemente" - fue en contra de los inmigrantes. Ya se veía venir. Él ha visto el sufrimiento y destrucción que ha causado su falta de liderazgo, así que busca a quien echarle la culpa. Los inmigrantes siempre han sido el punto de ataque favorito para líderes insensatos como Donald Trump.

Trump ha politizado esta crisis y la ha usado para atacar a las comunidades inmigrantes y para promover su agenda antiinmigrante. Él intentó clausurar toda la inmigración al país y recientemente, se anunció que gastará casi $3,000 millones de dólares en pintar su muro fronterizo de color negro mientras que se niega a darle mas fondos a los estados para que le paguen a los empleados esenciales que, probablemente, son inmigrantes. Los inmigrantes ponen sus vidas en riesgo todos los días para protegernos. ¿Y así es que Trump les paga?

Pero los demócratas no se quedarán a un lado mientras que el presidente usa la intolerancia para defenderse de las consecuencias de su propia incompetencia. En este momento, un sinnúmero de inmigrantes en todo el país están poniendo sus vidas en riesgo para mantener a salvo al país: en hospitales y supermercados, en asilo de ancianos y sirviendo en uniforme.

Los demócratas saben que los inmigrantes hacen más fuerte a nuestra nación y no dejaremos a un lado nuestros valores, como la diversidad y la compasión, para acomodar la desastrosa estrategia de relaciones públicas de Donald Trump.

Durante todo esto, Trump se ha aferrado a la idea de desmantelar Obamacare, algo que ha beneficiado a las comunidades minoritarias - especialmente la comunidad hispana - enormemente. Así como se oye, él está tratando de quitarle el cuidado de salud a las personas en medio de una pandemia. Eso es como tirar el paracaídas por la ventana antes de saltar del avión. Es una locura y es increíblemente cruel.

En tiempos de crisis, necesitamos un presidente con la empatía y la experiencia para mover el país hacia delante. Necesitamos a Joe Biden.

El pueblo estadounidense exige un nuevo líder. Ellos saben que la culpa la tiene Donald Trump y lo harán responsable este noviembre cuando elijan a Joe Biden como el próximo presidente de los EEUU. Joe Biden es un líder con la empatía y la experiencia para mover el país hacia delante.

No solo va a ayudar a los estadounidenses a recuperarse de esta crisis y de esta administración desastrosa de Trump, sino que construirá una nueva era de prosperidad y creará millones de empleos con buenos sueldos para la comunidad hispana. Él luchará por nuestros 'Soñadores' y por una reforma migratoria. Él se va asegurar que nuestro país represente los valores con los que fue fundado: igualdad y justicia para todos.

Nota : La presente pieza fue seleccionada para publicación en nuestra sección de opinión como una contribución al debate público. La(s) visión(es) expresadas allí pertenecen exclusivamente a su(s) autor(es) y/o a la(s) organización(es) que representan. Este contenido no representa la visión de Univision Noticias o la de su línea editorial.

Publicidad