publicidad
Una pareja en la Ciudad de México.  

Las estrategias de grupos LGBT para extender la adopción por gays en todo México

Las estrategias de grupos LGBT para extender la adopción por gays en todo México

Organizarse para emplazar a los gobiernos estatales es la lucha de la comunidad lésbico-gay en México.

Una pareja en la Ciudad de México.
 
Una pareja en la Ciudad de México.  

Por Luz Adriana Santacruz Carrillo @luza_santacruz desde la Ciudad de México

México dio otro paso en reconocer los derechos de las parejas del mismo sexo. En un país conservador, en donde el 83% de la población es católica, ya se pueden realizar los matrimonios en todos los estados, y ahora, en algunas zonas, la adopción. El caso más reciente ha sido el de Campeche.

Pero para la comunidad no es suficiente y ante el cambio de legisladores y nuevos gobernadores en septiembre próximo, los activistas de la defensa de los derechos de las minorías sexuales preparan campañas y una serie de cartas dirigidas a los gobiernos estatales para que den luz verde a más legislaciones que los incluyan.

"La primera de las cartas estará lista para el próximo martes. Es una carta abierta más que nada a los gobiernos estatales en donde se plantean cuáles son las motivaciones del tema del matrimonio y cómo es un tema constitucional de acuerdo a la Suprema Corte y donde se explica por qué es urgente que los estados lo garanticen", explicó a Univision Noticias Lol Kin Castañeda Badillo, coordinadora de Sociedad Unida.

publicidad

En este escrito participan organizaciones defensoras de los derechos del LGTB (moviento que representa a gays, lesbianas, transgénero y bisexuales) de varios estados como Nuevo León, Jalisco y Campeche.

Castañeda explicó que lo más importante es organizarse para emplazar a los gobiernos estatales y seguir dando argumentos que acompañen este tránsito en el país.

Una clave importante en su activismo es la campaña "Dialoga con tus prejuicios": "En poco tiempo algunas instituciones federales van a distribuirla en sus portales entendiendo que lo que intentamos es cambiar esos prejuicios que existen en muchos casos y que ni siquiera son razonados por argumentos que fortalezcan los derechos humanos", dijo Badillo.

Esta campaña está conformada por varios spots en donde participan importantes personalidades mexicanas como la investigadora Julieta Fierro y el político y académico José Woldenberg, por mencionar algunos.

Además, reiteró, que están en constante comunicación con todos los estados de la República Mexicana para facilitar la difusión, mediante conferencias de prensa, de lo que sucede allá para darlo a conocer en el Distrito Federal.

Paso a paso

Estas estrategias que la comunidad planea con mayor fuerza, resurgen luego de la medida aprobada en Campeche sobre adopción. Aunque todas las personas solteras pueden tramitarla en cualquier parte del país, desde diciembre de 2009, se permite de manera directa por parte de parejas homosexuales en la Ciudad de México.

Con este hecho, la capital se convirtió en la primera entidad de México que permitía este proceso. Le siguieron Quintana Roo, Coahuila, Chihuahua  y esta semana se le sumó Campeche.

Esto significa que, en estos estados es inconstitucional que se prohíba a una pareja del mismo sexo adoptar a un niño aún y cuando cumplan con todos los  requisitos.

“Siempre ha existido una excepción que hace referencia a los matrimonios que participen en una adopción conjunta. La  cuestión surge sobre si esa pareja debe ser estrictamente heterosexual. Es ahí donde se abre el espectro de quién podría hacer el trámite”, dijo Castañeda Badillo.

Primero fueron las Sociedades de Convivencia en el Distrito Federal en el 2006. La llamada ley gay entró en vigor en marzo de 2007 y ofrece algunos derechos legales a aquellos hogares conformados por personas sin parentesco consanguíneo o por afinidad. Entre ellos destaca la herencia y la subrogación del arrendamiento. Le siguió Campeche, Jalisco y Colima.

Ese fue el inicio de un avance más contundente para la comunidad. En junio de este año, los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) fallaron a favor de declarar inconstitucional las leyes de los estados que definen al matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer, lo cual consideraron discriminatorio para los derechos que garantiza la Constitución para todos sus habitantes.

publicidad

Para  la comunidad de gays, lesbianas y transgénero del país, aunque estas medidas representan una piedra menos en una lucha de sin sabores, falta mucho para que puedan igualar sus derechos a los de las parejas heterosexuales de México.

“No ha sido un proceso simple. Ha sido un proceso de mucha argumentación. Lo que prevalece en nuestra sociedad son los prejuicios y hay un condicionamiento de los derechos humanos que no alcanzamos a identificar. Cuando se pide que se respeten los derechos de los homosexuales y de las lesbianas, se pide que le llamen de otra forma a los matrimonios, ya que esto es solo para la familia conformada por un hombre y una mujer. Ese tipo de respuestas no deberían de prevalecer”, exigió Catañeda Badillo, cuyo matrimonio con su pareja Edith, fue uno de los primeros en registrarse en la Ciudad de México.

Sus desafíos

Uno de los primeros puntos a atacar y que, abriría las puertas a otros procesos en materia legal y de reconocimientos de estas parejas, radica en acabar con el rechazo y la discriminación, explicaron los expertos.

“La sociedad debe de cambiar sus prejuicios por un marco de respeto para todas las personas. Cada uno de los estados de la República Mexicana han corrido distintas rutas a partir de la residencia y la organización social que tienen ahí pero hay quienes siguen intentando evadir las responsabilidades”, dijo a Castañeda Badillo, quien lleva más de 15 años en esta lucha junto a su ahora esposa.

publicidad

Para Miriam Ángel, presidenta de Familias por la Diversidad Sexual, todo es parte de una democracia que debería de ejercerse en todo el país.

“En mi caso personal tengo una hija que es lesbiana. Cuando nació tenía los mismos derechos que todas las personas, cuando se descubre que no es heterosexual, los pierde. ¿Por qué? No paga menos impuestos", condenó Ángel.

Para los activistas, el Distrito Federal ha sido un importante pionero en esta materia, sin embargo no se pueden imponer sus leyes al resto de la República Mexicana.

“De repente se ve al DF como una isla de todos los derechos. Y se ven desprotegidos el resto de los estados. Por eso cada estado debe de luchar desde adentro por tener los derechos que les corresponden”, comentó Ángel en entrevista.

Entre el rechazo y las ganas de salir adelante

Ante el descontento de grupos conservadores y de representantes de la Iglesia Católica, estos grupos tratan de abrirse paso en un México que para la mayoría de ellos, sigue siendo retrógrada.

En realidad México sigue siendo un país machista, muy conservador. En un país profundamente discriminatorio y racista en donde en realidad estos nuevos derechos están intentando regular formas de convivencia”, dijo Castañeda, quien reconoció que por su activismo y preferencias sexuales ha sido víctima de violentas negativas.

Incluso hay quienes aceptan con frustración el difícil panorama que enfrentan en su propio país.

publicidad

“Algo que es muy importante es seguir generando una cultura de respeto a la diversidad sexual. Porque si bien es cierto que todas esas resoluciones tienen un impacto jurídico y administrativo también, ahora las leyes necesitan armonizarse. Este país es contrastante. Están los crímenes de odio por razones de homofobia, de transfobia. Necesitamos generar más estrategias que permitan el respeto a la diversidad sexual en niveles más comunitarios”, reconoció Hugo Alfredo Bautista López, director de Cuenta Conmigo, una institución que se encarga de apoyar a familias con algún integrante no heterosexual.

Pero no se decepcionan y sus defensores aseguran que siempre seguirán en pie de lucha.

“Ya se han dado varios primeros pasos afortunadamente. Hay que seguir presionando para que todas las personas ejerzan sus derechos. No son caprichos n berrinches, son deseos y ganas de estar iguales en todo momento”, admitió Lina Pérez Castañeda, presidenta de Cuenta Conmigo.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad