publicidad

Sepultan en Michoacán al mexicano baleado por policías en Pasco

Sepultan en Michoacán al mexicano baleado por policías en Pasco

Los hermanos de Antonio montaron una guardia en torno al féretro y luego regalaron un minuto de aplausos.

Antonio Zambrano, el migrante michoacano que murió asesinado por policías de la ciudad de Pasco, Washington, fue sepultado la tarde de este sábado en el panteón de Pómaro de la localidad de Aquila, en su natal Michoacán.

Alrededor del mediodía, más de 200 personas se congregaron para velar a Zambrano. Entorno al féretro los hermanos de Antonio montaron una guardia. Al final de la ceremonia, los asistentes realizaron un minuto de aplausos y una porra en honor a Zambrano.

Tras el emotivo homenaje, la caravana fúnebre cruzó el poblado y decenas de sombrillas se abrieron para resguardarse del sol mientras el cuerpo de Zambrano era sepultado.

Lea: El cuerpo del mexicano Antonio Zambrano Montes llegó a Guadalajara.

El cadáver del mexicano Antonio Zambrano Montes llegó el viernes a su natal estado de Michoacán, cuatro semanas después de haber perdido la vida a manos de policías del estado estadounidense de Washington, informaron fuentes oficiales.

Los restos mortales de Zambrano llegaron en la madrugada de este viernes a la población de la Parotita, en el municipio de Aquila, de donde era oriundo Montes, quien murió el 10 de febrero pasado tras ser atacado a tiros por policías estadounidenses de la localidad de Pasco.

El cadáver fue entregado a su madre, Agapita Montes, informó a Efe el secretario del Migrante de Michoacán, Luis Carlos Chávez.

publicidad

El cuerpo del inmigrante llegó procedente Seattle (Estados Unidos) a la ciudad de Guadalajara, capital del occidental estado de Jalisco, desde donde fue trasladado a la Parotita en la madrugada de este viernes.

"Se busca siempre trasladarlo hasta el lugar más cercano de su comunidad de origen y el aeropuerto internacional más cercano a La Parotica era el de Guadalajara", explicó Chávez.

Lea: Abogado de Ferguson asesorará a la familia de Antonio Zambrano.

De acuerdo con los reportes, Zambrano se encontraba lanzando piedras contra los coches en una concurrida calle de Pasco, por lo que fue alertada la Policía, que acudió al lugar.

Cuando los agentes llegaron, Zambrano se negó a acatar las órdenes y les arrojó piedras, hiriendo a dos de ellos. Después se inició una persecución en la que le dispararon 17 veces hasta causarle la muerte.

La muerte del michoacano se dio a conocer en un video publicado en redes sociales donde Antonio Zambrano era perseguido por policías norteamericanos, quienes le dispararon en varias ocasiones hasta causarle la muerte.

El Gobierno mexicano condenó "el uso desproporcionado de la fuerza letal" contra el ciudadano y pidió a las autoridades estadounidenses realizar "una investigación exhaustiva".

Lea: El último viaje de Antonio Zambrano.

El hecho también fue rechazado por la comunidad hispana de Pasco, donde más del 50 % de sus pobladores son latinos.

A la madre de Zambrano le fue gestionada una visa humanitaria para que pudiera reclamar los restos de su hijo en Estados Unidos.

El traslado del cadáver a México estaba previsto para 27 de febrero pasado, pero se canceló por petición de su familia, que pidió la realización de nuevas gestiones judiciales para esclarecer la muerte.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad