null: nullpx

De Obama a Trump: de la esperanza a la crisis, ¿oportunidad?

“Acoger la política de no hacer nada en cuanto a la agenda latina podría tener repercusiones sobre una posible reelección del gobierno Trump en el 2020”.
Opinión
Presidente del Caucus Hispano de la Juventud Demócrata de Estados Unidos y abogado en Puerto Rico.
2016-11-22T09:13:11-05:00

Hace ocho años la Nación Americana fue cautivada por un mensaje esperanzador que resonó con frases como: ‘Sí podremos’, ‘Cambio en el que podemos creer’ y ‘Adelante’.

El pueblo estadounidense hizo historia eligiendo al primer afroestadounidense a la Casa Blanca, el ya pronto expresidente Barack Obama. Ocho años mas tarde y luego de una histórica contienda entre Donald Trump y Hillary Clinton, derribando todos los pronósticos, Trump resultó ser electo no con una retórica particularmente esperanzadora, sino más bien con una retórica divisiva creando una crisis política en distintos sectores que resultó ser su gran oportunidad para derrotar al establecimiento tanto en el partido republicano como en el Partido Demócrata.

Ante esto, el Partido Republicano de Trump no debe de olvidar que justo luego de su última derrota en el 2012, su Comité Nacional publicó el famoso informe denominado como ‘la autopsia’ o guía republicana hacia la próxima elección, en donde plasmaron varias recomendaciones y acciones para recuperar la Casa Blanca en el 2016.

A casi cuatro años de dicho informe, aunque el Partido Republicano logró reconquistar la Casa Blanca sin la mayoría del voto latino, no debe menospreciar el poder del llamado “gigante dormido” que bien puede favorecerle en el 2020 o ser la razón para sacarlos del poder en el futuro.

Dicho informe recomendó al Partido Republicano aprobar una Reforma Migratoria integral:

“Debemos abrazar y defender una reforma migratoria integral… Si el hispanoestadounidense escucha que el Partido Republicano no lo quiere en Estados Unidos, no le van a poner atención a nuestra siguiente frase. No importa lo que digamos acerca de la educación, el trabajo o la economía; si los hispanos piensan que no los queremos aquí, cerrarán sus oídos a nuestras políticas. Básicamente, los votantes hispanos nos dicen que la postura de nuestro partido en inmigración se ha convertido en una prueba de fuego, que mide si nosotros los aceptamos con una bienvenida o les cerramos la puerta”.

Hoy, con una supermayoría tanto en la Cámara con en el Senado, Donald Trump tiene la oportunidad de acoger dicha recomendación, dar un paso adelante, derrotar al establecimiento de su partido y demostrarle a la comunidad latina que realmente está de nuestro lado abandonando el enfoque de Mitt Romney de la “autodeportación que los llevo a la derrota en el 2012” , aprobando una reforma migratoria integral y dejando a un lado otras políticas que van en contra de nuestra comunidad.

Otra oportunidad al presente es que el propio presidente del RNC, Reince Priebus, quien recientemente fue nombrado por Trump como su jefe de gabinete destacó luego de la publicación de dicho informe: “Lo que se tiene que reconocer, lo cual es una verdad absoluta, es que hay consenso con el caucus republicano en el sentido de que una seria reforma migratoria está por ocurrir… No hacer nada no es una opción”.

Con sobre 55 millones de latinos en los Estados Unidos y 27 millones elegibles para votar, acoger la política de no hacer nada en cuanto a la agenda latina podría tener repercusiones sobre una posible reelección del gobierno Trump en el 2020.

Por otro lado, los próximos cuatros años representan el momento perfecto para que el Partido Demócrata utilice la crisis que pudiera crear el Partido Republicano al acoger todas sus divisivas promesas de campaña para convertirlas en una oportunidad para retomar el timón con un verdadero plan inclusivo que le devuelva la esperanza, no solo enfocado en las minorías, sino a toda la nación estadounidense.

En fin, la victoria de Donald Trump mas allá de parecer un terrible huracán, puede ser la oportunidad para que el Partido Republicano se reivindique con la comunidad latina y para que el Partido Demócrata reenfoque su estrategia y renueve su liderato para un regreso sólido en el 2020.

Nota: La presente pieza fue seleccionada para publicación en nuestra sección de opinión como una contribución al debate público. La(s) visión(es) expresadas allí pertenecen exclusivamente a su(s) autor(es) y/o a la(s) organización(es) que representan. Este contenido no representa la visión de Univision Noticias o la de su línea editorial.

Publicidad