publicidad

CIDH condenó a Colombia por caso de la toma del Palacio de Justicia

CIDH condenó a Colombia por caso de la toma del Palacio de Justicia

La Corte Interamericana de Derechos Humanos anunció una condena contra Colombia por desapariciones forzadas.

Veintinueve años después de la toma del Palacio de Justicia de Bogotá, la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) condenó al Estado colombiano por desapariciones forzadas y ejecuciones extrajudiciales en el marco de una operación en 1985 para recuperar las instalaciones tomadas por la guerrilla del M-19.

La Corte publicó en su página web el fallo en el que condena al Estado colombiano por desapariciones forzadas, una ejecución extrajudicial, privaciones de libertad arbitrarias, torturas, y violaciones a derechos a la integridad personal así como garantías judiciales y protección judicial.

El fallo señala que las personas desaparecidas forzadamente fueron Cristina del Pilar Guarín Cortés, David Suspes Celis, Bernardo Beltrán Hernández, Héctor Jaime Beltrán Fuentes, Gloria Stella Lizarazo Figueroa, Luz Mary Portela León, Lucy Amparo Oviedo Bonilla y Gloria Anzola de Lanao.

Parte del fallo es indemnizar con más de 7 millones de dólares a 11 familias de víctimas de ese siniestro.

A estos hechos se los conoció como Operación Antonio Nariño. Fue un asalto perpetrado el 6 de noviembre de 1985 por un comando armado de guerrilleros del Movimiento 19 de abril (M-19). Ocurrió en la sede del Palacio de Justicia en Bogotá, a una cuadra de la residencia presidencial.

La reacción de la Policía Nacional y del Ejército Colombiano fue inmediata. Rodearon el edificio e iniciaron una operación de retoma que duró hasta el día siguiente.

publicidad

El M-19 mantuvo bajo su poder a cerca de 350 rehenes: entre ellos había magistrados, consejeros de Estado, servidores judiciales, empleados y visitantes del Palacio de Justicia. Entre ellos se encontraba el magistrado Carlos Horacio Urán Rojas.

Por este caso, los jueces también encontraron responsable al Estado colombiano. Su ejecución extrajudicial y desaparición forzada resultaron un escándalo.

"Es posible concluir que el señor Carlos Horacio Urán Rojas fue desaparecido forzadamente (...) Este Tribunal estableció que fue ejecutado mientras se encontraba en custodia de agentes estatales", según la sentencia.

Una investigación de Noticias Uno logró reconstruir lo que había pasado con el magistrado, gracias a un video inédito publicado en el 2007. En las imágenes se observa al magistrado auxiliar Carlos Horacio Urán Rojas saliendo herido pero vivo del edificio. Veinticuatro horas después, su cadáver fue encontrado entre los muertos durante la toma y retoma del palacio.

Las imágenes son reveladoras: en ellas se puede ver al magistrado Urán con un saco formal y sin camisa. Salta sobre una pierna y es recibido por un militar. Todo esto ocurre mientras se escuchan tremendos estruendos de balas en el Palacio de Justicia en Bogotá.

Posteriormente, el cuerpo de Urán fue encontrado con una bala en la cabeza. El reportaje de Noticias Uno explica que, según la autopsia, Carlos Urán murió por un proyectil de 9 milímetros, disparado sobre su cabeza y hecho a quemarropa. También su cuerpo presentaba un disparo en el pecho.

Meses después de la batalla sangrienta, la familia de Urán encontró en una bóveda la billetera del magistrado. La cartera estaba penetrada por un orificio de bala.

Su viuda, Ana María Bidegain, asegura que lo había visto salir vivo en las imágenes transmitidas por la televisión local, pero un día después sus esperanzas se desvanecieron cuando le avisaron que su esposo estaba muerto. Desde ese momento su calvario no ha parado. Tampoco, su búsqueda de justicia.

Noticias Uno se contactó con un sobreviviente de la toma del palacio que fue rehén durante 26 horas al lado de Carlos Urán. Se llama Nicolás Pájaro Peñaranda y habló sobre el misterio de la falta de camisa de Urán al salir del Palacio.

“Recuerdo que Urán dijo que él ofrecía su camisa para que la llevara en las manos el mensajero del grupo de rehenes con el Ejército”, es la teoría de este sobreviviente.

Pájaro Peñaranda fue herido con una bala en su cadera. Fue trasladado a una clínica. Mucho tiempo después se enteró que Carlos Horacio Urán fue encontrado muerto entre las ruinas de la toma.

La evidencia del primer video no fue la única. Después salieron otros dos que mostraban a Urán saliendo vivo del edificio pero por problemas técnicos no resultaron útiles para su identificación.

publicidad

Los enfrentamientos entre los guerrilleros y la Policía y el Ejército terminaron 27 horas después de que iniciaron. El saldo fue de 98 muertos, entre ellos 11 magistrados.  

En un inicio también se reportaron 11 desaparecidos pero en el año 2000 se aclaró que la cifra se reducía a 10 personas tras el hallazgo del cadáver de Ana Rosa Castiblanco, una empleada de la cafetería que fue encontrada en una fosa común.

Por las investigaciones de la Fiscalía, desde el 2005, han sido detenidos dos coroneles y el coronel Alfonso Plazas Vega.

La toma ha sido calificada de holocausto y masacre por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad