publicidad
La desaparición de 43 estudiantes en México ha provocado la movilización de sus compañeros y de diversos grupos de la sociedad.

Intelectuales ven un México 'bañado en sangre' tras desaparición de estudiantes

Intelectuales ven un México 'bañado en sangre' tras desaparición de estudiantes

"Es la punta del iceberg de algo que quisieron ocultar durante todo este sexenio", señala Javier Sicilia.

La desaparición de 43 estudiantes en México ha provocado la movilización...
La desaparición de 43 estudiantes en México ha provocado la movilización de sus compañeros y de diversos grupos de la sociedad.

La desaparición de 43 estudiantes mexicanos tras un ataque de policías y narcotraficantes en Iguala, de la cual se cumple un mes este domingo, reveló un país "bañado en sangre" cuyas autoridades hacen que la historia se repita, coinciden intelectuales.

publicidad

Indignados y conmocionados por el ataque el pasado 26 de septiembre contra los alumnos de la combativa escuela de magisterio rural de Ayotzinapa (Guerrero, sur), los mexicanos se han lanzado a las calles exigiendo justicia pero sintiendo, una vez más, su vulnerabilidad frente a la impunidad reinante y la fuerte infiltración del narcotráfico en las autoridades, informa la Agencia France Press.

"Es muy terrible pensar que se cumple el mes y aún no hay una sola noticia" de los jóvenes, lamenta la escritora Elena Poniatowska, conocida por su activismo de izquierda y quien a sus 82 años ha participado en varios actos para exigir la localización con vida de los estudiantes.

A pesar de una búsqueda intensa con unos 2,000 militares y policías y de que hay 52 detenidos por este crimen, el gobierno mexicano sigue tratando de determinar el paradero de los jóvenes.

Para Poniatowska, ganadora del Premio Cervantes 2013, la desaparición de los universitarios demuestra "la sordidez" que se vive en "un país que está matando a su juventud".

Los ataques contra los jóvenes de Ayotzinapa, que dejaron seis muertos y los 43 desaparecidos, fueron presuntamente ordenados por el prófugo alcalde de la ciudad de Iguala, acusado de vínculos con el narcotráfico.

Esta sería la peor "masacre" desde que militares mataron al menos a 44 estudiantes que protestaban en la capital el 2 de octubre de 1968, estima Poniatowska, autora del aplaudido libro "La noche de Tlatelolco" sobre ese episodio negro e impune de la historia de México, por el cual todavía se exige justicia en cada aniversario.

"El pueblo que olvida su historia está condenado a repetirla", dice la célebre frase de Cicerón, que muchos intelectuales mexicanos insisten en rescatar ante la confusión e ira de estos días.

Estamos frente a "una situación durísima (...) pero debemos entender que esto viene desde muy lejos, que tiene raíces muy objetivas y es algo que se podría haber evitado", manifestó el escritor Juan Villoro a la emisora MVS Radio tras las masivas manifestaciones del miércoles en el país.

Imágenes de la megamarcha por Ayotzinapa

La ausencia del Estado

Recordando matanzas como la de Iguala en 1962, cuando ocho personas fueron asesinadas en un mitin electoral, o la de Aguas Blancas de 1995, con 15 campesinos muertos, Villoro subrayó que en la empobrecida región de Guerrero "hay caciques locales desde hace mucho y gobiernos extraordinariamente corruptos que han reprimido una y otra vez las demandas populares".

Hay que diseñar un nuevo país frente al que está "bañado en sangre y en pólvora", apremió el escritor.

La ausencia de Estado y su connivencia con la criminalidad en muchas zonas de México es lo que viene denunciando desde hace años el poeta Javier Sicilia, líder del llamado Movimiento por la Paz, que impulsó grandes caravanas de víctimas de la violencia a raíz del asesinato de su hijo en 2011 aparentemente a manos del crimen organizado.

publicidad

El caso de los estudiantes desaparecidos es "la muestra de un desastre, es la punta del iceberg de algo que quisieron ocultar durante todo este sexenio" de presidencia de Enrique Peña Nieto (2012-2018), dijo Sicilia a la AFP.

El gobierno decía que había disminuido la violencia vinculada con el crimen organizado, "que era un asunto de percepción mientras abajo se seguían acumulando muertos y desaparecidos", recalca.

Peña Nieto ha dados fuertes golpes a los cárteles de la droga con la captura de líderes como Joaquín "El Chapo" Guzmán y, aunque mantiene el cruento combate militar al narcotráfico que inició su predecesor Felipe Calderón, asegura que una mayor labor de inteligencia le ha permitido disminuir los homicidios.

Para Sicilia, frente a las declaraciones de lo que llama "narcoestado" sólo queda unidad y memoria histórica.

"Si no entendemos bien la dimensión de la tragedia humanitaria que está viviendo el país desde hace muchos años, vamos a seguir hundiéndonos más en este pantano infernal y aguardar a la próxima masacre", avisa este poeta que no pudo escribir un verso más tras enterrar a su hijo.

Sin rastro de los estudiantes de Ayotzinapa a un mes de su desaparición Univision

Sin respuestas

Y al cumplirse el mes de la desaparición de los alumnos, las autoridades siguen sin dar respuesta sobre el paradero de los jóvenes pero trabajan en la identificación de 38 cadáveres hallados en distintas fosas clandestinas en las afueras de Iguala, detalla por su parte The Associated Press.

Ocho de estos cuerpos tienen una antigüedad todavía por determinar y los 30 restantes "28 encontrados en un primer momento y dos localizados más tarde" son recientes. Sin embargo, según las autoridades de Guerrero y la Procuraduría General de la República (PGR), no corresponden a los estudiantes que desaparecieron el 26 de septiembre después de varios ataques llevados a cabo por policías locales y en los que murieron seis personas.

publicidad

No obstante, un funcionario de la fiscalía general matizó que la agencia sigue a la espera de los resultados del Equipo Argentino de Antropólogos Forenses (EAAF) que, a petición de las familias de los estudiantes desaparecidos, colabora con las autoridades en las tareas de identificación de los cadáveres, puesto que el grupo extrajo sus propias muestras de ADN de forma independiente a las tomadas por el gobierno estatal con las que trabajó la fiscalía federal. El funcionario pidió el anonimato por no estar autorizado a dar declaraciones.

Luego de semanas de búsqueda de parte de autoridades estatales y federales y de policías comunitarios, y ante las informaciones confusas sobre el número de enterramientos localizados y los restos que contenían, la fiscalía mexicana emitió un comunicado el viernes por la noche en el que dijo tener constancia de un total de 38 cadáveres en 11 fosas, todas en unos cerros situados en la localidad de Pueblo Viejo, en las afueras de Iguala "ciudad a 200 kilómetros (124.3 millas) al sur de la Ciudad de México.

El 4 de octubre, una semana después de las desapariciones, las autoridades de Guerrero exhumaron las primeras seis fosas, que fueron localizadas gracias a las declaraciones de uno de los detenidos por los ataques contra los estudiantes. Una de las fosas se hallaba vacía y en las otras cinco se encontraron 28 cadáveres, indicó la nota de la PGR.

publicidad

Los cuerpos, según informó entonces el fiscal del estado, Iñaky Blanco, estaban calcinados: Los habían colocado en una cama de ramas, regado con combustible y prendido fuego.

Una semana después, el entonces gobernador guerrerense Angel Aguirre dijo que esos 28 cuerpos no eran de los estudiantes, declaraciones que suscribió más tarde el fiscal general, Jesús Murillo Karam. Aguirre dimitió el jueves.

Posteriormente, también en Pueblo Viejo pero en un rancho conocido como "La Sierpe", la procuraduría federal ubicó otras cuatro fosas con ocho cadáveres cuya relación con los hechos del 26 de septiembre "aún no se puede determinar", indicó el comunicado. Y el 22 de octubre, gracias al uso de radares de penetración terrestre, la misma entidad localizó un nuevo enterramiento con dos cuerpos más a escasos 50 centímetros de donde hallaron las seis primeras.

Miembros de la policía comunitaria de Guerrero habían anunciado la localización de varias de estas fosas antes que las autoridades informaran al respecto.

Los familiares de los 43 desaparecidos insisten en que el gobierno sabe dónde están sus hijos porque han detenido a medio centenar de implicados en los ataques, la mayoría policías locales de Iguala y la cercana localidad de Cocula.

Además, en un comunicado emitido el sábado, denuncian que "el Estado ha sido incapaz de coordinar" las investigaciones y recuerdan que es "su responsabilidad encontrar y decir la verdad, sancionar a los responsables, reparar los daños y tomar medidas efectivas y radicales para que crímenes de Estado como el presente no se repitan".

publicidad

No avanza la identificación de restos

Pero las respuestas oficiales escasean y la identificación de restos avanza con lentitud.

Un experto en antropología forense, que trabaja con investigadores federales en otros casos, explicó a la AP que las identificaciones son procesos complejos que toman tiempo, especialmente cuando se trata de restos calcinados en los que apenas queda materia útil para extraer el ADN.

"Si un hueso es cremado a más de 300 grados se hace prácticamente imposible su identificación porque se quema el colágeno", dijo Jorge Arturo Talavera, coordinador de equipo de bioarqueología del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH). "Por eso el crimen organizado empezó a adoptar esta técnica".

Además, añadió que si la exhumación no se hace de forma correcta, "la información se puede mezclar o perder y entonces es imposible de recuperar por mucha ciencia que se haga en el laboratorio".

Expertos procedentes de Argentina

El Equipo Argentino de Antropólogos Forenses informó a la AP que tardará dos semanas más en tener resultados sobre los primeros 28 cadáveres. Los expertos no aclararon si también analizan los otros 10 cuerpos ubicados por la fiscalía.

Pero el equipo argentino, en un comunicado, aclaró que es extremadamente cuidadoso en su relación con los medios de comunicación en lo referente a las indagatorias en curso en las que participa, por respeto a las familias de las víctimas involucradas, destacó Notimex.

publicidad

En este sentido, manifestó su preocupación por el hecho de que personas que se presentaron como pertenecientes a su grupo hayan sido entrevistadas.

Ante ello, el equipo argentino no se responsabiliza de ninguno de los contenidos ni manifestaciones que aparecieron en un artículo periodístico en las que se dieron a conocer opiniones que no dio.

Indignación por falta de respuesta del gobierno mexicano en caso 'Ayotzinapa' Univision
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad