null: nullpx

Elecciones 2020: hay que enfocarse en políticas, no en personalidades

“A medida que los hispanos somos una proporción cada vez mayor de la población, nos vemos más afectados por las políticas gubernamentales, como la educación superior, el desarrollo de la fuerza laboral, los impuestos y el gasto”.
Opinión
Presidente de La Iniciativa Libre
2019-06-28T09:44:04-04:00

Cuando los estadounidenses consideren lo que es importante para ellos en Washington, su objetivo debe ser establecer un curso sobre las políticas que más los afectan. Desde las comunidades locales hasta los gobernadores y el propio presidente de Estados Unidos, todos nuestros funcionarios electos tienen el poder de influir en nuestras vidas de maneras pequeñas y grandes. Nuestros representantes en el capitolio de la nación deben enfocarse en usar responsablemente su autoridad para promover el bienestar general, de la manera que aprobemos. Con esto en mente, nosotros en la comunidad hispana debemos pensar cuidadosamente en las políticas que afectan nuestras vidas.

Los hispanos en Estados Unidos son más jóvenes que la nación en general. Con una edad promedio de solo 28 años, somos aproximadamente 10 años más jóvenes que los estadounidenses en general. Por esa razón, estaremos contribuyendo más a la economía y pagando una mayor parte de los impuestos durante los años por venir. A medida que somos una proporción cada vez mayor de la población, nos vemos más afectados por las políticas gubernamentales, como la educación superior, el desarrollo de la fuerza laboral, los impuestos y el gasto. Todas estas cuestiones ayudarán a determinar qué tan grandes pueden ser nuestras contribuciones. También nos vemos profundamente afectados por las leyes de inmigración y por los problemas fiscales. Todos estos temas son los que los votantes hispanos deben considerar cuidadosamente, y hacer responsables a nuestros representantes de su cumplimiento.

Según un nuevo informe de la Oficina de Presupuesto del Congreso, para el año 2049 los déficits presupuestarios anuales incurridos por el gobierno federal llevarán la deuda nacional a un nivel "sin precedentes". El déficit aumentará a pesar de que los ingresos federales aumentarán de 16.5% del producto interno bruto a casi el 20% en los próximos 30 años. Desafortunadamente, el gasto federal crecerá más rápido que los impuestos, desde menos del 21% del PIB ahora, a más del 28% en 2049.

El simple hecho es que a pesar de que los ingresos fiscales continúan creciendo el gasto del gobierno está creciendo aún más rápido. Esa es una receta para problemas serios. Y hay una falta de liderazgo en Washington para restringir el gasto y reducir los déficits anuales. Si la nación sigue el curso actual, si el gasto y la deuda se salen de control, nuestra comunidad se verá tan afectada como cualquiera. Debemos asegurarnos de que nuestros líderes entiendan la importancia de cambiar de rumbo, y debemos hacernos escuchar en Washington.

De manera similar, la inmigración es un tema clave que nos afecta como comunidad, y es un tema en el que los funcionarios electos han tardado en ponerse de acuerdo durante años. La última revisión significativa de la inmigración legal fue en 1990, hace casi 30 años. Como vemos ahora, el gobierno federal parece ser cada vez más incapaz de administrar las leyes en su estado actual, y está lejos de ser claro si las reglas sobre inmigración legal realmente fortalecen a nuestras comunidades como deberían. Además, estas leyes obsoletas no brindan certeza a los dreeamers ni se dirigen a otras personas que están aquí sin un estatus legal. Para que los hispanos puedan seguir construyendo un futuro mejor y contribuyendo plenamente a nuestra nación, necesitamos líderes que estén dispuestos a mejorar y actualizar estas leyes.

También en el cuidado de la salud los hispanos deben escuchar y considerar cuidadosamente las propuestas presentadas por aquellos que reclamarán nuestro apoyo. Pocos creenn hoy que la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio funcionó como lo prometieron sus partidarios. Las soluciones que se ofrecen abarcan toda la gama, desde el control gubernamental completo de la atención médica hasta las reformas que permiten a los consumidores tomar más decisiones sobre la atención médica con sus propios dólares. Dado que muchos hispanos aún no tienen seguro, y no pueden pagar la atención que necesitan, es importante que nuestros funcionarios electos busquen soluciones que funcionen, y que respondan a nuestras necesidades específicas, en lugar de a la agenda de otra persona.

Cualquiera que sea el tema, los hispanos, y todos los estadounidenses, deben mirar más allá de las personalidades y los comentarios de los medios de comunicación para pensar en cómo estas políticas afectarán sus vidas. La mejor manera de establecer un rumbo para un futuro productivo y próspero es responsabilizar a los representantes e insistir en que estén dispuestos a arremangarse y trabajar en desafíos reales, y hacerlo de una manera que produzca mejoras reales. Nos corresponde a todos tomar decisiones sabias e informadas para lograr precisamente eso.

Nota: La presente pieza fue seleccionada para publicación en nuestra sección de opinión como una contribución al debate público. La(s) visión(es) expresadas allí pertenecen exclusivamente a su(s) autor(es) y/o a la(s) organización(es) que representan. Este contenido no representa la visión de Univision Noticias o la de su línea editorial.

Publicidad