null: nullpx

California debe arreglar la ley AB 5 antes de que dañe a adultos mayores y a quienes los cuidan

"Muchos de nuestros adultos mayores están criando a sus nietos y se les hace necesario trabajar más allá de la edad de jubilación. También podría tener un efecto negativo que disminuirá el acceso de transportación en muchos de los vecindarios donde viven adultos mayores hispanos".
Opinión
Presidente y CEO del Consejo Nacional Hispano de Envejecimiento (NHCOA)
2019-09-09T11:15:30-04:00

¿Si no está roto, para que arreglarlo? Como la organización hispana más grande de Estados Unidos que representa a nuestros residentes de la 3ra edad, el Consejo Nacional Hispano de Envejecimiento (NHCOA por sus siglas en ingles), estamos preocupados sobre los cambios presentados en la legislatura de California con la ley AB 5, que cambiaría por completo el modelo de las compañías que usan el servicio de compartir transportación, o rideshare, como Lyft y Uber, poniendo en riesgo la movilidad de la comunidad hispana, especialmente para los adultos mayores, en este estado.

Rideshare es el servicio de transportación en el cual los pasajeros descargan una aplicación en sus teléfonos y solicitan un conductor privado que actúa como taxi a precios razonables y accesibles. En estos momentos, una de las dos compañías más grandes, Lyft, está disponible en 640 ciudades del país y servicios como este han sido de gran ayuda para los residentes adultos mayores, tanto como para aquellos que quieren seguir trabajando y ganándose el dinero a su manera y con la flexibilidad que estas compañías ofrecen, como para aquellas personas que cuidan de nuestros adultos mayores y necesitan saber que pueden contar con transporte seguro y barato a cualquier hora del día.

Para los pasajeros que son adultos mayores y para las personas que cuidan de ellos, estas compañías han brindado un servicio que está disponible a todas horas del día, han ayudado a reducir el número de conductores ebrios en las calles y brindan precios relativamente baratos comparados con algunos servicios de taxis. Este tipo de servicio ha ayudado a pasajeros a llegar a su destino a salvo y sin discriminación, algo que sucede mucho con taxis ya que, en muchos casos, estos se niegan a ir o entrar en areas de bajos recursos. Con el servicio de rideshare el conductor es responsable de llevar al pasajero a su punto final.

Las ventajas para los conductores también han sido grandes. Muchos de los conductores de Lyft son personas que ya se han retirado, pero desean, o en la mayoría de los casos necesitan, seguir trabajando para sostener sus hogares y por medio de este servicio buscan como hacer un dinero extra. Ser conductor con una de estas compañías ofrece flexibilidad e independencia ya que cada conductor escoge su horario y decide por cuánto tiempo quieren trabajar.

Si la ley AB 5 de California se llegara a implementar, estamos preocupados sobre el efecto que estos cambios van a tener en nuestra comunidad, especialmente para aquellos residentes que dependen de este trabajo para sostener el nivel económico de sus familias, pues sabemos que muchos de nuestros adultos mayores están criando a sus nietos y se les hace necesario trabajar más allá de la edad de jubilación. También podría tener un efecto negativo que disminuirá el acceso de transportación en muchos de los vecindarios donde viven adultos mayores hispanos.

California es uno de los estados donde hay una gran población hispana y los conductores hispanos se verán afectados con estos cambios. Según Lyft, el 31% de los más de 300,000 de sus conductores en California se identifican como hispanos. En algunos casos, este porcentaje llega a ser tan alto como el 40% en Los Ángeles. Además, los conductores hispanos han ganado alrededor de mil millones de dólares en la plataforma, sólo en California.

Si los cambios se llegaran a efectuar, los conductores perderán la flexibilidad de la cual gozan y que los atrae a ser conductores de Lyft. Con la nueva ley, los conductores serán obligados a reportarse con un supervisor, tendrán un horario y tendrán que trabajar un mínimo de horas por semana.

En vez, la legislatura debe consideran e implementar la propuesta que han ofrecido las compañías de rideshare. Los cambios que proponen son soluciones históricas que darán a los conductores ganancias más altas, más representación dentro de las compañías, y protecciones laborales sin las consecuencias que traería la ley AB 5.

Estos cambios harían a California el primer estado en ofrecer ganancias en la industria rideshare garantizadas a estar 32% por encima del salario mínimo, más el reembolso de gastos. También provee a los conductores la habilidad de negociar con la gerencia de las compañías a través de la industria entera, cimentando la influencia de los sindicatos en el proceso de dar derechos permanentes a los conductores que llevan a cabo el trabajo.

Esta es la mejor alternativa para los trabajadores y los consumidores del producto de las compañías de rideshare y debería ser un modelo de solución para toda la nación.

NHCOA urge a la legislatura a que coopere con las compañías para arreglar la AB 5 para que todos podamos seguir adelante con mejoras económicas y no sufrir consecuencias no deseadas.

La misión de NHCOA es promover la condición física, económica, la dignidad, la influencia política, la vivienda, la salud y los derechos civiles de los adultos mayores Hispanos en los Estados Unidos.

Publicidad