publicidad
La Habana, Cuba.

Gobierno cubano critica la encuesta mientras la disidencia la celebra

Gobierno cubano critica la encuesta mientras la disidencia la celebra

Abel Prieto, asesor del gobernante cubano Raúl Castro, descalifica el estudio de Univision, pero concede que algunos resultados tienen “cierta lógica”.

La Habana, Cuba.
La Habana, Cuba.

Por Maye Primera @mayepri, desde Panamá

Para el gobierno de La Habana, algunos de los resultados de la primera encuesta independiente realizada en Cuba para Univision “tienen lógica” y otros “son una broma”, dependiendo de si éstos le son favorables o no.

El exministro de Cultura y actual asesor de Raúl Castro, Abel Prieto, se ha referido este viernes al estudio realizado en las calles de la isla por la firma estadounidense Bendixen&Amandi, tras el restablecimiento de relaciones diplomáticas con Estados Unidos anunciado el pasado 17 de  diciembre.

“Si los resultados de la encuesta dicen que estos grupos (de oposición) tenían más de un 40% de popularidad y que (el presidente) Obama era más popular que el propio Raúl (Castro), esa encuesta para mí es una broma”, ha dicho Prieto a Univision durante una breve entrevista, en vísperas de la inauguración de la VII Cumbre de las Américas en Panamá.

publicidad

Leer: Exclusiva: Encuesta en Cuba

De acuerdo al estudio, el 80% de los cubanos tiene una valoración positiva del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, mientras que la popularidad del gobernante Raúl Castro es de 47% y la del líder Fidel Castro, de 46%. El estudio fue realizado por encuestadores cubanos entre el 17 y el 27 de marzo de este año, en 14 de las 15 provincias de la isla, y en él participaron 1,200 ciudadanos residentes en el país.

“La encuesta esa evidentemente está a años de la realidad nacional”, sostiene el asesor de Castro. Pero cuando se le pregunta acerca del resultado que indica que el 96% de los cubanos rechazan las leyes del embargo contra La Habana, vigente en Estados Unidos desde la década de 1960, matiza sus opiniones.

“Bueno, quizás en esa parte tiene (credibilidad)”, concede Abel Prieto. “Incluso se quedó corto, porque yo creo que el 100% de los cubanos rechazan el embargo o el bloqueo, como lo llamamos nosotros, que tiene que ver directamente con las dificultades que tiene nuestra economía, que son muy graves”, agrega.

Lo mismo le ocurre cuando repara en que el 64% de los cubanos que respondieron a la encuesta espera que la situación económica de su país mejore con el restablecimiento de relaciones con Estados Unidos.

Leer: ¿Cómo se hizo la Encuesta en Cuba?

“Eso tiene una cierta lógica”, dice el exministro de Cultura, que viajó a Panamá para liderar los actos de repudio oficialistas contra los líderes de la sociedad civil cubana y los movimientos de oposición acreditados en el foro sobre gobernabilidad democrática que se llevó a cabo entre este jueves y viernes, en el marco de las reuniones previas a la cumbre. “Lo que sí parece una broma, yo lo veo como una broma, es lo de la popularidad de Obama con respecto a la Raúl (Castro) o la de estos grupos (de oposición) que no tienen el mejor arraigo en la sociedad cubana”. 

Lo que refleja la encuesta, entre otros asuntos, es que el 46% de los cubanos tiene una opinión positiva de los movimientos de oposición que han cobrado fuerza en la isla en el último lustro, aún sin ser legales. El 52% de los encuestados también opina que es necesario que existan en Cuba más grupos políticos que compitan con el Partido Comunista de Cuba, que maneja el poder con mano de hierro desde hace más de medio siglo.

Al hablar de la calificación que dan los ciudadanos a la disidencia, el asesor del gobernante cubano Raúl Castro vuelve al ataque: “La gente no los conoce, no se dedican siquiera al activismo social. Su tema es el dinero, se pasan la vida viajando, recogiendo premios internacionales, hablando en foros. Estos individuos no tienen en la sociedad cubana la menor resonancia. Son gente pagada, por eso los llamamos mercenarios al servicio de una potencia extranjera que quiere destruir la institucionalidad fundada por la revolución y respaldada por la gente”.

Leer: Metodología de Encuesta en Cuba

Y este punto, también arremete contra la propia metodología del estudio y contra la posibilidad de que éste se haya realizado sin que la férrea seguridad del Estado se diese cuenta. “A mí me parece que tienen que revisar esa encuesta los que la hicieron, si es que realmente la hicieron. ¿Quiénes son esos 1,200 (cubanos)? ¿Quién les dio la guía para escoger a esos 1,200? A mí me parece más una maniobra publicitaria que una encuesta, es lo que pienso”, concluye Abel Prieto. Y de golpe, da por terminada la entrevista.

publicidad

La disidencia celebra los resultados

Para el presidente de la Comisión Cubana para los Derechos Humanos y la Reconciliación Nacional, Elizardo Sánchez, las conclusiones de la encuesta “son razonables” y se corresponden con la realidad social y económica que vive la isla. 

Sánchez, como el 54% de los encuestados, tiene poca fe en que la normalización de relaciones diplomáticas y comerciales con Estados Unidos pueda desembocar en la reforma del sistema político vigente. Una de las razones, explica, es que la isla priva el temor al cambio, como ocurrió en otras sociedades en transición como Rusia, Ucrania, Polonia y Bulgaria. 

“Hay temor al futuro, a una situación nueva. Eso es muy humano, pero en el caso de Cuba es mayor porque los hermanos Castro se presentan como el fin de la historia para los cubanos y al resto del mundo como un desastre”, sostiene el activista por los derechos humanos.

El presidente de la comisión destaca que la firma Bendixen&Amandi haya logrado sondear la opinión de los cubanos en el terreno, de forma independiente: “Solo es más peligroso hacer una encuesta así en Corea del Norte, en segundo lugar está Cuba”. 

El gobierno de los Castro sí suele realizar estudios de esta naturaleza, a través del Grupo de Estudios de Opinión del Comité Central del Partido Comunista, pero no siempre toma en cuenta los resultados para decidir. “Hacen encuestas muy sesgadas y muy secretas. Hicieron una sobre (cuál debía ser el destino) del general Ochoa y aunque la opinión mayoritaria estaba en contra de una medida extrema, Fidel Castro pasó por encima de eso”, recuerda Sánchez, quien sostiene que al gobierno le preocupa solo un sector de la crítica:

publicidad

-Mucha gente se expresa críticamente del gobierno porque sobran los motivos: por el ómnibus que no pasa, el pan que se terminó, por una medicina que no aparece, cosas así. Pero eso no le preocupa al régimen porque es un tipo de crítica inorgánica, aislada. A ellos les preocupa la crítica estructurada de la oposición, que es creciente. En los años 1987-88 eran menos de diez los disidentes actuando abiertamente dentro de Cuba, ahora somos miles en todo el país. Y hay algunas agrupaciones bien vigorosas.

Para Sánchez es un dato revelador cómo el descontento se expresa en porcentajes mayores entre los más jóvenes, de entre 18 y 49 años de edad. De ellos, el 80% siente que no puede expresarse con libertad, el 69% quiere abandonar la isla en busca de un mejor futuro y el 53% tiene una opinión negativa de Fidel Castro.

“La ruptura de los jóvenes es más visible, masiva, lo que ocurre es que a la conclusión que llegan es que hay que marcharse. Esta ruptura de los jóvenes con el régimen comenzó en 1970: cuando terminan los años heroicos de la revolución, la juventud comenzó a retirarle el apoyo que le dio espontáneamente mi generación”, recuerda Sánchez. 

Y eso el régimen lo sabe, dice: “Fidel Castro percibió que la juventud le había retirado el apoyo de los primeros años. Pero el gobierno lo que ha hecho es cerrar los ojos antes esta realidad y tratar  que la juventud no tenga los medios para pensar en términos políticos: la información, los espacios. Si hay una minoría que persiste en hacerlo, para ellos hay represión y cárcel. Pero es una minoría. La mayor parte está pensando escapar de la isla”.

publicidad

Fariñas: “Estamos ganando terreno”

Para Guillermo Fariñas, portavoz del movimiento Unión Patriótica de Cuba (Unpacu), el resultado de este sondeo revela que la oposición ha ganado terreno entre los cubanos, aún a pesar de las condiciones políticas. “Nos da la medida de que estamos ganando, de que la sociedad civil y la oposición interna está trabajando, de que se está acercando el momento en que el gobierno cubano va a tener o que fusilar a su propio pueblo o negociar con su propio pueblo”, dice Fariñas. “Ojalá su conciencia le dé por negociar”.

También la valoración de Estados Unidos y su presidente, Barack Obama, es para Fariñas elocuente: “Es muy representativo, pues los Castro durante estas cinco décadas han tratado de poner al capitalismo y fundamentalmente a los Estados Unidos de América como el infierno, cuando realmente el infierno lo tenemos en la isla”.

A Fariñas no le sorprende que el 55% de los cubanos quiera abandonar el país a la primera oportunidad, pues “cada vez que se establece el comunismo en cualquier país del mundo, eso trae división de la familia, migración, pobreza, carencias”.

Soler: “EEUU ha sido siempre amigo de Cuba”

A la líder del Movimiento Damas de Blanco, Berta Soler, tampoco le extraña la simpatía por Estados Unidos que refleja esta encuesta entre los cubanos. “Todos los gobiernos que ha tenido hasta el momento Estados Unidos han sido amigos del pueblo de Cuba”, dice Soler y argumenta que han sido los hermanos Castro los únicos que han tenido “al imperio” por enemigo y culpable de los males que aquejan a la isla. 

publicidad

 Soler también llama la atención sobre cómo la ayuda económica de la diáspora cubana, especialmente de Estados Unidos, ha jugado un papel fundamental en la sobrevivencia del país. “En el pueblo de Cuba, muchos tienen familia en el exilio, pueden recibir remesas y la situación económica de sus familias mejora un poco”, apunta. Lo que refleja la encuesta es que una tercera parte de la población (34%) vive del dinero que le envían sus familiares en el exterior, en el 61% de los casos desde EEUU.

A la presidenta de las Damas de Blanco le resulta además significativo que 1,200 cubanos hayan accedido a responder sin reparos las 75 preguntas que constituyen la encuesta. “Ya se puede ver que los cubanos han perdido un poco el miedo y que son capaces de expresarse, aún sabiendo que sus opiniones van a salir (a la luz pública)”. Solo eso, para ella, constituye un enorme avance.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad