publicidad

Natalia, la niña indígena que no teme defender sus raíces

Natalia, la niña indígena que no teme defender sus raíces

Esta pequeñita se ha vuelto famosa por un video viral en donde su discurso da una gran lección a todos.

Natalia López: estoy orgullosa de mis raíces Univision

Desde el DF, Luz Adriana Santacruz y Paola Ortiz En Twitter @luza_santacruz y @Portiz_Noticias

Una blusa blanca con bordados con una flor roja en el centro, una falda negra sostenida por una cinta de tela verde sobre su cintura. Dos trencitas adornadas con un listón verde y unos huaraches negros. Así se viste Natalia, una pequeña de 11 años, que no se avergüenza de sus raíces: ser indígena.

Cuando habla de sus orígenes le brillan los ojos y  una gran sonrisa le adorna su carita. Ella no teme hablar, al contrario, se desenvuelve como si estuviera frente a sus amigos platicando de juegos.

“Es algo muy muy bonito, muy maravilloso porque yo me siento muy orgullosa de ser parte de esas grandes raíces que son de México”, dice entusiasmada Natalia Lizetn López López a UnivisionNoticias.com.

A su corta edad Natalia nunca imaginó el impacto que tendrían sus inocentes pero muy seguras palabras.

Hoy, gracias a sus ideas, se ha vuelto famosa en las redes sociales.

Un video viral muestra el conmovedor discurso que se atrevió a dar frente a la Comisión Estatal Electoral de Nuevo León, a finales del año pasado, invitada por el Certamen “Un flashazo ciudadano”.

Niña indígena de 10 años habla emotivamente sobre su comunidad Univision

El video se publicó en Youtube en diciembre del 2013. Al día de hoy lleva 15,511 visitas. Llama la atención la firmeza que tiene en sus creencias. Ni un momento duda en defenderlas y aunque es algo no tan cercano a su vida, reconoce lo que le han ayudado las redes sociales.

“Qué  bueno que están porque ya tenemos más formas de buscar cosas pero tampoco es para que estén metidos todo el tiempo ahí. El Facebook no es mala herramienta, al contrario es una muy buena. Sirve para comunicarse con sus familiares de otros estados pero tampoco es para que te la pases todo el tiempo ahí. No son malas, es malo el uso que la gente le da a las redes sociales”, dice Natalia a UnivisionNoticias.com.

Además de las visitas que ha tenido su video en Youtube, las imágenes han sido replicadas por decenas de usuarios en la red.

publicidad

"Soy orgullosamente de origen indígena. Pertenezco a las 'Marías' que señalan en las calles por vestir diferente o hablar una lengua antigua. Y aunque vivo en una gran ciudad como es Nuevo León, mis padres se encargan de enseñarme el valor de mis raíces de Veracruz", inicia en el video Natalia.

Luego aprovecha para hablar de lo que la sociedad ha ido perdiendo con el paso de tiempo.

"No estamos practicando valores... Los adultos se pierden en el estrés de la vida diaria", dice Natalia en su discurso que le ayudó a hacer su maestra María Isabel Martínez Rodríguez.

“Yo le cuento todo lo que vivo en mi pueblo, le cuento todo lo que veo en la sociedad, lo que yo pienso, lo que yo creo que hace falta en el país y ya nada  más ella me ayuda a darle forma”, confiesa Natalia.

En una lucha constante

La pequeña es de origen náhuatl. Nació en San Nicolás de los Garza, Nuevo León. Sus padres nacieron en Veracruz pero debido a la falta de empleo, decidieron migrar al norteño Nuevo León.

“Vivo en un lugar muy bonito, con muchos árboles, todo verde. Donde yo vivo hay dos casas y luego sigue un río muy bonito. Al lado hicieron un parque y ahí está una parroquia en donde está Nuestra Señora de la Asunción. Ahí la tienen guardada hasta arriba y la tienen vestida como yo estoy vestida”, explica Natalia a UnivisionNoticias.com

Su mamá y su abuelita venden plantas en los mercaditos cerca de su casa, a donde Natalia disfruta acompañarlas y hacer algo por su familia.

Aunque no ha vivido en carne propia momentos de discriminación, ha visto la forma en la que otros se burlan de su mamá y su abuelita.

“A veces veo como la gente se le queda viendo de los pies a la cabeza y se empiezan a burlar por la vestimenta o empiezan a escuchar como habla el  náhuatl y se empiezan a burlar. Yo digo que eso es a falta de cultura, a falta del respeto de ellos hacia otro tipo de vestimenta, otro tipo de tradiciones que nosotros tenemos, de costumbres, de otro tipo de lengua. Yo digo que está muy mal porque nosotros somos parte de las grandes raíces de México”, dice Natalia a UnivisionNoticias.com.

Natalia no sólo habla el español, sabe muy bien el náhuatl, dialecto origen de su mamá. Confiesa que además le hubiera gustado saber el dialecto totonaca, origen de su papá.

Y es que la pequeña hace todo por rescatar sus costumbres y raíces.

“[Que] nos ayuden a rescatar todas aquéllas tradiciones que se nos están perdiendo y que nosotros no queremos perder. Cuando me invitan a entrevistas yo me quiero vestir así porque me gusta y quiero que mucha gente conozca y se de cuenta que ya nuestras culturas se están perdiendo. Yo no quiero  que se pierdan”, dice a UnivisionNoticias.com.

El ejemplo de Natalia: su mamá

publicidad

Mucho de la forma de pensar de Natalia viene de sus padres, que la han educado y enseñado el valor de vivir. Fernanda López Flores es su mamá. A sus 32 años tiene dos niñas, de 11 y 9 años, y un niño de tres meses.

Hace 22 años migró de Veracruz a Monterrey con sus padres en busca de trabajo. A los 12 años llegó a Monterrey y se dedicó al comercio de flores como sus padres. No logró hacer estudios y trabaja los siete días de la semana.

A pesar de que en Monterrey hay fuente de trabajo, vivir ahí es caro, a decir de Fernanda. Un buen día de venta pueden ganar 600 pesos mexicanos (unos $46 dólares) pero un día malo pueden ganar hasta $50 pesos (menos de $4 dólares).

Desde que tuvo a Natalia, junto con su esposo, decidió que sus hijos irían a la escuela para tener una mejor vida y un trabajo digno.

Los sábados y domingos Natalia también los acompaña a vender flores, pero entre semana es muy dedicada en la escuela. Lleva seis años invicta en obtener el primer lugar de su año escolar.

"La hermana de Natalia está muy orgullosa de ella. Y dice que será como Natalia", dice Fernanda a UnivisionNoticias.com.

A Natalia su mamá le ha enseñado a no hacer berrinches y aprender cuándo se puede y cuándo no.

"Cuando pide algo a veces le tengo que decir 'ahorita no se puede porque no tenemos dinero, porque tenemos deudas. Pero casi nunca nos pide nada y eso a mí me remuerde la consciencia y ya le doy $10 pesos para que vaya a la tienda", explica la señora López.

publicidad

Sus sueños

Hoy Natalia tiene una gran ilusión de ver, a su México del alma, como un país diferente.

“Que esté todo fomentado en valores porque si practicamos los valores todos seríamos más felices, más contentos. Ya no habría mucha inseguridad”, comenta Natalia.

Pero la pequeña no sólo espera que otros ayuden a este cambio, ella está dispuesta a hacer lo que sea necesario para lograrlo.

“De grande quiero ser una licenciada en derecho para defender a toda aquella gente sencilla, humilde y pobre como yo que se les culpa de algo que no hicieron. Yo quiero ayudar a esa gente. Se está haciendo mucha injusticia. También quiero ser conferencista para darles el mensaje a mucha gente. En esta sociedad hacen falta los valores y que rescatemos nuestras tradiciones”, dice la menor.

Al final de la entrevista Natalia no duda en despedirse en náhuatl para luego traducirlo al español:  “Siéntanse orgullosos de ser mexicanos y  nunca lo olviden”.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad