publicidad
Asalto en la colonia Loma de Virreyes en donde los delincuentes se disfrazaron de trabajadores del agua. Foto tomada del video de Youtube.

Ladrones disfrazados: un modus operandi que crece en el DF

Ladrones disfrazados: un modus operandi que crece en el DF

Los primeros casos detectados estaban dirigidos hacia las residencias de exclusivos y lujosos barrios, pero ahora sus operaciones se han extendido.

Asalto en la colonia Loma de Virreyes en donde los delincuentes se disfr...
Asalto en la colonia Loma de Virreyes en donde los delincuentes se disfrazaron de trabajadores del agua. Foto tomada del video de Youtube.

Por: Luz Adriana Santacruz Carrillo, desde la Ciudad de México En Twitter: luza_santacruz

La escena pareciera cotidiana: Dos mujeres uniformadas tocan a la puerta, solicitando permiso para verificar los medidores de agua.

“¿Cuántas personas habitan aquí?”, pregunta una de ellas, vestida con un chaleco y gorra que parecieran de una funcionaria del Sistema de Aguas. “Los ingenieros ya vienen”, asegura con tono oficial, mientras su compañera sale a buscar a sus cómplices.

Se trata del más reciente montaje para asaltar a personas dentro de sus hogares, usado por un grupo de delincuentes en el Distrito Federal para robar sin levantar sospechas.

Desde el 2013 la policía ha registrado decenas de estos casos, que en su mayoría involucran a delincuentes de origen colombiano.  Estos criminales han sido fichados en al menos siete colonias de la Ciudad de México, donde se han especializado en robos a domicilio, sobre todo durante el fin de semana, según los reportes del gobierno capitalino.

publicidad

“Ha habido una importante oleada de delincuentes colombianos que yo no sé si vinieron a capacitar a sus pares mexicanos o qué es lo que hacían”, explicó a Univision Noticias Francisco Torres Landa, representante de la organización México Unido contra la Delincuencia, que se dedica al estudio del crimen organizado en el país.

Un 45% de los 644 colombianos presos en México hasta abril del 2015 había sido acusado de robo, y el 30% servía sentencias por delincuencia organizada, según la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal. De los 242,754 internos procesdos en el país, el 79.6% han sido procesados por delitos de competencia local y el 42% de ellos han sido condenados por robo, según los datos de México Evalua del 2013.

Los criminales no se quedan satisfechos con tomar joyas o aparatos electrónicos, sus ambiciones van a más, según Torres Landa. “Incluso se dedican a robar cajas de seguridad. Luego las avientan a un barranco y días o semanas después iban por ellas. Era una forma de entrar y salir de las colonias y que no fueran detectados”, aseguró el especialista.

La semana pasada, tres personas fueron detenidas por su presunta participación en robos a casas situadas en colonias residenciales. En los últimos 18 meses, este tipo de robos se ha cometido en 12 de las 16 delegaciones que conforman el Distrito Federal, según las autoridades. El año pasado, la policía registró 11 denuncias, de las cuales cuatro ocurrieron en la zona de Álvaro Obregón.

Sin discriminación a la hora de robar

Los primeros casos que fueron detectados estaban dirigidos hacia las residencias de exclusivos y lujosos barrios, pero ahora sus operaciones se han extendido a departamentos y unidades habitacionales así como también a negocios como joyerías y hasta camionetas que transportan dinero.

"Sujetos que se ponen un uniforme, ya sea de una empresa telefónica, de alguna dependencia de gobierno, de energía eléctrica y cometen el delito. Llegan, tocan. En cuanto abren las personas, mediante la violencia ingresan al domicilio”, reconoció "scar Montes de Oca, subprocurador del DF.

Lo criminales obtienen de internet las imágenes y logotipos de las empresas que quieren simular. Lugares en donde se venden objetos piratas como el barrio bravo de Tepito, conocido por la venta de fayuca, les sirven también como proveedores.

“También se infringe el delito de la piratería. Es un escaloncito antes de que recurran a otros delitos más graves como el secuestro. Siempre hay alguien que da información sobre la rutina, las rutas”, reconoció Torres Landa.

Los lugares públicos no representan ningún obstáculo para ellos. En mayo del 2015, tres hombres disfrazados de jardineros robaron la nómina del personal del Bosque de Chapultepec.

La cifra negra: los que no denuncian

Las cifras oficiales indican que hasta el 2013, alrededor de 35,139 mexicanos fueron víctimas de algún delito, según datos registrados por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

publicidad

Aunque las estadísticas son claras, la preocupación y la alarma por este delito es aún más grande de lo que parece. Según las denuncias, estos hechos se han incrementado en un 20%. Sin embargo, el conflicto está en lo que no tiene registro.

“El problema es justo que la mayor parte de los delitos no se denuncian y lo que no se denuncia es algo que no se persigue", dijo Torres Landa

Según el portavoz, la "cifra negra" oscila entre el 80 y el 90% de delitos sin reportar. "Hay una enorme burocracia para levantar denuncias, parece que [las autoridades] lo hacen para que el ciudadano desista, ya que es desgastante”, agregó.

En el mismo punto coincidió José Antonio Ortega, al frente del Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal, una organización civil.

“Al ver que estas mismas personas no están seguidas bajo una investigación, que no se ponen bajo las manos de la ley, evidentemente que estos robos se multiplican y se multiplican más bandas que empiezan a hacer lo mismo por la facilidad. Ven que la autoridad sigue dormida y que no hacen absolutamente nada”, comentó a Univision Noticias.

No tienen límites

En el asalto de la colonia Lomas de Virreyes que se viralizó en las redes sociales,  dos mujeres que se hicieron pasar por empleadas convencieron a la persona de limpieza de que trabajaban para la empresa de agua. Un video, grabado por las cámaras de seguridad de la residencia, fue testigo de toda la operación.

publicidad

 “¿Ahí está el baño?”, dice un supuesto ingeniero mientras que las dos primeras mujeres platican con la encargada de la limpieza. Es entonces cuando los delincuentes revisan el interior de la casa. Una vez que sus cómplices se retiran, los criminales sacan sus armas y someten a la empleada doméstica. Comienza el atraco.

El asalto ocurrió a plena luz del día en la delegación Miguel Hidalgo. Las imágenes muestran cómo amanazan a dos personas en el interior de la casa mientras toman todo lo que pueden. Al final, salen tranquilamente de la residencia sin que nadie notara lo que pasaba.

Ante este tipo de delitos, diversas organizaciones han iniciado campañas para informar a los ciudadanos sobre las características de los uniformes de sus técnicos. Además han habilitado servicios de teléfono para que, al recibir la visita de alguien que afirme provenir de determinada empresa, verifiquen sí se ha mandado a alguien.

“Se debe difundir el modus operandi que usan ahora algunas bandas, difundir los rostros que han sido video filmados, exhibirlos públicamente para que la gente los reconozca y pode atraparlos en infraganti y consignándolos por estos hechos tan graves en contra del patrimonio de las personas. Ellos sienten que burlan a México, hay que aplicar la ley”, recomendó Ortega.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad